Rocío Sandí.5 enero
El intento de asalto fue el jueves al mediodía. Foto Alonso Tenorio
El intento de asalto fue el jueves al mediodía. Foto Alonso Tenorio

El oficial de seguridad del BAC que mató a tres asaltantes el jueves anterior en Coronado durante un intento de asalto está muy tranquilo y fuera del hospital.

Según contó a La Teja un conocido de él, el oficial está muy bien de ánimo y también se ha recuperado físicamente de forma satisfactoria.

“Del balazo (en la clavícula) está bastante bien, por dicha, está incapacitado pero ya pronto podrá retomar sus labores. Aunque él está tranquilo porque sabe que actuó como debía, ya está siendo atendido por un grupo de psicólogos especialistas en este tipo de casos que le dio el banco, ya que así lo especifica el protocolo”, detalló el allegado, quien pidió no revelar el nombre.

Según se supo, la institución bancaria está analizando varias medidas de seguridad para proteger la integridad del agente de seguridad, entre ellas cambiarlo de lugar de trabajo.

El valiente oficial resultó con un balazo en la clavícula cuando defendió a una mujer que iba llegando al BAC del centro comercial Paso Nuevo en Coronado.

03/01/2018 Tres supuestos ladrones murieron cuando intentaban asaltar a un cliente bancario en las afueras del BAC San José del centro comercial Paseo Nuevo, en Vázquez de Coronado, San José.foto Alonso Tenorio
03/01/2018 Tres supuestos ladrones murieron cuando intentaban asaltar a un cliente bancario en las afueras del BAC San José del centro comercial Paseo Nuevo, en Vázquez de Coronado, San José.foto Alonso Tenorio

La señora llevaba ¢30 millones en un bolso, producto de las ventas de un supermercado y cuando estaba a punto de entrar al banco un asaltante la golpeó en la cabeza y le arrebató el bolso. En ese momento el guarda salió corriendo y se le fue encima al sospechoso.

Eso hizo que dos de los hijos del ladrón empezaran a luchar contra el vigilante, incluso le dispararon, por lo que él se defendió respondiendo al fuego.

Los tres delincuentes, identificados como Carlos Quesada Ramírez, de 46 años y sus dos hijos Daniel Quesada Fuentes, de 21 años y Jessie Quesada Fuentes, de 29, fallecieron debido a los balazos que recibieron.

Ahora el guarda enfrentará una investigación en la que los autoridades determinarán si el actuar de él fue el correcto.