Rocío Sandí.27 abril, 2019

Un educador de 26 años y vecino de Osa, en Puntarenas, negoció la venta de una bici por medio de la página OLX y se puso de acuerdo por teléfono con los “compradores” para entregarla este viernes a las 7 p. m. en Desamparados.

En el trato el hombre interesado prometió pagar por medio de un depósito bancario.

El vendedor se llevó la bici en su automóvil Toyota Yaris y llegó al punto acordado, en Loma Linda, donde lo esperaban una mujer y un menor de edad, el hombre con que había negociado vía telefónica no apareció.

El dueño de la bici revisó su cuenta bancaria y no vio ningún depósito, así que se negó a entregar la bici.

Los vecinos se asustaron mucho al escuchar los balazos. Foto: Cortesía para LT.
Los vecinos se asustaron mucho al escuchar los balazos. Foto: Cortesía para LT.

De acuerdo con el informe policial, el comprador que lo contactaba por teléfono le pidió que le diera unos minutos para depositar la plata.

Fue entonces que aparecieron otro menor de edad y un adulto, que con un arma de fuego obligaron al docente a bajarse del automóvil, le quitaron el celular y otras pertenencias. Además le exigieron soltar la bicicleta, la cual se llevó el menor de edad que acababa de llegar.

El adolescente regresó poco después y, según denunció la víctima a las autoridades, lo subieron a su propio carro, lo llevaron a varios lugares y finalmente lo dejaron abandonado en Gravilias, frente a un lote baldío.

Bajonazo a educador que intentaba vender una bicicleta genera persecución y balacera en Desamparados

El afectado se desesperó y empezó a pedir ayuda a las personas que pasaban.

Larson Alemán, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José, contó que un oficial de la Fuerza Pública que estaba en su día libre iba pasando en su carro y se detuvo para ver qué ocurría.

El docente le contó que le acababan de hacer un bajonazo y el policía le dijo que subiera a su carro y empezaron a perseguir a los delincuentes mientras el oficial avisaba a sus compañeros.

Unos oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) que viajaban en moto dieron con el Yaris cerca de la clínica Marcial Fallas. Cuando pasaban frente a la entrada de Emergencia del centro médico se dio un intercambio de balazos entre los policías y los ocupantes del carro.

El carro de la víctima quedó todo golpeado por el choque. Foto: Tomada del Facebook del Desamparadeño.
El carro de la víctima quedó todo golpeado por el choque. Foto: Tomada del Facebook del Desamparadeño.

Luego dos patrullas que participaban en el operativo se toparon el chuzo robado 400 metros al oeste de la clínica. En su intento por escapar, los sospechosos chocaron contra uno de los carros policiales y eso hizo que volcaran y fueron detenidos.

Las autoridades identificaron al hombre que manejaba el vehículo con el apellido Quintana, quien resultó con golpes por el choque. Él iba acompañado por un menor de edad de 16 años, quien resultó con una herida de bala en el brazo derecho y fue llevado al Hospital San Juan de Dios en condición estable.

Uno de los policías que estaba en la patrulla chocada por los presuntos ladrones también sufrió algunos golpes, pero ninguno de gravedad.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Público, en enero y febrero de este 2019 se registraron 657 casos de robos de vehículos en todo el país, 223 menos que los que fueron denunciados en esos mismos meses de 2018 (880 casos), lo que representa una reducción del 23,5%.
Cerraron el CAIS

El suceso causó nerviosismo entre los vecinos del lugar, quienes escucharon el golpe del choque y seguidamente los balazos.

El periódico El Desamparadeño publicó en su página de Facebook, poco después del suceso, que el personal del CAIS cerró el edificio para mantener la seguridad del personal.

“Ante el sonido de disparos se activaron las medidas de seguridad, se cerró el centro y el personal se trasladó al primer piso. La zona está asegurada, y se reabrirá a las 10:00 de la noche”, informó Fabián Soto, del área de comunicación del CAIS al medio local.

El comandante Larson Alemán le pide a la gente tener mucho cuidado cuando va a vender algún bien. Foto: Rafael Pacheco.
El comandante Larson Alemán le pide a la gente tener mucho cuidado cuando va a vender algún bien. Foto: Rafael Pacheco.

Los dos sospechosos, luego de ser atendidos en el centro médico, fueron llevados a las oficinas del Ministerio Público para interrogarlos. En el caso del menor de edad el trámite será llevado por la Fiscalía Penal Juvenil.

El jefe policial Larson Alemán aprovechó la situación para hacer un llamado de prevención a la población.

“Esta no es la primera vez que la venta de un bien sale mal, se han dado casos en los que delincuentes se hacen pasar por compradores de carros por ejemplo y cuando se ven con el vendedor le piden el vehículo para ir a probarlo y nunca regresan.

“Es importante que la gente que va a hacer ese tipo de negocios busque un lugar seguro para evitar riesgos.

"Podría ser una delegación de la Fuerza Pública en la que el vendedor le avise a los oficiales que está apunto de hacer un negocio; aunque nosotros no tengamos la obligación de intervenir en estos casos, el estar cerca de la policía hace que el lugar sea punto neutro y así el vendedor no se expone”, argumentó Alemán.

Larson Alemán, jefe policial: Los oficiales le hicieron una señal de alto a los sospechosos, pero ellos más bien golpearon una patrulla y por poco golpean a uno de los oficiales.