Sucesos

Bus del colegio le recuerda a mamá la trágica muerte de su hijo

La familia de Dagoberto Cortés Montiel, de 13 años, le pide al conductor que lo atropelló y se dio a la fuga, que se entregue

Escuchar este artículo
Dagoberto Cortés, joven de 13 años que falleció atropellado por conductor que se dio a la fuga en Nicoya. Foto cortesía.

Doña Ericka Montiel Torres siente un dolor enorme cada vez que ve el bus del que se bajaba su amado hijo Dagoberto Cortés Montiel, de 13 años, cuando regresaba del Colegio Técnico Profesional de Mansión de Nicoya.

Esto porque la señora nunca más verá a su muchacho bajarse de ese autobús por culpa de un ingrato conductor que lo mató en un atropello y que luego se dio a la fuga como si nada hubiera pasado.

“Mi mamá no puede ver llegar el bus del colegio y ver que él no se baja porque se descompone”, dijo Andrea Montiel, hermana de Dagoberto.

La pesadilla que vive doña Ericka y toda su familia inició el pasado lunes 1º de agosto, cuando Dagoberto, quien viajaba en bicicleta hacia su casa, fue arrollado por un carro en Acoyapa de Mansión, en Nicoya de Guanacaste.

El cuerpo del colegial fue encontrado a las 5:50 p.m. por unos romeros que caminaban por esa zona, ellos fueron quienes dieron aviso a las autoridades.

“De mi hermanito me hace falta todo, recuerdo que jugaba con mi hijo como si fuera su propio hermano”.

—  Andrea Montiel, hermana de Dagoberto.

Más de un mes ha pasado desde la trágica muerte, pero hasta la fecha no se sabe nada del conductor que lo atropelló. Cada día que pasa son más las preguntas y menos las respuestas para los seres queridos del joven.

“La fiscal que lleva el caso nos dijo que ahorita están como en un punto ciego, que tienen que esperar que el OIJ les entregue más informes, pero en el OIJ nos dicen que aún falta más por investigar, pero no nos resuelven nada”, dijo la hermana del colegial.

Perdieron la paz

Toda la familia del jovencito carga con un dolor indescriptible; sin embargo, los más afectados han sido sus papás: doña Ericka y don Raúl.

“Ha sido terrible, más que todo para mi padrastro y mi mamá, porque ya no pueden dormir bien, pasan llorando y hasta hemos tenido que llevar a mi mamá a la clínica.

Dagoberto Cortés, joven de 13 años que falleció atropellado por conductor que se dio a la fuga en Nicoya. Foto cortesía.

“Es algo horrible, ellos se despiertan en la madrugada llorando y gritando, no hay palabras para describir lo que estamos pasando”, contó Andrea.

Montiel explicó que no hay nada que logre apaciguar el dolor que sienten su mamá y su padrastro, pues ellos amaban con toda el alma a Dagoberto, y lo chineaban a más no poder porque era el menor de todos. “Era el bebé de la casa”, dijo Andrea.

“A raíz de todo esto ellos pasan medicados y estamos esperando la cita con la psicóloga, pero aún no nos han dicho cuándo, entonces hemos tenido que comprarles cosas naturales y pastillas para tratar de que estén tranquilos”, añadió.

“Queremos que ese conductor se haga responsable, aunque eso no nos va a devolver a mi hermanito, al menos nos daría un poco de paz”.

—  Andrea Montiel, hermana de Dagoberto.

Dejaron su casa

Andrea contó que la muerte de su hermanito cambió por completo la vida de toda su familia, incluso los papás del menor abandonaron la casa en la que vivieron por muchos años en Acoyapa de Mansión, en Nicoya.

“Ellos ya no están en la casa en la que vivían con mi hermanito, ahora están viviendo en la casa de mi hermana mayor, que está como a cincuenta metros, porque no soportan estar ahí (en la casa), mucho menos en el cuarto de mi hermanito”, contó.

Montiel contó que esa casa está desocupada desde la muerte de Dagoberto, pues su mamá y su padrastro se negaron a pasar la noche ahí sin la compañía de su amado hijo.

La familia del colegial no descansará hasta que se haga justicia, por eso es que le piden a las autoridades que no se olviden del caso de Dagoberto y hagan todo lo posible por dar con el responsable de quitarle la vida.

“A esa persona le digo que por favor se entregue, que tenga el valor de afrontar las consecuencias, porque él no solo le quitó la vida a un niño de trece años, también se la quitó a toda su familia”.

Si usted tiene información de este caso puede comunicarse con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) al teléfono 800-8000-645 o al WhatsApp 8800-0645, del Centro de Información Confidencial.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.