Karol Espinoza.7 enero

Cuando pensamos en jugadores hondureños que han pateado bola en suelo tico, nos vienen a la mente nombres como el de Nicolás Suazo, Arnold Cruz, Nahamán González, Dolmo Flores, Amado Guevara o Jerry Palacios, solo por citar algunos.

Henry Figueroa fue despedido de Alajuelense hace 15 días por, aparentemente, tomarse seis días y no dos para ir a Honduras a ver lo de la supuesta muerte de su mamá-abuela. José Cordero
Henry Figueroa fue despedido de Alajuelense hace 15 días por, aparentemente, tomarse seis días y no dos para ir a Honduras a ver lo de la supuesta muerte de su mamá-abuela. José Cordero

En la mayoría de los casos, recordamos sus goles, los festejos y la entrega en la cancha, algo que no se puede decir de Henry Figueroa, exdefensa de Alajuelense y quien ha dado de qué hablar desde hace casi 15 días.

El 23 de diciembre empezó a correr el rumor de que al defensa no se le había muerto la mamá-abuela, como dijeron en la Liga el 8 de diciembre, y luego se supo que debido a esa justificación, no se le hizo un control antidoping ese día.

“No sé la profundidad del caso, ni qué ha sucedido. Me sorprende lo que está pasando Henry”, Jerry Palacios, exdelantero hondureño de Alajuelense.

El 27 de diciembre, Figueroa reconoció en Honduras que nadie había muerto y afirmó que su familia estaba amenazada. Pero el asunto no se quedó ahí, ya que este domingo corrió la noticia de que al futbolista le balearon el carro que manejaba y que debido a eso estaría pensando pedir asilo para salir del país.

Jerry Palacios, exdelantero hondureño de Alajuelense, considera que es una pena lo que vive el jugador, aunque asegura que no está muy informado del tema, pese a que el domingo por la noche un amigo le envío una nota sobre el aparente atentado que sufrió Figueroa.

Jerry Palacios, centro, anotó el gol del aztecazo manudo en el 2013. Ese día, Alajuelense le ganó 1-0 al América mexicano por la Concacaf. AFP
Jerry Palacios, centro, anotó el gol del aztecazo manudo en el 2013. Ese día, Alajuelense le ganó 1-0 al América mexicano por la Concacaf. AFP

“Fuimos compañeros en selección por un tiempo en la eliminatoria a Brasil 2014, me pareció un muchacho tranquilo, amable y trabajador. No puedo decir que somos amigos”, señaló Palacios.

El exjugador dice que le sorprende lo vivido por su paisano y le impacta bastante, especialmente porque no es normal que un deportista esté metido en temas tan delicados.

Legión histórica
Según datos del estadígrafo Luis Quirós, en nuestro país han jugado futbolistas hondureños como Jorge Claros, Christian Santamaría, Amado Guevara, Jerry Bengston, Rubilio Castillo, Róger Rojas, Ramón Núñez, Saúl Martínez, Osman Ellis y César “Nene” Obando, entre otros.

Eso sí, cree que la situación de Henry no tiene por qué afectar el hecho de que a futuro otros jugadores catrachos sigan o puedan llegar a militar en clubes costarricenses.

"Cada quien es dueño de sus actos, todos los que hemos tenido la fortuna de ir a Costa Rica hemos tratado de hacerlo de la mejor manera.

“Pienso que Henry lo hizo bien futbolísticamente y luego se dieron los problemas. Creo que los hondureños nos hemos caracterizados por ser honestos, trabajadores y rentables. No creo que un problema de algún jugador hondureño fuera de la cancha pueda provocar que no vuelvan a confiar en futbolistas de Honduras en Costa Rica”, insistió Jerry, quien ahora estudia para ser entrenador.

Palacios no entiende el porqué Figueroa evitó la prueba doping y menos por qué dijo que se le había muerto la mamá-abuela y luego dijo que no era verdad.

Por su parte, Carlos Discua, otro catracho que jugó con los manudos, contó que se enteró el aparente atentado contra Henry porque pasó cerca de donde él vive.

“Esperemos que todo esto no afecte la llegada de hondureños al fútbol tico porque siempre hemos tratado de rendir. Esto de Henry es algo que nadie quiere vivir”, agregó Discua.