Alejandra Portuguez Morales.28 septiembre

Tres custodios identificados como Alfredo Mendoza Pérez, Rónald Sánchez Sevilla y Yordan Villarreal Philips pasarán en la cárcel los próximos once años, luego de que los jueces confirmaran que participaron en uno de los mayores robos de dinero a un camión remesero en Centroamérica.

Ellos fueron condenados por robo agravado y la sentencia se las dictaron este lunes 28 de setiembre en los Tribunales de Pococí.

Ellos trabajaban como remeseros para la empresa Dumbar y se habrían adueñado junto a otros tres hombres (quienes nunca fueron identificados) de ¢1.090.305.791 y $118.990 (más de ¢72 millones).

De esta vagoneta se habrían bajado varios sujetos armados, los cuales sorprendieron a los custodios de una compañía de transporte de valores. Foto: Reiner Montero
De esta vagoneta se habrían bajado varios sujetos armados, los cuales sorprendieron a los custodios de una compañía de transporte de valores. Foto: Reiner Montero
Les descubrieron el teatro

De acuerdo con la acusación de la fiscalía, la noche del jueves 2 de mayo del 2019, los custodios se movilizaban por la carretera Braulio Carrillo, en las inmediaciones de la entrada del río Costa Rica.

Los custodios dijeron que delante de ellos iba una plataforma que les frenó en seco, por lo que chocaron.

Ellos agregaron que se bajaron para observar los daños, pero en ese momento se les atravesó una vagoneta en la que viajaban varios sujetos fuertemente armados, quienes los encañonaron.

Además aseguraron que los ladrones se habrían llevado el camión remesero hasta una solitaria calle a cien metros de distancia, donde en apariencia sacaron el dinero.

No obstante, la Fiscalía demostró que el choque fue parte de la simulación del asalto. El Ministerio Público comprobó que Sánchez era el chofer y detuvo el vehículo para permitir que otras personas entraran con sus rostros cubiertos y portando armas de fuego.

Luego llevaron el carro a otro lugar, donde forzaron la caja de seguridad que estaba en la cabina, arrancaron la tapa y sacaron la millonada.

A los custodios les impusieron seis meses de prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme.