Por: Rocío Sandí.   28 mayo
Los agentes allanaron las oficinas del PANI localizadas en barrio Luján, en San José. Foto: Alonso Tenorio.

La Policía Judicial llegó a las oficinas del PANI en busca de pruebas que demuestren que la institución tenía conocimiento de las agresiones que sufría un niño de 5 años, quien murió antes de que el caso fuera atendido.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) hizo cuatro allanamientos este martes a las 9 de la mañana. Uno en las oficinas centrales de la entidad, en barrio Luján, San José, y los otros tres en Alajuela, uno en barrio San José, otro en La Agonía y el último en las cercanías de los tribunales.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que llegaron a los lugares con la intención de decomisar computadoras y secuestrar el expediente del menor con el fin de analizar y determinar si los trabajadores actuaron de forma correcta cuando recibieron los reportes de agresión contra el menor, por medio del 911.

El niño perdió la vida el jueves 9 de mayo y según informó entonces la Policía Judicial tenía desnutrición severa, moretes, heridas y aparentes quemaduras.

La mamá del niño está esperando otro bebé. Foto: Francisco Barrantes / Archivo.

Ese mismo día los agentes judiciales arrestaron a la mamá del niño, una mujer de apellido Marroquín (22 años) y quien está esperando su segundo hijo. Detuvieron también al padrastro, apellidado Pérez y de 25 años.

Un juez les impuso prisión preventiva mientras se recogen más datos para la investigación.

2 semanas tiene el OIJ de investigar el PANI
Ayuda nunca llegó

El personal de la oficina regional del PANI en Alajuela reconoció que días antes de la muerte del angelito había recibido la denuncia por maltrato, pero, según ellos, el día que fueron a buscar la familia para verificar la información no encontraron la casa.

Patricia Vega, presidenta de la entidad, dijo que ellos tenía conocimiento de la denuncia desde el sábado 4 de mayo, es decir, cinco días antes de que el chiquito muriera.

El lunes 6 de mayo la coordinadora de la oficina regional de esa institución clasificó la denuncia como de “prioridad 1”, es decir, para atender en un plazo de 24 horas.

Los trabajadores del PANI llegaron a la casa del niño hasta el día de su muerte. Foto: Francisco Barrantes.

“La denuncia es atendida el 8 (de mayo) en la tarde. La funcionaria va al lugar y con la dirección que consta que pusieron ese sábado no encuentra la casa”, dijo Vega.

Supuestamente luego la trabajadora consultó con vecinos, con el pulpero, tocó puertas y al no encontrar la casa se fue para la escuela; buscaron al director, le preguntaron por ese niño, pero el docente informó de que no estaba en el sistema. Después de esa diligencia, la funcionaria decidió devolverse y no se supo más del caso hasta cuando se conoció la muerte del niño.

Un día después de que se conociera que el pequeño había fallecido la Fiscalía ordenó una investigación contra el PANI para esclarecer la situación.

El Ministerio Público detalló que hasta el momento se investiga un presunto delito de incumplimiento de deberes y se tramita contra ignorado, es decir, de momento no hay personas imputadas por los hechos, sin embargo, con los operativo de este martes se espera determinar cuales funcionarios tuvieron participación en el hecho y si alguno cometió una falta.