Alejandra Portuguez Morales.3 enero

Las autoridades nicaragüenses llevarán a juicio al pinolero Marvin González García, quien se escondió en Costa Rica desde finales del 2011 luego de participar en el asesinato de Rita Raquel Rostrán.

El cadáver de la mujer fue descubierto hasta en agosto del 2017.

González es acusado en los Tribunales de Estelí por cometer el asesinato junto a Caín Gutiérrez Alfaro, este último detenido en diciembre anterior en barrio Los Cocos de Limón. Los acusan de haber matado y descuartizado al peruano Wálter Nelson Antay Rodríguez, de 52 años, exesposo de Rostrán.

Marvin le dijo este jueves al medio de comunicación pinolero Radio ABC que es inocente y que está tranquilo. El debate está para empezar el lunes 21 de enero.

Marvin González García, dijo ser inocente del asesinato de Rita Raquel Rostrán. Foto: Cortesías Radio ABC
Marvin González García, dijo ser inocente del asesinato de Rita Raquel Rostrán. Foto: Cortesías Radio ABC

No obstante, el Ministerio Público de ese país señala que Marvin y Caín asesinaron a la mujer dándole tres golpes y luego simularon que ella se había suicidado amarrando al cuello de la mujer una soga; sin embargo, el amarre se soltó así hicieron una fosa en una bodega dentro de la casa de la víctima y allí la sepultaron, luego le pusieron cemento.

El crimen habría ocurrido en febrero del 2011, pero el hallazgo de la osamenta fue el 17 de diciembre del 2017 cuando la propiedad fue vendida y empezaron una remodelación.

Agregaron que cada vez que los allegados de Rita Raquel preguntaban por su paradero, Marvin y Caín decían que se había ido del país.

La mujer era dueña de una panadería y tenía como empleados a Marvín y a Caín. En apariencia, en algún momento ella les reclamó por faltantes de plata.

Simulaban que seguía con vida

De acuerdo con la investigación de los agentes judiciales Rostrán y Antay se separaron cuando vivían en Costa Rica, ella se devolvió a su tierra natal y su expareja le depositaba por mes $1.000 en una cuenta; al parecer, Caín usaba el celular de la mujer para hacerle creer a Antay que su exesposa seguía viva.

El OIJ le decomisó a Caín los celulares de los dos fallecidos que eran usados para mantener una comunicación constante con personas cercanas a las víctimas y no levantar sospechas de que ya habían muerto.

Caín permanecerá en prisión preventiva hasta abril en Costa Rica.