OIJ encontró la cadera de la joven que fue asesinada en Heredia

Por: Silvia Coto 31 octubre
Doña Rosmery y su nietita Amanda visitan a su hija en el Campo Santo La Piedad en Santo Domingo. Foto: Cortesía

Doña Rosmery Cordero despedirá, por segunda vez, a su hija Karolay Serrano Cordero.

Esto luego de que las autoridades judiciales encontraron la cadera de la joven, de 25 años, en una inspección en el sitio donde dieron meses atrás con otros restos.

La primera vez que está mamá dio santa sepultura a su hija fue en marzo de este año.

Esta valiente mamá nos contó que cuando tuvo que despedir a su hija la primera vez sintió mucha tristeza porque no estaban todos los restos.

“Como si no era suficiente que me la mataran, fueron apenas unos huesitos los que encontraron”, dijo la mamá.

El OIJ realizó una inspección en las faldas del volcán Barva, en Heredia, por una situación ajena al caso de Karolay y encontraron los restos, se cree que algún animal pudo haberlos arrastrado hasta ese sitio, por lo que compararon el ADN de la cadera con el de doña Rosmery y así confirmaron que era de su hija.

La mamá le ha suplicado a su hija que la ayude para que todos sus restos aparezcan. Foto: Cortesía de la familia

“En mi casa yo hice un altar, hay días que son demasiado duros para mí, es que no le puedo ni explicar, yo me pongo a pensar en todo lo que me le hicieron a mi hija y lo que ella sufrió y tanta maldad, porque mi hija era una buena mujer, una buena mamá y a mí se me destroza el alma, yo en este tiempo en ese altar le decía a Karolay que por favor me ayudara a encontrar todos sus restos, que yo quería saber que ella está completita y que de la justicia nosotros y Dios ya nos estamos encargando”, dijo Cordero.

La señora cree que su hija alzó la voz y por eso encontraron estos nuevos restos.

“No le puedo decir la llorada que me he pegado, traté de controlarme, pero es bien difícil, porque le he rogado tanto a ella”, dijo la mamá.

Esta madre y abuelita nos contó que esta semana el Cuerpo de Voluntarios de Emergencias, que buscó a Allison Bonilla y ha estado con la búsqueda de Jeffry Alexánder Vargas Ortiz, de 30 años, en La Unión de Cartago, va a ir hasta la zona donde aparecieron los restos de Karolay para ver si dan con los que faltan.

“Esto ha sido desgarrador, pero queremos ir para ver si encontramos algo más, pero necesitamos un poco de ayuda, estamos buscando un lugar para que los muchachos se queden a dormir en un salón o algo que esté por ahí cerca, porque pensamos en un comunal, pero nos dicen que por la pandemia y las alertas no se puede, y también necesitamos ayuda para cocinarles algunos víveres para que ellos pasen el día, mi familia y yo les cocinaríamos, siempre agradezco mucho el apoyo que la gente me ha dado”, dijo.

En una diligencia judicial encontraron la cadera de Karolay. Foto: OIJ

El Campo Santo La Piedad le regaló a la familia de Karolay la cremación en el primer funeral y apenas se enteraron de que encontraron más restos inmediatamente le dijeron a doña Rosmery que le volverán a dar, sin ningún costo, el servicio de cremación y una ceremonia de homenaje para su hija como parte de la responsabilidad social empresarial.

“Yo espero despedirla el domingo ocho de noviembre, la quiero velar en la casa de nosotros, vamos a hacer un culto y a poner algunas alabanzas”, dijo.

Aunque la iglesia dice que no es necesaria una nueva ceremonia en estos casos, para la familia sí es muy importante.

“Yo quisiera dejarme esas cenizas en mi casa para que cuando yo muera las entierren conmigo”, comentó la mamá.

Las primeras cenizas de Karolay están en el Campo Santo La Piedad, en Santo Domingo de Heredia, pues la empresa le regaló un árbol de vida, que consiste en que la familia coloca las cenizas en unas urnas hechas a mano, que son 100% biodegradables.

La urna está hecha a base de tierra y abonos, compuestos como sustrato orgánico vegetal, fibra, arena y aglutinantes vegetales.

Al quitar el tapón se introducen las cenizas y la semilla y va creciendo un arbusto. Amanda, la hija de 4 años de Karolay, ha ido a visitar el arbolito de su mamá junto a su abuelita.

8 de noviembre la despedirían
Seis meses

Karolay desapareció el 12 de agosto del año pasado, el OIJ determinó seis meses después que fue asesinada y enterrada en las faldas del volcán Barva, en Heredia.

Un hombre de apellido Cubillo, con quien se dice tenía una relación, es sospechoso de pagar ¢50 mil a dos sicarios para que mataran a la joven y así evitar que la mujer con la que él vivía se enterara de la relación que tenía con Karolay.

Por este caso una menor de 16 años fue condenada el 21 de setiembre como sospechosa de conseguir el arma y contratar a los sicarios; ella aceptó los cargos.

Si usted desea ayudar a doña Rosmery puede contactarla al 8348-1589, el número tiene Sinpe móvil.