Alejandra Portuguez Morales.23 octubre, 2018

Doña Santamaría Rojas es la mamá de un agricultor de apellidos López Rojas (28 años) a quien acusan de ser un asesino en serie. Pero ella lo defiende y dice creer en su inocencia.

La señora, de 52 años, ha viajado cada ocho días a la cárcel de Puntarenas desde hace un año para ver a su único hijo y este martes llegó temprano a los Tribunales de Quepos, donde empezó el juicio contra López, y dijo que lo acompañará hasta el final.

Al peón, oriundo de Parrita, lo acusan de los homicidios de Anacedy Salazar Carrillo, de 35 años, y el de la modelo Isamar Córdoba Ramírez, de 26 años.

El primer ataque mortal que le atribuyen a López ocurrió el 14 de febrero del 2017, el Día del Amor y la Amistad, en playa Marisol de Parrita; el segundo fue el 11 de mayo de ese mismo año, día del cumpleaños del peón, y fue cuando mató a la modelo en una finca sembrada de sandía en Barbudal de Parrita.

El agricultor, de apellido López, es considerado un asesino serial de Parrita que estaba atacando cada tres meses. Foto: Archivo LT
El agricultor, de apellido López, es considerado un asesino serial de Parrita que estaba atacando cada tres meses. Foto: Archivo LT

El peón fue detenido el 18 de julio del 2017. El director del OIJ, Wálter Espinoza, afirmó en aquel momento que la forma de operar del hombre era la de un asesino en serie. Los investigadores determinaron que atacaba cada tres meses en fechas relacionadas con celebraciones, por eso lo detuvieron previendo que atacara el 15 de agosto, Día de la Madre.

En primera fila

Doña Santamaría se sentó este martes en la primera banca de la sala de juicio, al frente de su hijo. No le quitaba la vista de encima y por ratos se sostenía la cabeza o se quedaba viendo al piso.

“Le voy a dar el apoyo a mi hijo hasta lo último. Como la mamá que soy, creo en la inocencia de él, voy hasta el final, les pido a los jueces que hagan justicia, pero no creo que mi hijo lo haya hecho”, dijo en las afueras del tribunal.

Santamaría Rojas, mamá del acusado: Él me ha dicho ‘mami, ¿usted me ve cara de asesino? no soy un asesino'. Nunca ha tenido ningún problema con la justicia.

La mamá agregó que su hijo trabajó para varios supermercados de la zona y que ella lo considera una persona de buena conducta.

Doña Santamaría Rojas, mamá del peón investigado visita en la cárcel a su hijo cada ocho días desde hace un año y tres meses, dice que va hasta el final con él. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Doña Santamaría Rojas, mamá del peón investigado visita en la cárcel a su hijo cada ocho días desde hace un año y tres meses, dice que va hasta el final con él. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Doña Santamaría afirmó que conoció de vista a Anacedy y a la familia de ella, pero nunca tuvo una relación con ellos.

“No sabría decirle si ellos (acusado y víctimas) fueron novios, les pido a los jueces que vean bien las cosas, que no se ensañen solo con mi hijo, porque eran siete sospechosos”, afirmó.

23 testigos tiene la Fiscalía para este debate

El Ministerio Público es representado por la fiscal Katherine Chaves y se estima que el juicio dure cuatro días y termine este viernes.

El acusado descuenta prisión preventiva en la cárcel de Puntarenas, durante el juicio permanece en silencio. Les pone atención a los testigos y solo conversa con su defensora pública, Melissa Masís, ni siquiera vuelve a ver a su mamá. El primer día del juicio llegó con una camiseta mostrando los brazos, una pantaloneta y en tenis; les aseguró a los jueces que es agricultor y que solo sacó el sexto grado.

Doña Santamaría visita a su hijo cada semana en la cárcel de Puntarenas

Constructor encontró primer cuerpo

El constructor Mario Alberto Rivas es uno de los testigos de este debate y dijo que fue él quien encontró el cuerpo de Anacedy cuando era arrastrado por las olas.

Contó que vive a unos 200 metros de la playa y acostumbra salir a caminar por las mañanas. El 15 de febrero del año pasado salió a las 6:30 de la mañana y vio el cuerpo, así que de inmediato llamó al 9-1-1.

“Me impactó mucho porque le vi (a Anacedy) el cuello cortado”, detalló.

Rivas también encontró el carro de Anacedy y vio que tenía quebrada la ventana izquierda del asiento trasero.

Otros testigos fueron Kelly Salazar, hermana de Anacedy y quien agregó que trabajaban juntas como saloneras en una soda. Dijo que la última vez que vio a su hermana fue un día antes de que la encontraran muerta. La vio cuando pasó a la casa de la mamá y le dijo que iba a ir a lavar. La recordó como una mujer muy esforzada y preocupada por los dos hijos que dejó, de 13 años y de 17 años.

Minor Morales, amigo de Anacedy, les dijo a los jueces que eran excompañeros de colegio. Recordó que la noche antes de que encontraran el cadáver de la salonera estuvieron compartiendo en un bar con otras personas.

En el juicio el sospechoso está custodiado de cerca por los oficiales. Foto: Alejandro Madrigal.
En el juicio el sospechoso está custodiado de cerca por los oficiales. Foto: Alejandro Madrigal.

“Al amanecer vi algunos mensajes en el grupo (WhatsApp), preguntaban si alguno sabía dónde estaba Anacedy porque la familia estaba preocupada porque no fue a dormir a la casa”, recordó Minor.

Morales describió la playa en la que dejaron el cuerpo de Ana como solitaria.

Los jueces también escucharon la declaración de la hija de Anacedy, pero por ser una menor de edad (13 años), la declaración fue privada.

La fiscal Katherine Chaves le aseguró al tribunal en la acusación que luego de atacar a las mujeres, el sospechoso se adueñó de los celulares de ellas. A la hija de Anacedy incluso le mandó un mensaje por WhatsApp y le pidió fotos íntimas.

Este miércoles el tribunal escuchará los testimonios de allegados y familiares de la modelo Isamar Córdoba, a quien le decían Chiquis.

Isamar Córdoba Ramírez fue la segunda víctima del sospechoso, así lo afirmó el Ministerio Público, la primera fue Anaceby Salazar. Foto: Archivo LT
Isamar Córdoba Ramírez fue la segunda víctima del sospechoso, así lo afirmó el Ministerio Público, la primera fue Anaceby Salazar. Foto: Archivo LT