Agencia AFP.12 octubre
Hasta los más pequeños pasaban malos ratos en los campos de concentración nazi. Foto: Archivo GN
Hasta los más pequeños pasaban malos ratos en los campos de concentración nazi. Foto: Archivo GN

El Chelsea, equipo de la Premier League inglesa, está enviando a sus seguidores sancionados por antisemitismo (odio a los judíos) a cursos sobre diversidad que podrían terminar en visitas a los campos de concentración nazis, informó el club.

Estos centros se usaban para maltratar, torturar, para trabajo forzado y el asesinato de judíos.

“Siguiendo una propuesta presentada en nuestro Fórum de Fans, el club está lanzando un programa de educación para los sancionados por comportamiento antisemita, además de ayudarles a entender el impacto de sus acciones, y la participación en el curso puede llevar a una reducción en la duración de su prohibición de entrada al estadio”, dijo el club en un comunicado.

La iniciativa se inscribe en los esfuerzos del propietario del club, Roman Abramovich, para acabar con el antisemitismo, aseguró el presidente del Chelsea, Bruce Buck.

Roman Abramovich es judío, por eso se siente tan identificado Foto: We Ain't Got No History
Roman Abramovich es judío, por eso se siente tan identificado Foto: We Ain't Got No History

El club ya organizó en el pasado dos visitas a campos de concentración nazis como parte de su campaña de concienciación y los aficionados que siguen este curso voluntario sobre diversidad podrían ser invitados a futuros viajes.

"Si solo les prohíbes (entrar en el estadio), nunca cambiarás su comportamiento", dijo Buck en declaraciones al diario The Sun.

"Esta iniciativa les da la oportunidad de darse cuenta de lo que han hecho, de hacer que quieran comportarse mejor", agregó.

Esta es la entrada al campo de exterminio alemán durante el invierno. La frase reza en alemán: Arbeit macht frei; que quiere decir en español “el trabajo libera”.
Esta es la entrada al campo de exterminio alemán durante el invierno. La frase reza en alemán: Arbeit macht frei; que quiere decir en español “el trabajo libera”.

El club ha criticado previamente a algunos de sus aficionados por sus cánticos antisemitas contra los rivales londinenses del Tottenham, un club con una gran base de seguidores judíos.

Abramovich, quien también es judío, exigió un plan para lidiar con el problema, lo que llevó a delegaciones del club a visitar dos veces el campo nazi de Auschwitz en Polonia.

Dos supervivientes del Holocausto (antiguo sacrificio religioso, especialmente entre los judíos, en que se quemaba la víctima completamente) , Harry Spiro y Mala Tribich, relataron sus historias en eventos organizados por el club como parte de la iniciativa, que está respaldada por líderes de la comunidad judía británica.

En Auschwitz–Birkenau en Polonia, fueron enviadas cerca de un millón trescientas mil personas, de las cuales murieron un millón cien mil.
En Auschwitz–Birkenau en Polonia, fueron enviadas cerca de un millón trescientas mil personas, de las cuales murieron un millón cien mil.

"Escuchar a un superviviente, aprender sobre el Holocausto y comprender qué tipo de lenguaje constituye un discurso de odio contribuye a una mejor comprensión y una mayor concienciación de qué es el antisemitismo y cómo combatirlo", afirmó Karen Pollock, directora ejecutiva del Holocaust Educational Trust.

“Mediante esta iniciativa, Chelsea se está comprometiendo realmente a combatir este problema dentro del fútbol y de la comunidad en general”, agregó el presi del conjunto blue.