Por: Rocío Sandí.  Hace 5 días
El guardaespaldas de la mujer quedó detenido porque tenía causas pendientes con la justicia. Foto: Albert Marín.
El guardaespaldas de la mujer quedó detenido porque tenía causas pendientes con la justicia. Foto: Albert Marín.

La balacera ocurrida este jueves en horas la tarde en la entrada de La Reforma, en San Rafael de Alajuela, tiene preocupados a los trabajadores de la prisión, ya que la voladera de plomo ocurrió cuando se realizaba el cambio de turno.

Según informaron las autoridades, dos hombres que viajaban en un carro trataron de matar a la compañera de un preso que pretendía visitarlo.

Uno de los sospechosos se bajó del vehículo, se acercó al carro de la mujer y trató de dispararle, pero el arma se le encasquilló. Ella estaba en compañía de un guardaespaldas, por lo que este repelió el ataque y le disparó a los sospechosos, quienes lograron escapar.

El enfrentamiento fue grabado por una cámara de seguridad cercana a la cárcel y en la cinta se ve con claridad el intercambio de plomo entre los hombres, a quienes no les importó que había muchas personas que no tenían vela en el entierro.

Wilman Pérez, subdirector de ese centro penitenciario, dijo que esta es la segunda balacera que se da en las afueras de la cárcel en muy poco tiempo.

Las balaceras han dejado marcas en la entrada de La Reforma. Foto: Albert Marín.
Las balaceras han dejado marcas en la entrada de La Reforma. Foto: Albert Marín.

“Este tipo de situación pone en riesgo al personal y también a los visitantes de los privados de libertad y a cualquier persona que esté cerca del lugar.

“Nuestro personal actuó rápido, sin embargo, no fue posible detener a los hombres que intentaron dispararle a la mujer”, argumentó Pérez.

Ajuste de cuentas

Las autoridades judiciales revisaron el lugar y encontraron 10 casquillos que al parecer fueron disparados por el guardaespaldas de la mujer.

El reo que ella pretendía visitar es Esteban Sandí Miranda, quien está en el tabo por una tentativa de homicidio.

Este es el segundo caso del año en el que unos gatilleros la emprenden contra un visitante.

El pasado 13 de enero, Anabel Arguedas Arce murió de siete balazos cuando salía de visitar a un hijo de apellido Rímolo.

Pérez dice que desde hace tiempo están en conversaciones con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) para que coloque una móvil policial en las afueras de La Reforma.

El subdirector del centro espera que pronto haya humo blanco para que Seguridad Pública los apoye y así se evitar este tipo de enfrentamientos.

Las balaceras ponen en riesgo también a las personas que viven cerca de la prisión. foto: Rocío Sandí Z.
Las balaceras ponen en riesgo también a las personas que viven cerca de la prisión. foto: Rocío Sandí Z.