Sucesos

Guarda bailó su último reggae antes de que lo mataran

Maynor Molina Juárez se encontraba con su familia en un salón de baile cuando unos sujetos desataron una balacera

Escuchar este artículo
Maynor Molina Juárez. guarda inocente asesinado en balacera en salón de baile. Foto tomada de Facebook.

Lo último que Maynor Molina Juárez hizo antes de ser alcanzado por la muerte fue bailar una canción de reggae junto a su amada esposa, Alejandra Venegas.

Molina, de 40 años y quien se ganaba la vida como oficial de seguridad privada, fue una víctima inocente de la balacera que dos sujetos desataron dentro del salón de baile Los Pilares, ubicado en Pocora de Guácimo, en Limón.

El violento hecho ocurrió durante los primeros minutos de la madrugada de este domingo 26 de junio, cuando Molina se encontraba junto a su esposa y otros familiares dentro de ese local.

En la balacera también perdió la vida Heberth Oviedo Solano, de 29 años, quien, según el OIJ, era el objetivo de los pistoleros. Producto de la lluvia de disparos otros tres clientes, dos hombres y una mujer, también resultaron heridos y fueron trasladados al hospital de Guápiles.

La Fuerza Pública realizó un operativo en la zona para dar con los sospechosos, que al parecer huyeron en una motocicleta, sin embargo, no tuvieron éxito.

Las autoridades presumen que el ataque se habría dado por un aparente ajuste de cuentas.


—  “Era una persona muy especial con su familia, especialmente con su hija, a la que adoraba más que a cualquier cosa en esta vida”, dijo Alejandra Venegas, esposa de Maynor.
Balacera en salón de baile en Guácimo deja dos fallecidos y tres heridos. Foto Reyner Montero.

Último baile juntos

En entrevista con La Teja, la esposa de Molina contó que ese día decidieron salir en familia a disfrutar de unos festejos que se realizaban en Pocora, no muy lejos de donde se encontraba el salón de baile.

“Estábamos todos en familia, andábamos con mis hermanas, mi cuñado, mi hija, mis sobrinas. Todos estábamos reunidos porque ese día había como un miniturno en Pocora.

“Después de ahí nos fuimos al salón de baile Los Pilares, para pasar un ratito juntos y luego fue cuando pasó eso (la balacera)”, recordó.

Alejandra contó que la tragedia ocurrió cuando ella y su esposo estaban viviendo un momento muy especial juntos, el cual ahora atesorará para siempre.

“Estábamos bailando cuando pasó eso (los disparos), fue la última pieza que bailamos juntos, era una canción de reggae de los clásicos, ya que a él le gustaba mucho esa música”, dijo.


—  “Todo el tiempo estaba ahí para ayudar a quien pudiera”, dijo Alejandra Venegas, esposa de Maynor.

El OIJ indicó que Maynor recibió un disparo en el cuello y fue llevado de emergencia al hospital de Guápiles, donde falleció pocos minutos después.

Maynor Molina Juárez. guarda inocente asesinado en balacera en salón de baile. Foto tomada de Facebook.

Aunque todo ocurrió en cuestión de segundos, en el fondo de su corazón. Venegas siente que en ese instante su esposo intentó protegerla de los disparos.

Padre y esposo muy dedicado

Maynor es recordado por sus seres queridos como un hombre ejemplar y de gran corazón, que trabajaba incansablemente para que a su familia no le hiciera falta nada.

“Fue un esposo muy bueno, un hombre muy humilde, carismático, para todo lo que pidieran ahí estaba, siempre muy pendiente de los suegros, de las cuñadas. Nosotros vacilábamos con él porque era como el marido de alquiler de todos”, contó su esposa.

Además de ser un gran esposo, Molina también es recordado como un papá excepcional, que vivía enamorado de su hija de 16 años, ella era la luz de sus ojos.


—  Este año Maynor Molina y su esposa Alejandra Venegas iban a cumplir 20 años de casados.
Balacera en salón de baile en Guácimo deja dos fallecidos y tres heridos. Foto Reyner Montero.

“Era un excelente papá, a donde la hija le dijera que la llevara él la llevaba sin pensarlo dos veces, él estaba siempre para ella, para los trabajos del colegio siempre andaba corriendo para sacarle copias y de todo, siempre fue un papá muy especial”, dijo Venegas.

En cuanto a su trabajo, Alejandra contó que este año Maynor iba a cumplir 17 años de laborar como oficial de seguridad privada en la universidad Earth, en Guácimo, y que más que un trabajo era una pasión para él, pues esa institución era como su segundo hogar.

También destacó que su esposo era un manudo de corazón, por eso estaba muy alegre de que la Liga de sus amores estuviera en la final peleando por alcanzar el título número 31.

“Ojalá que la Liga gané el partido que queda de la final, para que el pueda celebrar el campeonato en el cielo”, añadió.

La familia de Maynor le pide a las autoridades que se haga justicia por su muerte, pues un hombre bueno como él no se merecía morir de esa forma.

Venegas explicó que el cuerpo de su esposo les será entregado este lunes, por lo que en horas de la tarde lo velarán en el salón comunal de Iroquois de Pocora, mientras que su funeral se llevará a cabo la mañana de este martes en la iglesia católica de esa misma comunidad.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.