Sucesos

(Video) Pilotos de nave que cayó en Rohrmoser pararon aquí antes de seguir hacia Argentina

Argentinos que se accidentaron este viernes compraron la aeronave en Estados Unidos e iba a ser usada en una escuela de aviación

Los pilotos argentinos Damián Barreira y Cristian Sapun planearon desde hace meses una aventura única que les permitiría recorrer doce países de América, pero un accidente los detuvo a la mitad del camino.

Ellos decidieron comprar una avioneta gringa Cessna 150L, matrícula N6941G, que sería usada para dar clases de aviación en su país.

El plan estaba claro, ellos viajarían a Estados Unidos y de ahí empezarían el viaje soñado hacia Argentina. En el itinerario tenían planeado visitar Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, para finalmente llegar a su país.

La ilusión de los aviadores era tanta que hasta crearon una página en Facebook para ir informado a diario cada detalla de su aventura.

El 25 de marzo anterior, Barreira y Sapun emprendieron el viaje rumbo a la Yunai, donde tenían que hacer una serie de trámites para sacar la aeronave de ese país, el 15 de abril iniciaron el regreso a casa.

El itinerario iba viento en popa y cada vez que aterrizaban aprovechaban para conocer un poco de cada país. El 5 de mayo aterrizaron en Liberia, Costa Rica.

En redes sociales, Barreira contó que la estaban pasando superbién, descansaron en el hotel Hilton Garden Inn en Liberia y el 6 de mayo volaron hacia el aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas.

En San José fueron bien recibidos por contactos que tenían y hasta fueron a un restaurante de comida argentina.

Tenían planeado salir para Panamá este jueves, pero por las condiciones del tiempo prefirieron esperar al viernes; sin embargo, fue cuando los planes cambiaron por el accidente.

A eso de las 7:20 a.m. despegaron del Tobías Bolaños hacia David, Panamá, pero la avioneta no tomó altura y eso hizo que se estrellaran.

Barreira era quien iba piloteando y, al ver que iban a accidentarse, buscó alejarse de los edificios grandes y acabó estrellándose en un calle en Pavas, 100 metros al este del Fresh Market, muy cerquita del colegio bilingüe La Sabana.

Vecinos los auxiliaron

Cuando estaban a punto de tocar suelo, pegaron contra un árbol y eso hizo que la cola de la aeronave casi se arrancara, luego cayeron en media calle. El estruendo hizo que los vecinos salieran de inmediato a auxiliar a los pilotos.

Pese a que la avioneta quedó completamente destruida, ellos lograron salir por sus propios medios, ya que en apariencia no sufrieron golpes de gravedad.

El exdiputado Federido Tinoco estaba en su casa cuando su esposa escuchó el estruendo y él salió a ayudar.

“Los pilotos se veían bien, uno tenía un corte en la cara, pero no era muy profundo. Los ayudamos a sacar sus cosas, su mate y luego conseguimos un extintor, aunque no había llamas preferimos usarlo para evitar una emergencia mayor”, relató Tinoco.

En cuestión de minutos, llegaron al lugar oficiales de la Fuerza Pública, del Servicio de Vigilancia Aérea, rescatistas del Cuerpo de Bomberos y funcionario de Aviación Civil.

Los bomberos desconectaron la batería para evitar una explosión y enviaron a los pilotos al hospital de Trauma, en La Uruca, donde los reportaron en condición estable. Pese a que ellos se veían bien, era necesario hacerles exámenes para descartar cualquier lesión interna.

Guillermo Hoppe, director de Aviación Civil, dijo que se comunicaron con las autoridades argentinas y confirmaron que todos los papeles de la aeronave y los permisos estaban en orden.

“La aeronave despegó del aeropuerto Tobías Bolaños y la torre indicó que tuvo problemas para sostenerse en el aire. Desde ahí se presentaron dificultades y los pilotos hicieron la comunicación respectiva. Iban dos personas, argentinos, se dirigían a David, Panamá”, detalló el jerarca.

Hoppe resaltó la astucia del piloto, quien logró evitar daños a viviendas y personas.

“Es un lugar rodeado de cables del tendido eléctrico, con casas y un centro educativo cerca, por lo que vale la pena resaltar la habilidad del piloto, quien aplicó el protocolo de estos casos y encontró un lugar lo más apropiado posible para aterrizar, golpeó un árbol y viró hasta detenerse ”, expresó.

“La aeronave es liviana, eso hace que vuele más lento y que exista más tiempo para reaccionar”, agregó el experto.

Presintió accidente

Daniel Cruz es un estudiante de aviación, vecino de Belén, que este viernes fue a dejar a su novia al aeropuerto Tobías Bolaños. Ella también estudia esa carrera.

“Yo estaba cerca de la pista cuando vi la avioneta despegar y noté que tenía problemas, vi que no agarraba altura y supuse que algo malo iba a pasar. Como un minutos después escuché la sirena de un carro de bomberos y supe que algo había pasado con la avioneta, por lo que decidí venir a ver qué había pasado”, contó.

Cruz dice que este tipo de accidentes no le quitan el impulso para seguir adelante en su carrera.

“Estas cosas pasan, no hay que alarmarse. Nada más hay que aprender de los errores de los demás, los cuales sirven de lección a los que vamos por ese mismo camino”, agregó el futuro piloto.

Don José Joaquín Ulloa, vecino del lugar del accidente, también llegó a ver cómo había quedado la aeronave.

“Yo estaba desayunando cuando llegó mi hija y me dijo que un accidente grande había pasado cerca de la casa. Terminé de comer, me bañé y vine para acá.

“Yo veo esto como un milagro porque es increíble que los dos hombres que iban ahí sobrevivieran, la avioneta quedó hecha pedazos”, narró el lugareño.

Pese a que el colegio bilingüe La Sabana no sufrió daños, los funcionarios de centro educativo activaron el protocolo de emergencias que consiste en llevar a los alumnos a la cancha y enviar mensajes a los papás para que lleguen a recoger a los menores.

También, debido a la emergencia, el aeropuerto Tobías Bolaños estuvo cerrado por tres horas, como parte de las medidas preventivas establecidas en el protocolo.

Guillermo Hoppe explicó que, aunque los controladores aéreos están capacitados para reaccionar de manera efectiva ante este tipo de emergencias, se tomó la decisión de relevarlos de su puesto para realizar las entrevistas respectivas para la investigación.

“Hay una parte emocional en el factor humano que se ve afectada, a pesar del entrenamiento, ya que les tocó ver todas las dificultades de la aeronave, por lo que se toma la decisión de relevarlos como medida de seguridad”, manifestó el jerarca de Aviación Civil.

Luego de que se diera a conocer la emergencia, los conocidos de los pilotos afectados empezaron a poner en las redes sociales mensajes de apoyo y les desean una pronta recuperación para que regresen pronto a Argentina.

Rocío Sandí

Rocío Sandí

Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana; Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos, Judiciales y Nacionales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.