Karol Espinoza.17 abril, 2018

La empresa TurfManagersSpecial denunció en un tuit publicado en su cuenta oficial que fue víctima de "mano negra" en las canchas de entrenamiento de Alajuelense, en Turrúcares de Alajuela.

La compañía es la encargada de instalar y darles mantenimiento a las canchas de entrenamiento de la Liga en ese distrito manudo, así como a la gramilla natural del estadio Alejandro Morera Soto.

"Hace una semana fuimos víctimas de 'mano negra' en nuestras canchas en Turrúcares. Con una semana de trabajo arduo (24 horas/7 días a la semana) se notan los resultados. Unos 15 días más volveremos con el verde que nos caracteriza. No dejaremos de trabajar para seguir siendo los mejores", se lee en el tuit completo, publicado el pasado lunes 9 de abril.

Desde la semana pasada, varias fotos circularon en redes mostrando que la mesita de billar que eran esos terrenos, ahora lucían quemados y sin pasto en algunas zonas.

En el centro de Alto Rendimiento de Alajuelense, en Turrúcares, se notaban los daños a la gramilla. Foto: Cortesía
En el centro de Alto Rendimiento de Alajuelense, en Turrúcares, se notaban los daños a la gramilla. Foto: Cortesía

En esa ocasión, ante una consulta de La Teja, Ferlin Fuentes, encargado de prensa rojinegro, dijo el lunes 9 de abril, que había un problema con la bomba que alimentaba todo el riego.

"Ocurrió el miércoles, antes de Semana Santa, y lamentablemente, por más que se trató de solucionar, como cayó en esas fechas, no se pudo”, comentó Fuentes.

Alguien lo hizo con mala intención

Usar el término "mano negra" se interpreta a que el daño fue realizado por alguien con toda la mala intención, por lo que este martes llamamos a Enio Cubillo, dueño de la empresa y encargado del mantenimiento de las canchas, para que nos explicara lo que realmente pasó.

Cubillo trató de bajarle el piso al asunto y hasta dijo que no recordaba si fue él u otra persona la que escribió el término "mano negra" en el Twitter oficial de su empresa.

"No, probablemente alguien ahí. El tuit no recuerdo quién lo escribió, más que todo se refería a eso (mano negra), que no hubo margen de reacción y se complicó todo", dijo.

Después mantuvo el mismo discurso de Fuentes, recordó que estuvieron cinco o seis días sin agua y por eso ocurrió el daño.

"Tuvimos problemas el Jueves Santo ( 29 de marzo), nos quedamos sin electricidad para las bombas de agua y no se pudo resolver hasta el lunes (2 de abril)", añadió Cubillo, mientras calificó como "gajes del oficio" a lo sucedido.

Echaron un químico.

La Teja supo, por medio de una fuente, que el daño no habría sido ese, sino que una persona, con mala intención, echó un químico en las bombas de agua y que por eso se dañó el césped.

Ante eso, Cubillo no lo desmintió, solo insistió en que la versión oficial es que la planta de luz falló, no se pudieron activar las bombas de agua y tampoco hubo forma de resolver el problema, supuestamente, por darse en Semana Santa, cuando no es tan fácil conseguir servicios o personas por estar de vacaciones.

"Esos cuatro días (donde no se regaron las canchas) sí había gente (en las canchas de Turrúcares), fue un daño en la planta que suministraba en ese momento la luz, ya lo tenemos solucionado", Enio Cubillo, de Alajuelense.
Casi no entrenan ahí.

A diferencia de lo que pasó casi todo el año pasado, cuando Alajuelense utilizaba el Centro de Alto Rendimiento de Turrúcares para entrenar, en este campeonato ya casi no usan esa cancha y el club prefiere hacerlo en el Morera Soto.

Cuando se inauguraron las canchas, Cubillo fue uno de los que dijo que la idea era que la gramilla natural del Morera Soto solo se usara una vez a la semana, pero ahora es el terreno oficial de los manudos para entrenar.

"No creo que alguien haya hecho algo intencional, la información oficial es que el Jueves Santo nos reportaron un daño en la planta, a las 9 de la mañana, y no hubo riego esos días", Enio Cubillo, Alajuelense.

A eso, Enio insistió que ahora no usan Turrúcares, porque la cancha se está recuperando.

"Todo se conversa, todo es hablado, al final de este torneo y desde un principio lo sabíamos, que al tener jornada miércoles, domingo, el plan de trabajo es entrenar en el estadio el día anterior a un partido", indicó el rojinegro.

Cubillo es socio de Alajuelense, no empleado del club, y su empresa es la que presta servicios al cuadro rojinegro. Archivo
Cubillo es socio de Alajuelense, no empleado del club, y su empresa es la que presta servicios al cuadro rojinegro. Archivo

A Cubillo le volvimos a preguntar qué nos decía del rumor que señala que la cancha fue dañada intencionalmente y esto respondió.

"Doy la versión oficial y real, porque soy encargado de todo eso, la planta se dañó", mencionó Cubillo, a la vez que recordó que en Turrúcares hay personas cuidando el lugar las 24 horas del día.

El Centro de Alto Rendimiento fue uno de los últimos proyectos del expresidente manudo Raúl Pinto y serían propiedad de Joseph Joseph, vicepresidente actual del club y dueño de los Almacenes Pequeño Mundo.

En los tiempos de Benito Floro y del mismo Wilmer López, Alajuelense entrenaba casi a diario en Turrúcares, algo que ahora cambió. Fotografia: Graciela Solis
En los tiempos de Benito Floro y del mismo Wilmer López, Alajuelense entrenaba casi a diario en Turrúcares, algo que ahora cambió. Fotografia: Graciela Solis
"Soy socio activo de la Liga, tengo cinco años de estar ayudando. Mi empresa construyó las oficinas nuevas, las tiendas, no soy empleado de Alajuelense", Enio Cubillo, socio de Alajuelense y encargado de las canchas de Turrúcares y del Morera Soto.

Sin embargo, cuando le preguntamos a Cubillo si los terrenos son de don Joseph, contestó que no lo sabía y que esa información no la podía dar él.

Hasta donde sabe La Teja, el hecho de que el primer equipo no esté entrenando en ese lugar, como se había planeado, no tendría muy contento a don Joseph, uno de los mayores inversores y de los que más dinero aportó, además de haber sido muy cercano al actual presidente alajuelense, Fernando Ocampo.