Karol Espinoza.11 enero
Venegas aterrizó en Tibás en diciembre del 2017 y en un año anotó 18 goles. Rafael Pacheco
Venegas aterrizó en Tibás en diciembre del 2017 y en un año anotó 18 goles. Rafael Pacheco

La vida cambia mucho en 365 días y de eso puede dar fe el delantero del Deportivo Saprissa Johan Venegas.

Hace un año, para el inicio del Clausura 2018, el goleador limonense llegaba a la casa morada con la dura tarea de borrar su pasado liguista y con la obligación de lograr, a punta de goles, echarse al bolsillo a la afición tibaseña, que solo lo recordaba por haber jugado con el archirrival.

La cosa no fue fácil para él en ese primer semestre. Por ejemplo, se metió en una polémica por encarar a los fiebres en un juego en el estadio Nacional, el día que marcó su primer gol con el Monstruo, en el empate a dos contra Grecia, el 24 de enero del 2018.

En esa ocasión, el Cachetón celebró el pepino poniéndose las manos en las orejas, en señal de que no los escuchaba celebrar, y luego puso el dedo sobre su boca, como pidiendo silencio tras ser chiflado.

Además, su rendimiento fue irregular en ese primer torneo con la chema morada, pese a salir campeón.

No obstante, ahora la cosa cambió y para el campeonato que inician los morados este domingo, ante Limón, Venegas se convirtió en el “fichaje” más reciente, después de que los morados anunciaran, el jueves en la noche, la firma de un nuevo contrato con el Cachetón por dos años. Esto luego de días de incertidumbre sobre si se quedaba en Tibás o jalaba al fútbol extranjero.

La noticia fue bien tomada por algunos aficionados morados y ni hablar de Juan Carlos Rojas, presidente saprissista, quien le mandó el siguiente mensaje a Venegas en su cuenta de Twitter.

“Vendrán muchas celebraciones con la morada, tu decisión deja claro tu compromiso con estos colores”, posteó el popular Moradito.

Venegas le respondió: “El compromiso siempre ha sido mutuo, muy feliz de seguir ligado al Saprissa y esperando volver a pisar la Cueva y sentir a la afición más grande alentar”.

Otros aficionados, como Sil Castañeda, celebraron la permanencia del exalajuelense con la frase “Grande Cachetón", mientras Diego Vargas le envió el siguiente mensaje:

“Linda Cachetón, vamos por la 35, tienes el apoyo de la afición más grande del país”.

Venegas aterrizó en Tibás a finales del 2017, luego de hasta haberse entrenado unos días con la Liga y en momentos que los rojinegros daban por un hecho su regreso al club donde fue campeón en los tiempos de Óscar Ramírez.

Lo anterior le generó múltiples críticas de los fiebres y hasta de la directiva manuda. De hecho, en los clásicos que enfrentó en el 2018, a Johan le tocó soportar fuertes ofensas en el estadio alajuelense.

Pero por esta continuidad y los mensajes de algunos morados, parece que sus tiempos en Alajuelense ya ahora sí quedaron en el pasado y los tibaseños más bien están motivadísimos de que los ayuda a conseguir la 35, especialmente porque Venegas anotó 18 goles el año pasado con la chema morada.

Siguen esperando

El anuncio de la continuidad de Venegas en la Cueva se da cuando la dirigencia morada ha sido muy criticada por los fiebres al no hacer grandes fichajes para una temporada donde no solo deben intentar ganar el título 35 que no consiguieron en diciembre, sino enfrentar al Tigres mexicano, en el rudo torneo de la Concacaf.

Hasta la fecha, el Monstruo solo ha firmado a los excarmerlos Suhander Zúñiga y Jonathan Martínez, así como al defensa trinitense Aubrey David y esperan traer a un delantero extranjero.