Karol Espinoza.2 mayo
Después de su brevísimo paso por Alajuela, Esteban ha coqueteado con el Herediano de Jafet Soto, club con el que también entrena. Archivo
Después de su brevísimo paso por Alajuela, Esteban ha coqueteado con el Herediano de Jafet Soto, club con el que también entrena. Archivo

Esteban Alvarado y Alajuelense sellaron la paz, por lo que el portero ya puede jugar con el equipo que quiera.

Los manudos no demandarán al polémico jugador, tal y como lo había anunciado el pasado 12 de marzo el fiscal manudo Manrique Lara, debido a que el portero reveló supuestos detalles de su contratación, durante una entrevista a canal 7, pese a que no lo podía hacer.

No obstante, una fuente le contó a La Teja que todo está “cerrado y acabado” con respecto al siquirreño, incluido el tema de la demanda, por lo que Alvarado es libre de jugar con cualquier equipo.

1 mes y una semana estuvo Alvarado en la Liga.

Eso sí, no se aclaró si el club interesado en contratarlo deberá pagarle algo a los rojinegros.

En Alajuelense ningún directivo puede dar detalles del tema, debido a un asunto de confidencialidad.

De esta foto solo se mantiene en el equipo el presidente Fernando Ocampo. Esteban Alvarado (izquierda) y Javier Delgado (derecha) ya no están en la institución. Foto: Fanny Tayver
De esta foto solo se mantiene en el equipo el presidente Fernando Ocampo. Esteban Alvarado (izquierda) y Javier Delgado (derecha) ya no están en la institución. Foto: Fanny Tayver

Alvarado llegó a la Liga el 31 diciembre anterior como uno de los llamados fichajes bomba, sin embargo, solo jugó unos minutos en la cuadrangular 90 minutos por la vida y no lo hizo en el torneo nacional.

De hecho, nunca habló con el técnico Hernán Torres y jaló de la casa manuda después de escuchar al colombiano decir, el 9 de febrero, que el arquero titular sería Patrick Pemberton por el excelente trabajo que tuvo ese día en el clásico que la Liga empató 0-0 contra Saprissa, en Tibás.

El 11 de marzo, en una entrevista con Teletica Deportes, Alvarado dio a entender que él llegó a Alajuelense porque le habían prometido la titularidad y añadió que los manudos no eran el club grande que él creía.

Esas palabras no cayeron nada bien entre la dirigencia rojinegra, que al día siguiente anunció una demanda contra el jugador por haber roto, supuestamente, la cláusula de confidencialidad.

En Alajuelense llegaron a hablar de una denuncia por supuesto abandono de trabajo, pese a que días antes el presidente Fernando Ocampo había dicho que el finiquito con Esteban estaba firmado.

“Había un pacto de caballeros, el que abrió la puerta fue Esteban, si él no cumplió, nosotros tampoco”, señaló esa vez Lara, fiscal y abogado manudo.

No obstante, con esta noticia todo parece quedar en el pasado en la tormentosa y breve relación que tuvo Alajuelense con Esteban Alvarado, portero que, por cierto, entrena con el Herediano desde la semana pasada, aunque en el club rojiamarillo no han confirmado si piensan contratarlo.