Andrés Mora.30 mayo

Detrás del joven lateral Yael López hay una persona muy especial que es la que realmente carga con todo el estrés de los movimientos y decisiones de su carrera futbolística: su abuela Marielos Fuentes.

La familia del futbolista es muy unida. Arriba: Edwin López (tío). Abajo de izquierda a derecha: Yorleny López (tía), Marielos Fuentes (Abuela) y Roxana López (mamá). Foto: Cortesía
La familia del futbolista es muy unida. Arriba: Edwin López (tío). Abajo de izquierda a derecha: Yorleny López (tía), Marielos Fuentes (Abuela) y Roxana López (mamá). Foto: Cortesía

Ahora que López, ficha de Carmelita, está a horas de firmar con Saprissa (llegará a préstamo), doña Marielos está tensa, quiere que toda la definición del futuro de su nieto se dé rápido y en los mejores términos.

“Siempre hay que dar lo mejor porque uno nunca sabe quién lo está viendo”, Yael López, lateral.

Ellos son vecinos del Coyol de Alajuela y esta querida abuelita ha sido una gran ayuda para que Yael esté triunfando, porque lo ha acompañado desde el momento en que firmó con la Academia Wílmer López, lugar donde se formó, cuando tenía 9 años.

“Yo estoy tranquilo porque uno sabe que hay algo prácticamente concreto, mi abuela sí está más preocupada, me dice: ‘qué pasa, lo han llamado, pero no ha firmado’. Quiere que ya firme con alguien, pero yo ya estoy tranquilo”, comentó sonriente el ampista.

Yael incluso bromea con el hecho de que ella se estresa por él.

“Ella toda la vida, desde que yo tenía 6 años, me ha llevado a todos los lugares, ha estado ahí en todas las pruebas de carajillo, y ahora en primera todavía más, tiene camiseta de los equipos y va al estadio”, recordó López.

López está deseando tener todo cerrado y que la Cueva sea su nueva casa. Fotos de Diana Méndez.
López está deseando tener todo cerrado y que la Cueva sea su nueva casa. Fotos de Diana Méndez.

Con 20 primaveras, solo faltan detalles entre los verdolagas y morados para que se haga oficial el préstamo, ya él está conforme con lo que le ofrecen y dio el visto bueno. Le queda año y medio de contrato con los del barrio El Carmen.

Y a pesar del descenso, considera que a nivel individual tuvo un buen torneo que ahora está dando sus frutos.

“Siempre hay que dar lo mejor porque uno nunca sabe quién lo está viendo, lastimosamente no logramos el objetivo de quedarnos en primera, pero todo esfuerzo tiene su recompensa. Es un gran paso, uno que mucha gente quisiera dar y ahora aprovecharlo”, señaló.

Sueña con un duelo especial

Yael es hermano de Miguel Andrés Ajú, portero de 19 años que recién fue ascendido a la primera división de Liga Deportiva Alajuelense.

Ellos se enteraron que llevan la misma sangre en enero del 2017, son hijos del colombiano Nisson Perea y ahora que los dos están en la máxima categoría sueñan con verse cara a cara en un clásico.

Yael López y Miguel Andrés Ajú son hermanos y grandes amigos. Fotos Melissa Fernández Silva
Yael López y Miguel Andrés Ajú son hermanos y grandes amigos. Fotos Melissa Fernández Silva

“Eso es lo que uno quiere, enfrentarse a él en algún momento. Va a estar bravísimo, nosotros tenemos claro que afuera somos hermanos, pero adentro cada uno en lo suyo”, contó entre risas.

“Él quería tal vez jugar juntos, pero más bonito jugar en contra. Ahorita hemos hablado poco, este último mes casi no hemos hablado por el estrés de qué va a pasar”, agregó.