Sucesos

Asesinan a guarda de piñera en pubelo donde en octubre mataron a seis personas

El guarda de seguridad de una piñera recibió un balazo en el pecho y luego le robaron el arma de reglamento y los artículos personales

escuchar audio Escuchar este artículo

Marcos Manuel Hidalgo Arguedas, guarda de una piñera, de 39 años, fue asesinado la noche de este sábado en el mismo pueblo en el que el 17 de octubre de este año asesinaron a seis personas.

El asesinato de Hidalgo ocurrió en Llano Bonito de Brunka de Buenos Aires, en la zona sur, a tan solo tres kilómetros de la masacre de hace dos meses en la que mataron al estadounidense Stephen Paul Sandusky, los esposos César Quesada y Alina Villarevia, el hijo de ellos Daniel y la pareja de novios Susan Zúñiga Rodríguez y Willy Borbón Muñoz.

Hidalgo murió de un balazo en el pecho. Al parecer le robaron la pistola con la que trabaja y las pertenencias que utilizaba para sus funciones.

De acuerdo con las autoridades, Hidalgo debía hacer recorridos entre la plantación de piña con una moto y pasadas las 9 p. m. del sábado a los compañeros de él les extrañó que no llegara a su puesto de trabajo, por lo que lo fueron a buscar y lo encontraron en la plantación sin vida, a la par de la moto que usaba.

Las autoridades encontraron un casquillo de bala, el cual fue decomisado para analizarlo y compararlo con las evidencias de otros ataques.

Hidalgo tenía dos hijas y una de ellas tiene apenas dos meses de edad.

Él le trabajaba a una empresa de seguridad privada, que le brinda servicios a la piñera en la región.

Sospechan

Los vecinos sospechan de un supuesto grupo organizado en la comunidad en el que, al parecer, uno de los miembros sería un exprivado de libertad.

El miércoles 1 de setiembre anterior los bomberos recibieron la alerta de otro hombre fallecido dentro de una casa quemada a un kilómetro y medio de Llano Bonito.

Ese incendio habría ocurrido entre la noche del domingo 29 de agosto y la madrugada del lunes 30 agosto, pero por ser una zona alejada, nadie se enteró cuando ocurrió.

A la víctima de este caso la identificaron como José Navarro, de 60 años.

A él le decían Chepe Navarro de cariño y era cuidador de la finca donde ocurrió el incendio. Los lugareños presumen que también fue asesinado para robarle.

Los vecinos aseguran sentir temor de convertirse en las siguientes víctimas de asaltos y muerte en la zona.

Stephen Paul Sandusky denunció, desde el 2020, que en la zona estaban ocurriendo muchos robos violentos.

El Ministerio Público identificó a dos hombres de apellidos Azofeifa y Picado como sospechosos del presunto delito de apropiación irregular al tener pertenencias del estadounidense.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.