Mario Cordero, Rocío Sandí.27 octubre, 2018
Este sábado los familiares de la víctimas estaban limpiando la casa. Foto: Mario Cordero / Archivo.
Este sábado los familiares de la víctimas estaban limpiando la casa. Foto: Mario Cordero / Archivo.

Angélica Fallas Romero siempre tuvo un gran corazón, tanto así que se preocupada y ayudaba a personas que ni siquiera conocía, pero ni ese amor desinteresado la salvó de una muerte violenta.

Su cuerpo fue encontrado este viernes en el apartamento en el que vivía con su hijo de nueve años. Estaba tirado en el piso, envuelto en una sábana y tenía una especie de mecate al rededor del cuello.

Sus familiares y amigos no salen del asombro de saber que la muchacha que hizo tanto bien tuviera un final tan triste y se preguntan si el hombre al que le ayudó recientemente y del que se enamoró, está involucrado en el crimen.

A inicio de este año Angélica conoció a un muchacho drogadicto que deambulaba por las calles de Pérez Zeledón y le llamó mucho la atención de que, pese a los problemas que tenía, era muy educado, por lo que decidió ayudarlo.

Angélica Fallas Romero: Tenía 29 años, era divorciada y vivía con su hijo de nueve años. Foto: Tomada de Facebook.
Angélica Fallas Romero: Tenía 29 años, era divorciada y vivía con su hijo de nueve años. Foto: Tomada de Facebook.

La buena samaritana hizo varias publicaciones en su página de Facebook para recoger ayudas e internar a su nuevo amigo en un centro de rehabilitación localizado en Curridabat. Luego de un tiempo de estar ahí el joven salió y volvió al sur del país.

La mujer nunca se alejó de él y tanta cercanía hizo que se enamorara de él, por lo que hace unos cinco meses se fueron a vivir juntos a una casa en Villa Nueva de Pérez Zeledón.

Recaída violenta

La pareja vivía con el hijo de Fallas, un niño de nueve años y al principio las cosas caminaban bien, incluso, como el joven tiene talento para el fútbol, estuvo jugando con el equipo AS Puma en segunda división, pero con el pasar de los meses el muchacho tuvo una recaída con las drogas que lo puso violento.

Hace aproximadamente un mes Angélica puso una denuncia de violencia doméstica contra él porque se sentía en peligro y trató de seguir con su vida.

La amorosa mamá trabajaba en un negocio propiedad de los papás, en Pedregoso de Pérez Zeledón, en el que hay una cancha de fútbol cinco, un salón de eventos y una venta de ceviche.

Este era el negocio en el que trabajaba la joven mamá. Foto: Mario Cordero.
Este era el negocio en el que trabajaba la joven mamá. Foto: Mario Cordero.

Hace unos días fue a dejar el hijo a la casa de los papás y de un momento a otro los familiares perdieron la comunicación con ella.

Luego de tres días de no saber nada de Angélica el papá pidió ayuda a la Fuerza Pública y se fue para la casa de la hija. Ellos fueron los que hallaron el cadáver, el cual estaba en avanzado estado de descomposición.

Pese a que aún la Policía Judicial no sabe quién mató a la joven mamá, se nota que ella luchó por su vida ya que la vivienda estaba desordenada.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) revisaron detalladamente la escena del crimen en busca de pistas que los lleven al asesino. Además han estado entrevistando familiares y vecinos de la víctima en busca de información sobre el caso.

También están buscando al hombre con el que Angélica estuvo viviendo para entrevistarlo y hacerle algunos exámenes y así determinar si está involucrado o no con el homicidio.