Alejandra Portuguez Morales.29 noviembre, 2018

Dos hombres sospechosos de asesinar al pintor y profesor pensionado Mario Rodríguez Quesada, de 68 años, fueron detenidos este jueves por autoridades del OIJ y la Fiscalía.

Los sujetos fueron identificados con los apellidos Quintero Rojas y Fernández González, de 25 y 21 años respectivamente, ellos estaban en fuga desde la madrugada del jueves 26 de julio de este año, día que supuestamente cometieron el asesinado.

De acuerdo con Pablo Calvo, jefe del OIJ de San Ramón, el primero en ser detenido fue Quintero, quien cayó el miércoles por la noche en Esparza, Puntarenas.

Mientras que este jueves por la mañana capturaron a Fernández en Calle Zamora de San Ramón. Además, las autoridades allanaron la casa de este segundo detenido y encontraron evidencia que lo vincula al caso.

Las autoridades allanaron una casa en Calle Zamora en San Ramón donde detuvieron a uno de los sospechosos y encontraron evidencia. Foto: OIJ
Las autoridades allanaron una casa en Calle Zamora en San Ramón donde detuvieron a uno de los sospechosos y encontraron evidencia. Foto: OIJ

De acuerdo con la investigación de los fiscales, horas antes del ataque, los sospechosos se toparon al profesor en el centro de San Ramón de Alajuela. Al parecer, se ganaron su confianza y así lograron llegar a la casa de él en Sabana de Moncho. Luego, sin piedad alguna lo atacaron de varias puñaladas que acabaron con su vida.

Los sospechosos huyeron y se llevaron un celular, ropa, una pantalla y un carro Mitsubishi Montero 1990, este vehículo apareció quemado a los dos días en la comunidad Los Jardines, en San Juan de San Ramón.

Al profesor le robaron un carro y dos días las autoridades lo encontraron quemado. Foto: Cortesía para LT
Al profesor le robaron un carro y dos días las autoridades lo encontraron quemado. Foto: Cortesía para LT

A Rodríguez todavía lo recuerdan con cariño porque por mucho tiempo dio clases en el Instituto Superior Julio Acosta García de San Ramón.

Por este mismo caso, otros dos muchachos, de apellidos Villalta (25 años) y Fuentes (22), fueron detenidos en agosto pasado porque se metieron a robar en la casa de Rodríguez después del asesinato, ellos fueron pasados a los Tribunales de Flagrancia porque los detuvieron dentro de la vivienda.