Luis Quirós.12 enero
Jurguens Montenegro llegó a Jicaral con la pólvora encendida. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.
Jurguens Montenegro llegó a Jicaral con la pólvora encendida. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.

Mientras que los delanteros de la Liga siguen con la pólvora mojada en Jicaral Jurgues Montenegro se destapó con un doblete en la victoria de los locales 3-1 ante Pérez Zeledón.

El joven delantero de 19 años es ficha de Alajuelense, pero en la Liga no ha recibido oportunidad y primero lo prestaron al Cartaginés el torneo pasado y ahora lo mandaron a la península, algo que pocos aficionados entienden porque Montenegro ha demostrado sobradas condiciones para pelear por un chance con los manudos.

Ante la partida de Jeaustin Campos al fútbol boliviano muchos pensaron que Jicaral se vendría abajo, pero la directiva del club ha demostrado que trabaja con orden y le dieron el equipo a Erick Rodríguez, quien era el asistente de Campos y ahora trabaja con Luis Fernando Fallas al lado.

Además, los peninsulares armaron un cuadro bonito con figuras como Kevin Fajardo, Wálter Chévez, Jorge Gutiérrez, Freddy Álvarez y el joven delantero manudo entre otros.

Por eso, no fue sorpresa que desde el inicio salieron con todo en busca del triunfo, con fútbol rápido y aprovechando muy bien los costados metieron a los generaleños en su terreno, causando problemas en la zaga rival.

Con sus manos hacia el cielo, el joven Jurguens Montenegro, celebra uno de sus dos goles contra Pérez Zeledón. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.
Con sus manos hacia el cielo, el joven Jurguens Montenegro, celebra uno de sus dos goles contra Pérez Zeledón. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.

Wálter Chévez se encargó de echarse al hombro la creación de los penínsulares, generando en los primeros 10 minutos varias llegadas peligrosas que no terminaron en gol por la falta de puntería y en otros casos debido al trabajo defensivo de los muchachos del Pérez Zeledón.

Por su parte, los Guerreros del Sur bien parados atrás, lograron acabar con los avances de sus anfitriones y a la vez buscaron tener la salida necesaria para buscar el arco rival.

El volante Freddy Álvarez tuvo su primer juego con Jicaral y salió victorioso. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.
El volante Freddy Álvarez tuvo su primer juego con Jicaral y salió victorioso. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.

Ya con media hora de juego Pérez había logrado nivelar las acciones, pero sin tener pegada necesaria para sorprender.

Aún así el conjunto jicaraleño siguió insistiendo y tuvo su premio en el minuto 31.

Un servicio de esquina en el sector ofensivo derecho llegó a pies de Wálter Chévez, que con buena visión periférica ubicó cerrando por la izquierda a Kevin Fajardo, quien con un buen golpe de cabeza sirvió a la boca del marco para que llegara Jurguens Montenegro que también de cabeza puso la número cinco en las piolas enemigas para el 0-1.

El gol despertó a los locales y Jicaral tuvo dos opciones más para aumentar el marcador, pero el problema de la definición sigue dando de comer a los críticos por la forma en que se fallan opciones que por obligación para un jugador profesional deben terminar en gol.

Jicaral armó un cuadro bonito y promete dar guerra. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.
Jicaral armó un cuadro bonito y promete dar guerra. Foto Jesús Muñoz de Jicaral Sercoba.

Arrancando el segundo tiempo los sureños lograron encontrar la paridad en el marcador.

En el minuto 48 un servicio desde la izquierda de Marco Barrantes, exjugador de Jicaral, fue desviado de cabeza por Pablo Azcurra para habilitar en el segundo palo a César Elizondo, quien con su pierna derecha empujó la daga venenosa para poner el 1-1.

Este gol que generó que en Jicaral todos se pusieran las pilas para buscar de nuevo la ventaja, provocando una rayería sobre el marco del joven portero generaleño Guido Jiménez, quien no pudo evitar el segundo gol rival.

En el minuto 59 otra vez apareció Wálter Chévez cobrando un servicio de esquina a la cabeza de Jurguens Montenegro que con astucia supo como jalar de la marca que tenía para anidar el 2-1 en la portería visitante.

Los locales siguieron buscando como alejarse más en el marcador y en el minuto 89 una jugada bien llevada entre Luis Rodríguez y el chileno Carlos Sosa terminó en los pies de Wálter Chévez, quien no perdonó y puso el 3-1 definitivo.