Adrían Galeano Calvo.15 agosto, 2018
El OIJ dijo que encontraron ADN de Díaz en el cuerpo de la española. Fotos: Reyner Montero
El OIJ dijo que encontraron ADN de Díaz en el cuerpo de la española. Fotos: Reyner Montero

Dos de los sobrevivientes del trágico naufragio ocurrido en enero del 2016 en Corn island, en el Caribe nicaragüense, no salen del asombro que les causa saber que uno de los hombres que los rescataron es el sospechoso de haber violado y asesinado a una turista española en Tortuguero.

Antes de ser conocido como el sospechoso principal de dar muerte a Arantxa Gutiérrez López, el nicaragüense de apellidos Díaz Hawkings formó parte de la tripulación del barco Two Friends II y ayudó en el rescate de 19 turistas costarricenses. En el naufragio perdieron la vida 13 personas, todas ticas.

Entre los sobrevivientes se encuentran Florencio Castro y Krissia Chanto, quienes contaron a La Teja este miércoles que están sorprendidos por el vinculo entre el “rescatista” y el crimen de la española.

Aunque ninguno de los dos recuerda a Díaz, ambos dijeron que fue una verdadera sorpresa saber que ese hombre estuvo luchando por salvar las vidas de quienes viajaban en la lancha Reina del Caribe, que se volcó por la fuerza del viento y las olas.

“Yo me acabo de enterar, a él (Díaz) no lo conocí, solo recuerdo la embarcación que se aproximó a nosotros”, dijo Chanto.

Sin tomar partido
En el naufragio fallecieron 13 costarricenses. Foto: 19 digital
En el naufragio fallecieron 13 costarricenses. Foto: 19 digital

La vida de Díaz cambió completamente. Hace más de dos años era visto como uno de los grandes héroes en medio del naufragio y ahora es señalado como un asesino.

Pese a que esta situación es contradictoria, y hasta chocante, doña Krissia Chanto dijo que ella no puede opinar mucho y que solo puede hablar de lo ocurrido aquel trágico sábado 23 de enero en el Caribe de Nicaragua.

“No podría hablar bien o mal porque en ese momento (Díaz) actuó bien y ahora no sabemos la situación que se dio (…) Las circunstancias fueron diferentes, los tiempos son diferentes entonces no podría tomar partido en eso”, dijo.

Don Florencio tuvo un pensamiento similar al de Chanto, pero aseguró que si se demuestra que Díaz es el responsable del homicidio de la española debe ser condenado.

Visto de cerca

Durante los últimos días las fotografías del pinolero han estado circulado en varios medios nacionales, pero no es la primera vez que aparece en un periódico. Después del naufragio tuvo su campito en un medio de comunicación nicaragüense.

El domingo 7 de febrero de 2016 el diario La Prensa de Nicaragua publicó una nota sobre lo sucedido en el naufragio y en esta misma publicación entrevistaba a Díaz y a su capitán, Leonel Estrada, en la comunidad de Bluefields.

La española Arantxa Gutiérrez López fue asesinada el sábado 4 de agosto en Tortuguero. Foto tomada de Facebook
La española Arantxa Gutiérrez López fue asesinada el sábado 4 de agosto en Tortuguero. Foto tomada de Facebook

“El pescador (Díaz) revela que la decisión de rescatar a los náufragos no se tomó. El capitán (Leonel) les dijo que iban a salvar a las personas y ellos sin pensarlo se lanzaron. Previamente don Leonel había llamado a Pasenic (Pacific Seafood de Nicaragua S.A) para pedir permiso de rescatar a cuantos sobrevivientes pudiera y que ellos le aseguraran que siempre comprarían las langostas (que habían pescado). Le dieron luz verde”, indica la publicación.

En la publicación también se habla de cómo Díaz ayudó a una mujer extranjera, rescatada del agua.

“Alvin fue atento con Shura y le dio una camisa seca para que se cambiara, pero ella se la dio a un nuevo náufrago que subía al bote”, añade la publicación.

Esta entrevista, justo con una foto que sale vinculada a la nota, son las pruebas más claras de que el hombre que participó en el rescate es el mismo señalado por asesinar a Arantxa Gutiérrez.

De momento no se tiene claro cuándo fue que Díaz llegó a Costa Rica, pues estaba indocumentado; sin embargo, las autoridades presumen que tiene más de tres meses en el país, tiempo que aprovechó para asentarse en Tortuguero y conseguir trabajos de mantenimiento en un hotel en esa misma zona.