¡Bien breteado!

Amigos lanzaron emprendimiento de figuritas en plena pandemia

Toys and Bricks es el nombre de la empresa

escuchar audio Escuchar este artículo

El 2020 para muchas personas fue uno de los años más difíciles, pues se quedaron sin empleo, les bajaron el salario a la mitad o la empresita que tenían no aguantó los embates de la pandemia y cerraron. Pero para otros, como Ernesto Gamboa y sus amigos Alejandro Fernández y Arturo Quesada, fue más bien una oportunidad.

Así nos lo contó Ernesto, uno de los socios de Toys and Bricks (Juguetes y bloques), quienes abrieron su local en el centro comercial Casa Vieja en Santo Domingo de Heredia, el 7 de setiembre del 2020.

Al consultarle cuál fue el secreto para mantenerse en esta época tan dura, nos dijo que ya tenían ventas individuales desde antes y al unirse, se fortalecieron.

“También nos ayudó mucho el tener un local físico al que los clientes podían asistir y comprar confiados, pues existen mucha personas que estafan a los compradores creando perfiles falsos y cuando les depositan el dinero, se desaparecen”, comentó el pulseador quien es contador de profesión.

Incluso, en este tiempo les ha ido tan bien que pasaron de ocupar un quiosco en el segundo piso del centro comercial, a un local más amplio en el primer piso del mismo establecimiento.

“Al principio solo estábamos enfocados en vender artículos de la marca Lego, pero hemos ido ampliando la oferta a otras como Halo, McFarlane, Mattel, Poco pop, Star Wars, Marvel Legends, DC, Hot Wheels, Bandal, Neca. Nuestro fuerte sigue siendo Lego, porque traemos de Colombia, Estados Unidos y México, principalmente, aunque podemos traer de otras partes del mundo”, explicó Gamboa.

Además, como la gente casi no salía de su casa, quienes no sufrieron ajustes salariales, tenían más recursos disponibles para darse el gustico de comprar sus “juguetes”.

Ventas internacionales

Su crecimiento ha sido tal que hasta han hecho ventas internacionales en Colombia y México, donde van a comprar y vender tres o cuatro veces al año.

“Hemos estado en algunas ferias de emprendimiento y el Brick day, que es el evento más grande Lego a nivel nacional. En este ayudamos a organizar su logística desde hace cuatro años, tres de ellos ya con nuestra empresa”, agregó Gamboa.

Sus familiares y amigos les echan mucho la mano, pero otro de los secretos de su éxito es que pueden hacer los envíos de inmediato, pues están ubicados a la par de una oficina de Correos de Costa Rica y mandan a todo el país.

Ernesto admite que aún son un emprendimiento pequeño porque no han pagado publicidad en ninguna parte, por lo que se han ido dando a conocer por el método de boca a boca y los más de 3.000 seguidores que tienen en la página en Facebook “Toys and bricks” e Instagram @toysandbrickscr.

“Estamos enfocados en la parte coleccionable moderna, aunque también a veces traen cosas de nostalgia como yoyos o cosas así de la Coca Cola. Y estamos con dos proyectos que queremos incorporar este año como son camisetas de una marca propia y máscaras de hule para Halloween, hechas en México”, detalló el joven.

Variedad

Un viaje a la infancia de muchos con las figuras de sus personajes favoritos como Transformers, He man, varitas de Harry Potter, Batman, GI Joe, Superman, la Mujer Maravilla, luchadores de la W puede encontrarlos en la tienda de estos pulseadores y los precios son igualmente variados, según el tamaño y la marca de la figurita, van desde los ¢3.500 en adelante.

Aunque los más apetecidos por los ticos son los Transformers, He man y GI Joes.

“Tenemos cosas que, usualmente, no se consiguen en las tiendas del país, que son artículos sueltos como minifiguras, accesorios, ropa de lego, bolsos, cartucheras, peluches o cosas de Navidad”, narró Ernesto.

De vez en cuando hacen cambios con los clientes, dependiendo de lo que les lleven, porque muchas veces tienen valor sentimental para el cliente, pero no tienen valor comercial, por lo que no todos lo aceptan.

Ernesto comentó que antes de unirse a sus socios, ya venía vendiendo artículos desde el 2011, aunque admitió que desde que estaba en la escuela le gustaba vender figuritas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.