Alejandra Portuguez Morales.7 enero

Lo que inició como un disgusto por el cuido de uno de los hijos se transformó en un violento pleito que terminó con el asesinato del papá del menor.

El fallecido es el taxista informal Cristian Altamirano López, de 36 años, quien dejó dos hijos, un niño de siete años y una chiquita de dos.

El OIJ detuvo a un sujeto de apellido Ramírez Valerio, luego de que varias personas afirmaran que minutos antes del crimen ambos hombres tuvieron una fuerte discusión.

El hombre fue trasladado de emergencia a la Clínica de Coronado luego de que fuera baleado mientras circulaba en auto frente a la Iglesia Los Angeles, la noche de este sábado. Foto: Rafael Pacheco
El hombre fue trasladado de emergencia a la Clínica de Coronado luego de que fuera baleado mientras circulaba en auto frente a la Iglesia Los Angeles, la noche de este sábado. Foto: Rafael Pacheco

Este violento hecho ocurrió el sábado a las 9:20 p.m. a un costado de la iglesia de Los Ángeles, en Ipís de Goicoechea. Sin embargo, de acuerdo con los judiciales el problema había comenzado horas antes.

De acuerdo con algunos lugareños, Altamirano iba llegando de un paseo en la playa con los hijos y cuando pretendía dejarlos en la casa de la mamá de los menores, una mujer de apellido Mathiu, se armó el escándalo.

Cristian Luna, de la sección de Homicidios del OIJ, dijo que hasta ese momento el problema no pasó a más.

“Se trató de una discusión personal que podría rayar en lo familiar, obedece a un tema con su expareja y de un niño, el problema fue en la casa de la mujer", expresó Luna.

11 asesinatos a nivel nacional han ocurrido en este 2019

Altamirano se montó en el carro y se fue. No obstante, minutos después pasó al frente de la iglesia de Los Ángeles en Ipis y se topó con otro carro del que le dispararon, en apariencia, en este viajaba la exesposa de Altamirano.

A él lo llevaron en un carro particular hasta la clínica de Coronado donde murió debido a un disparo al lado izquierdo del tórax con salida por la espalda.

Al sospechoso le impusieron tres meses de prisión preventiva, mientras siguen con las investigaciones.

Luna afirmó que hasta el momento no han decomisado la pistola que usaron y siguen detrás de otros sospechosos.

“Se detuvo a la persona que se le relaciona inicialmente con la discusión, estamos bajo la investigación del segundo sujeto para su plena identificación”, Cristian Luna, OIJ.

Altamirano tenía antecedentes por maltrato y agresión con arma, mientras que el sospechoso no tenía expediente judicial.