Sucesos

Anillos de asesinada en masacre llevaron a dar con dos primos sospechosos

La sortija de matrimonio fue encontrada en allanamientos anteriores por drogas

Escuchar este artículo

Los anillos de compromiso y de matrimonio de Alina Villarevia Rivera fueron parte de lo que llevó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a dar con dos primos sospechosos de la masacre ocurrida en Llano Bonito de Buenos Aires, Zona Sur.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que han tenido un buen acercamiento con la familia de Alina y de su esposo César Quesada, quienes fueron parte de las seis víctimas de ese ataque; durante estas investigaciones lograron establecer que Alina siempre andaba con sus anillos.

A las autoridades les llamó la atención que durante el hallazgo del cuerpo de ella hacían falta estas joyas.

Durante un operativo que realizaron las autoridades por droga en la zona encontraron el anillo de matrimonio. Desde ese momento se encendieron las alarmas que tenían a los sospechosos cerca.

Aún les falta dar con la sortija de compromiso, la cual buscan desde la madrugada de este miércoles mediante cinco allanamientos en Brunka, Volcán y Llano Bonito de Buenos Aires, Zona Sur.

En los operativos detuvieron a los primos Rojas Cascante, de 19 años, y Saldaña Rojas, de 28 años, como los responsables de cometer la masacre.

Las capturas ocurren nueve meses después de que ocurrió la tragedia, el domingo 17 de octubre del 2021.

Espinoza agregó que las víctimas fueron sorprendidas a balazos ese día a las 10:00 a.m.

“Fue un abordaje sorpresivo por parte de estas personas, hubo una serie de disparos que acabaron con la vida de las seis personas que se encontraban en el sitio. Luego intentaron incinerarlos, lo lograron con algunos, sin embargo por circunstancias que no hemos establecido debieron huir del sitio y eso nos permitió recuperar algunos indicios”, explicó Espinoza.

La huida de estas personas evitó que pudieran quemar a todas las víctimas y eso permitió al OIJ despejar algunas evidencias.

“En el lugar logramos establecer que habían sustraído dos anillos, uno de matrimonio y otro de compromiso (de Alina), eso fue un dato muy importante porque durante el proceso de investigación logramos la ubicación de uno de estos anillos, que era gemelo del que portaba el esposo (César)”, agregó Espinoza.

Susan Zúñiga Rodríguez, una de las seis víctimas de la masacre en Llano Bonito de Buenos Aires. Foto tomada de Facebook.

La investigación señala que la razón del ataque solo fue para robarles.

“De acuerdo con la hipótesis de la Policía y del Ministerio Público, ellos (los primos) fueron las personas que cometieron el hecho criminal”.

“El móvil -de acuerdo con nuestro planteamiento- es el robo, tanto así que hemos recuperado elementos que sustrajeron en el lugar: herramientas, un anillo de matrimonio que es muy importante en el caso y pretendemos ubicar armas de fuego que fueron sustraídas del sitio y de otros lugares”, señaló el director policial.

Además del matrimonio, los primos sospechosos acabaron con la vida del hijo mayor de ellos Daniel y la pareja de novios Susan Zúñiga Rodríguez y Willy Borbón Muñoz; así como el dueño de la propiedad, el estadounidense Stephen Paul Sandusky.

Relacionados con muerte de cuidador de finca y guarda

A los primos además se les vincula con el asesinato del cuidador finquero José Navarro, a quien de cariño le decían ‘Chepe Navarro’.

A Navarro lo atacaron entre el lunes 30 de agosto y el miércoles 1 de setiembre del 2021 en una zona montañosa conocida como finca Mabe.

Josué Araya, jefe de batallón de la estación de bomberos de esa zona, detalló que la casa más cercana de donde ocurrió la emergencia está a dos kilómetros y quizás esa sería la razón por la que no dieron la alerta antes, así lo dijo cuando les alertaron del hallazgo.

A los dos jóvenes detenidos esta mañana también se les investiga por el homicidio del guarda de un piñera, Marcos Manuel Hidalgo Arguedas, que ocurrió el 18 de diciembre del 2021 en Llano Bonito.

El asesinato de Hidalgo ocurrió a tan solo tres kilómetros de la masacre. Hidalgo murió de un balazo en el pecho. Al parecer le robaron la pistola con la que trabaja y las pertenencias que utilizaba para sus funciones.

Desde el 2020 Stephen Paul Sandusky había denunciado ante las autoridades que en la zona estaban ocurriendo muchos robos violentos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.