Rocío Sandí.4 enero
Durante el año pasado se llevaron a cabo 112 megaoperativos. Foto: José Cordero.
Durante el año pasado se llevaron a cabo 112 megaoperativos. Foto: José Cordero.

Para este 2020 la policía tiene entre sus retos principales luchar contra los grupos narcos que se han instalado en las zonas costeras de Puntarenas y de Guanacaste y que han causado un aumento en los homicidios en esas provincias.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, asegura que desde hace unos tres meses atacan ese problema, pero sabe que aún hay mucho por hacer. Así lo dijo en una transmisión hecha este viernes por medio de Facebook live en La Teja.

“Estas zonas, por ser costeras, tienen una vulnerabilidad también muy particular", sostuvo.

El año pasado unas personas llegaron a balear la delegación policial de Fray Casiano, en Puntarenas. Foto: Andrés Garita.
El año pasado unas personas llegaron a balear la delegación policial de Fray Casiano, en Puntarenas. Foto: Andrés Garita.

“En estas zonas se han asentado las bandas criminales. Lamentablemente pescadores y otras personas en vulnerabilidad social se han involucrado en el narcotráfico y con la venta de drogas al menudeo”, detalló.

El ministro asegura que para lograr una baja en la violencia es necesario un trabajo en equipo entre todos los cuerpos policiales.

“Vamos a seguir trabajando con estrategias basadas en el análisis criminal porque nos ha funcionado bien, también vamos a trabajar en conjunto porque en esto tienen que ver el OIJ, la Policía Municipal, Migración, Guardacostas, la Policía de Fronteras, Fuerza Pública, todos”, dijo.

Según las estadísticas de la Policía Judicial en el 2017 en Puntarenas se dieron 42 homicidios, en el 2018 fueron 57 y el año pasado 75. Por su parte en Guanacaste en el 2017 se registraron 46 muertes violentas, en el 2018 se dieron 21 y en el 2019 fueron 38. No todas, claro, están relacionadas con asuntos dee drogas.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, habla sobre las acciones policiales que han permitido bajar los homicidios en los últimos dos años.

Posted by La Teja on Friday, January 3, 2020
No todo es malo

Pese a que en esas dos provincias los números no son favorables, en el campo general se dio una disminución en los homicidios.

Este es el segundo año consecutivo en el que ocurre lo mismo. En el 2017 hubo 603 muertes violentas, la cifra más alta en la historia del país; en el 2018 los homicidios bajaron a 585 y el año pasado fueron 560.

“Es un dato que nos tiene muy satisfechos, sabemos que no es suficiente, hay que trabajar más y muy duro, pero bueno, logramos quebrar la tendencia de aumento. Bajar 25 casos suena poco, pero son 25 personas menos que murieron y detrás de esto hay un esfuerzo de todos los cuerpos de policía”, destacó el ministro.

Michael Soto, ministro de Seguridad: “Estamos con el ánimo al tope y con la motivación al máximo para trabajar por el país y que las cosas sigan saliendo bien”.
Los oficiales mantienen operativos para estudiar el comportamiento criminal. Foto: José Cordero.
Los oficiales mantienen operativos para estudiar el comportamiento criminal. Foto: José Cordero.

“Esto tiene que ver con una estrategia basada en el análisis criminal, es decir, focalizar dónde ocurren los homicidios, a qué hora, cuáles son las motivaciones y generar presencia y recursos (policiales) en ese lugar”, agregó.

Como parte de estas acciones durante el 2019 se llevaron a cabo 112 megaoperativos que permitieron la detención de prófugos, decomisos de drogas, incautación de pistolas sin permisos y hasta la recuperación de carros y motos robados.

Michael Soto dijo que están trabajando también en la puesta en práctica de programas preventivos en escuelas y colegios con los cuales los policías esperan acercarse a los menores de edad para inculcarles valores y principios que los mantengan en el buen camino y así evitar que, en el futuro, se conviertan en delincuentes.

25 homicidios menos se dieron el año pasado en comparación con el 2018