Andrés Mora.10 diciembre, 2018

Hernán Medford por primera vez en su vida se sentó en un banquillo como asistente técnico y lo hizo para sorpresa de muchos en el juego de vuelta de la final de la segunda fase del Apertura 2018, juego en el que Herediano dejó en el camino a la Liga en la tanda de penales.

Histórica imagen, primera vez que Hernán toma un rol secundario en el cuerpo técnico de un club, aunque sea por tres partidos. Foto: Rafael Pacheco
Histórica imagen, primera vez que Hernán toma un rol secundario en el cuerpo técnico de un club, aunque sea por tres partidos. Foto: Rafael Pacheco

El Pelícano siempre ha sido el DT, pero Jafet Soto le pidió que le echara una mano en estos últimos juegos del campeonato y por eso desde el martes pasado lo inscribieron ante la Unafut para que pudiera tomar un lugar en la banca.

“No creo que haya ningún favorito, los dos con mucho mérito están en la final”, Hernán Medford.

Bien guardadito se lo tenían en el club rojiamarillo, nadie se había dado cuenta de esto hasta que el domingo Medford salió por el túnel hacia la cancha cuando todos lo imaginaban subiendo a uno de los palcos del estadio Alejandro Morera Soto.

“Uno regresa y está como en casa, estoy aquí ayudando, motivando y eso me satisface mucho. Yo quiero agarrar un equipo campeón, le dije a Jafet y ya me lo prometió, entonces, ¿cómo no le voy a ayudar?”, dijo Hernán.

“El hecho no es el cargo, me tuvieron que inscribir en algo, pero ese no es el tema, el tema es la ilusión y que estamos para ayudar, así como ayudo yo, estuvo Marcelo (Emanuel), estuvo (Rolando) Villalobos también, y todo el cuerpo técnico, entonces no importa en qué posición, simplemente estoy ayudando, a partir de enero soy el técnico, por ahora es Jafet y, ¿cómo no voy a querer ayudar?”, insistió.

Medford no quiso revelar en cuáles cosas específicas le pidió Soto que le echara una mano, señaló que son situaciones que quedarán entre ellos dos porque son muy amigos desde hace años. Incluso, en la conferencia de prensa después del juego en la Liga, el técnico dijo que es “el mejor amigo”.

Hernán está muy agradecido porque es la segunda vez que le abren la puerta de la institución florense, en su etapa pasada levantó dos títulos, en los veranos 2016 y 2017.

Esta dupla está metiendo miedo, capaz y se salen con la suya ante el Sapri Foto: Rafael Pacheco
Esta dupla está metiendo miedo, capaz y se salen con la suya ante el Sapri Foto: Rafael Pacheco

“Estoy muy contento y disfrutando el momento, uno ya es parte del equipo, uno es empleado. Hoy está al frente Jafet, pero insisto, quiero que me de un equipo campeón. Con los jugadores me llevo bastante bien, creo que el grupo es muy bueno y eso es muy importante, no solo hablamos de un equipo bueno, sino de un buen grupo a nivel de personas, se ha demostrado. Uno está de vuelta y es como si nunca se hubiera ido”, contó el Pelícano.

El rojiamarillo estuvo mucho tiempo sentado el domingo, pero de vez en cuando se levantaba a dar algunas indicaciones, además, al cierre de la mejenga gritó, brincó y corrió celebrando la victoria como todos los demás.

Ahora con su característico positivismo, confía en celebrar el próximo domingo 23 de diciembre en Tibás, tal como lo hizo en el verano 2017, cuando le quitó el título a Saprissa en la Cueva.

“Invito a los heredianos a llenar ese estadio, los jugadores se lo merecen, es una final y si Saprissa está ahí hay que respetarlo, son dos equipos con todos los méritos, pero nosotros vamos a trabajar para ganarla. Los jugadores lo saben (que quiero agarrarlos campeones), ni se los tengo que decir yo, ya Jafet se los ha metido, uno está para ayudar”, añadió.

El Pelícano dice que el parón de 18 días del Monstruo es muy relativo, no lo ve como desventaja o ventaja para ellos, si afecta o no se verá cuando se juegue la serie.