Adrían Galeano Calvo.15 octubre, 2018
La española Arantxa Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero en agosto. Foto tomada de Facebook
La española Arantxa Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero en agosto. Foto tomada de Facebook

Al hablar de Albin Díaz Hawkings, el capitán Leonel Estrada Hansack lo describe como un hombre bueno, leal y trabajador, este recuerdo es el que le impide pensar que ese mismo hombre que trabajó a su lado sea quien asesinó la turista española Arantxa Gutiérrez López.

Estrada era el capitán del barco Two Friends II, embarcación que ayudó en el rescate de 19 turistas costarricenses que naufragaron en Corn Island, en el Caribe nicaragüense, en enero de 2016. En el percance perdieron la vida 13 personas, todas costarricenses.

En el rescate participaron los 14 pescadores que formaban la tripulación de Estrada, entre ellos estaba Díaz, quien incluso ayudó a una de las mujeres que fueron sacadas del mar.

Más de dos años después de ese trágico evento, don Leonel volvió a escuchar sobre su amigo Albin, pero esta vez no eran buenas noticias, mas bien era todo lo contrario.

“Acerca de Albin he escuchado que lo tienen encarcelado en Costa Rica por un caso horrible, aunque yo no creo que eso sea cierto, pero eso es lo que dicen las autoridades de Costa Rica”, contó.

Estrada fue uno de los marineros que participó en el rescate de los náufragos en Corn Island en enero del 2016. Foto Archivo.
Estrada fue uno de los marineros que participó en el rescate de los náufragos en Corn Island en enero del 2016. Foto Archivo.

Estrada dijo que en el fondo siente que Díaz no cometió ese terrible hecho y aseguró que desde que se enteró de la situación ha deseado ayudarlo, pero se siente muy triste al saber que no puede hacer nada por él.

Tiempo en el mar

El capitán recordó que él y Díaz se conocieron por medio del trabajo, ya que el hombre se unió a su tripulación en busca de ganarse la vida pescando langostas mar adentro.

Como los viajes de pesca duraban hasta 15 días, el capitán y Alvin pasaron mucho tiempo juntos, por lo que se empezaron a llevar bastante bien, hasta el punto que Estrada lo llegó a considerar un buen amigo.

“Durante el tiempo que trabajó conmigo demostró ser una persona trabajadora y responsable en el trabajo que se le asignaba, pero hace como un año él dejó de trabajar conmigo”, añadió.

Por motivos que el capitán no recuerda, Díaz decidió bajarse del barco y dejar su trabajo como pescador. En apariencia ahí fue cuando jaló de Nicaragua y entró de forma ilegal a Costa Rica.

Para el mes de febrero de este año, Albin ya estaba en territorio nacional, así se lo hizo saber a una familiar suya en su perfil de Facebook, pues le contó que estaba viviendo en Tortuguero y se ganaba la vida trabajando en una construcción.

El capitán dijo que la noticia sobe su amigo lo sorprendió muchísimo. Foto La Prensa de Nicaragua
El capitán dijo que la noticia sobe su amigo lo sorprendió muchísimo. Foto La Prensa de Nicaragua
Nunca se sabe

Aunque dijo que para él era casi imposible pensar que su amigo cometiera un crimen así, don Leonel reconoce que realmente nunca se termina de conocer a una persona, por lo que siempre queda una pequeña duda.

“Aunque sea amigo uno puede ver a una persona como buena, pero por dentro nadie sabe quién es, ni que es lo que piensa, lo único que puedo decir es que nunca he visto a Albin agrediendo a alguien”, añadió.

Estrada sigue confiando en la inocencia de su amigo; sin embargo, las pruebas dicen lo contrario, pues los agentes del OIJ encontraron rastros de su saliva en el cuerpo de Arantxa Gutiérrez López, quien fue asesinada el pasado 4 de agosto en Tortugero, Pococí.

En cuanto al proceso judicial, el Ministerio Público se comprometió a que la acusación en contra de Díaz, quien esta descontando seis meses de prisión preventiva desde el pasado 15 de agosto, sea enviada al Juzgado Penal de Pococí antes de que termine el año.