Rocío Sandí.11 octubre

El peón de construcción Olman Antonio Moreno Rubí, de 32 años, es uno de las dos pasajeros del bus que falleció este jueves en la noche, en Garabito de Puntarenas.

Moreno perdió la vida cuando una piña de llantas de un tráiler que iba adelante del autobús en que viajaba salió expulsada a gran velocidad, se metió por el parabrisas del bus y recorrió todo el pasadizo hasta llegar a los últimos asientos.

Según contó Bryan Moreno, hermano de Olman, este salió de trabajar y se dirigió a Herradura para visitar a la mamá,

Según Bryan, mientras su hermano estaba ahí, la esposa lo llamó para decirle que necesitaba que le comprara unas cosas para la bebé de siete meses que tienen, por lo que poco después se despidió de sus familiares y se fue a comprarlas.

Antonio estaba casado y tenía tres hijos que eran su vida. Foto: Facebook.
Antonio estaba casado y tenía tres hijos que eran su vida. Foto: Facebook.

Posteriormente agarró un bus de la ruta Jacó – Orotina para que los llevara a su casa en Lagunilla de Tárcoles, en Garabito, pero mientras iba de camino una tragedia le arrebató la vida, a un tráiler que iba delante de la unidad se le desprendió una piña de llantas y originó el accidente mortal.

Varias personas lograron esquivar las llantas, pero Olman no pudo y el golpazo que recibió le quitó la vida de inmediato.

La piña de llantas también golpeó a Graciela Rojas Castillo, de 22 años. Ella también murió en el lugar.

El accidente ocurrió a las 7:53 p. m., frente al hotel Nativa en Tárcoles.

Las llantas del tráiler atravesaron el bus por el pasillo. Foto: Cortesía para LT.
Las llantas del tráiler atravesaron el bus por el pasillo. Foto: Cortesía para LT.

La Fuerza Pública detalló que en la unidad viajaban 36 pasajeros. Los cuerpos de rescate informaron que en el incidente murieron dos personas, una resultó herida de gravedad, por lo que la trasladaron al Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas y las otras 33 presentaron golpes leves por lo que no fue necesario movilizarlas a ningún centro médico. Algunos pasajeros tenían cortes superficiales, ya que cuando las llantas quebraron al parabrisas los vidrios salieron expulsados por todo lado.

El trailero que manejaba el chunchón al que se le arrancaron las llantas no se dio cuenta de lo que había sucedido por lo que siguió su camino con normalidad, por lo que oficiales de la Fuerza Pública se le pusieron al corte y lo alcanzaron tras recorrer 20 kilómetros.

El conductor se mostró muy sorprendido y dolido al conocer sobre la tragedia en la que se vio involucrado.

Un gran papá

Bryan Moreno contó entre lágrimas que su hermano Olman Antonio fue un gran hijo, un excelente amigo y un papá muy dedicado con sus tres hijos.

“El fue mi tutor, un gran ser humano que siempre hizo las cosas lo mejor que pudo. Él y yo nos llevábamos muy bien y siempre que estábamos juntos vacilábamos y cuando él estaba en su casa nos pasábamos mandando chistes y cosas así.

Graciela se ganaba la vida como vendedora en una tienda de ropa. Foto: Facebook..
Graciela se ganaba la vida como vendedora en una tienda de ropa. Foto: Facebook..

“Desde que él se casó se dedicaba por completo a la esposa y los hijos, tenía dos varones y una chiquita; de vez en cuando venía a visitar a mis papás, pero su tiempo libre se lo dedicaba mayormente a su familia", recordó.

La noticia de la muerte de Antonio llegó rápido y causó un gran dolor entre los miembros de la familia, quienes no podían creer la forma en la que la tragedia los había golpeado.

“Mi mamá fue la primera en escuchar sobre el accidente y ella tuvo un presentimiento, así que me llamó muy inquieta porque ella sabía que era probable que mi hermano viajara en ese bus. Al rato varios conocidos me empezaron a mandar fotos de lo que había pasado y yo reconocí a mi hermano por la ropa, supe que él era uno de los fallecidos”, relató Moreno.

Bryan dice que su mamá ha tomado la noticia con mucha fortaleza, ya que sabe que Antonio tuvo una vida plena y feliz.

“La esposa de mi hermano está destrozada, no hemos podido ni hablar bien con ella porque se siente muy mal de saber que lo perdió. Varios compañeros de Antonio nos han llamado para darnos apoyo, ellos también están muy dolidos con todo esto”, añadió.

El trailero no se dio cuenta del suceso y avanzó unos 20 kilómetros sin las dos llantas. Foto: Cortesía para LT.
El trailero no se dio cuenta del suceso y avanzó unos 20 kilómetros sin las dos llantas. Foto: Cortesía para LT.
Jovencita empunchada

La otra víctima mortal del accidente era una joven muy empunchada, Graciela Rojas Castillo, de 22 años, quien trabajaba en una de las tiendas Arenas Stake & Surf como vendedora. Según contaron algunas personas que la conocían, ella regresaba del trabajo cuando ocurrió el accidente.

Sonia Castillo, mamá de la muchacha, puso en su perfil de Facebook una foto de Graciela con un lazo negro. Muchos conocidos le han expresado sus condolencias y le han dado palabras de fortaleza para enfrentar el difícil momento.

El Organismo de investigación Judicial (OIJ) informó este viernes que ya los agentes están haciendo inspecciones con el personal de pericias físicas para determinar qué fue lo que causó que al tráiler se le desprendiera la piña de llantas, pero como el proceso apenas está empezando no darán declaraciones al respecto.

Bryan Moreno, hermano de Antonio: “Nadie relacionado con el tráiler se ha acercado para darnos las condolencias”.