Rocío Sandí.10 octubre

Ebony Morales Barrantes luchó por su vida hasta el último segundo. Ella murió al ser atacada a balazos por una mujer celosa que llegó a buscarla a su casa y le armó un pleito.

La agresora llegó en un carro y empezó a pegar gritos en las afueras de la vivienda, por lo que Morales, madre de tres hijos, salió a ver qué pasaba.

Ebony murió en el Hospital de Guápiles. Foto: Reiner Montero.
Ebony murió en el Hospital de Guápiles. Foto: Reiner Montero.

El trágico momento se dio este miércoles a las 11:11 de la mañana, en Las Brisas de Toro Amarillo, en Guápiles, Pococí.

Una tía de la víctima, quien prefirió no decir el nombre, contó vía telefónica que la bronca entre las dos jóvenes era viejo.

“Desde hace tiempo esa mujer (la homicida) había empezado a atacar a mi sobrina, decía que Ebony le quería quitar el novio, pero eso era falso, era él quien buscaba a mi sobrina, pero ella no le hacía caso.

“Le pasaba escribiendo cosas en las redes sociales, la ofendía y la amenazaba, entonces Ebony se enojaba. Hoy (miércoles) cuando llegó a buscarla, mi chiquita se defendió y le empezó a pegar; Ebony tenía fama de pelear muy bien y la mujer esa vio que le no iba a poder ganar, entonces sacó una pistola y le disparó.

“Aún baleada mi sobrina le siguió pegando, ahí fue donde la asesina le pegó varios balazos más, hasta dejarla inconsciente”, relató con voz cortada la familiar.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que las balas le dieron a la joven entre el cuello y la cabeza.

Jessica Cerdas, prima de Ebony, conpartió varios mensajes de despedida en el Facebook de la víctima. Foto: Tomada de Facebook.
Jessica Cerdas, prima de Ebony, conpartió varios mensajes de despedida en el Facebook de la víctima. Foto: Tomada de Facebook.

Luego del ataque la agresora huyó en el mismo carro, mientras que los familiares de Morales la llevaron de emergencia al Hospital de Guápiles, donde la declararon fallecida.

A las 4 de la tarde de este miércoles la policía continuaba el operativo de búsqueda de la sospechosa.

Hijos están a salvo

La tía de la víctima contó que su sobrina deja tres hijos: dos chiquitas y un varoncito, con edades entre los tres y los ocho años.

“Cuando se dio el ataque una conocida se fue corriendo para donde estaban los chiquitos para evitar que vieran lo que le estaban haciendo a la mamá. Ellos estaban jugando cerca de la casa y por dicha no les pasó nada”.

“Ébony ahorita estaba dedicada por completo a los hijos y al muchacho con el que vivía, no se metía con nadie y cuando la mujer esa la molestaba ella lo que le decía era que la dejara en paz”, agregó.

Los familiares de Morales están a la espera de que las autoridades judiciales entreguen el cuerpo para velarlo en el salón comunal de Las Brisas y sepultarlo en el cementerio de Guápiles.