Andrés Mora.27 diciembre, 2018
Víctor sin vestirse de jugador fue parte del campeonato que el Team le arrebató a Saprissa. Fotos de Diana Méndez
Víctor sin vestirse de jugador fue parte del campeonato que el Team le arrebató a Saprissa. Fotos de Diana Méndez

La resaca de un título nacional da para rato.

Eso lo sabe muy bien Víctor ‘Mambo’ Núñez, quien cuatro días después de que Herediano ganara la copa número 27 de su historia en las canchas sigue gozando de lo lindo y esta vez a costa del morado Alonso Solís, algo que le sabe mucho más rico.

Mambo se salió con la suya. Había apostado con el Mariachi desde el viernes 14 de diciembre que si el Team ganaba el campeonato al Saprissa, el exsaprissista y músico le tenía que dar ¢100 mil. Los dos estuvieron de acuerdo y el pacto de caballeros se cerró con un apretón de manos en el programa VIS10N.

Quedaron como testigos el actual jugador florense Alberth Villalobos y los exfutbolistas Atim Rooper y Andrés Núñez.

Quienes no vieron el programa no supieron nada del asunto. El pacho es que Mambo quemó a Alonso en sus redes sociales el propio 25 de diciembre porque puso “Dónde estará metido Alonsito Solis ... fijo por ahí anda llorando. Creo que tengo que ir por esos 100 mil. Herediano Gracias".

El exflorense vivió intensamente esta final contra el Monstruo y no solo por las cien mil cañitas tan bien ganadas, como él mismo dice, sino porque anhelaba el título 27 para la institución cuyos colores defendió con tanta entrega. De paso la platica está bonita y el bullying a Solís ni para qué.

Eso sí, Mambo aclara que el molestar es en buena nota, ellos son compísimas desde tiempos del colegio. Se conocieron estudiando en el Liceo Rodrigo Facio, en San José, y aunque no son de la misma edad sí jugaban juntos en aquellos años.

“El mae me quiso jugar de vivo con que Saprissa iba a ganar porque Heredia había entrado de cuarto. Yo confié en mi equipo a muerte”, dijo Núñez dejando claros los colores de su corazón.

“Yo creo que le va a doler porque una teja es una teja, pero no tanto la plata sino el orgullo y el prestigio de andar con la chema sabiendo que no es campeón”, vaciló el exrojiamarillo, quien jugó el último torneo en el Cibao FC de la Liga de República Dominicana.

Mambo dice que publicó en Twitter el comentario para quemar al Mariachi porque siempre está “hablando paja” y que aunque le da lástima que Alonso pierda esa platita, cree qye fue culpa del morado porque se puso para que le diera.

Le fue mal a Alonso con este equipo morado que lo vendió en la final. Debería pedirle a Vladimir Quesada que le ayude con la platica. Instagram
Le fue mal a Alonso con este equipo morado que lo vendió en la final. Debería pedirle a Vladimir Quesada que le ayude con la platica. Instagram

El florense aseguró que al final de cuentas la plata ni le importa, dice que lo bonito de todo esto es el vacilón que se montó alrededor de un partido tan importante como el jugado el domingo en la Cueva.

“Me gusta apostar para ponerles picante a los partidos. Ya él (Alonso) me llamó, porque yo le hice dos llamadas y no me contestó, entonces me pasé a ver el WhatsApp y estaba en linea, entonces lo pesqué y no es por la plata sino por el bullying”, contó sonriente Víctor.

“Todo el mundo me felicita en las calles y los morados calladitos, pero así esto. Tal vez dentro de seis meses me toca andar calladito, ya tenía muchas navidades con bullying y esto es fútbol, después tal vez en mayo Alajuelense, después de cinco años, vuelva a ser campeón. La idea siempre es disfrutar”, agregó.

El exjugador tiene claro que el fútbol es un juego, no da como para enemistar a la gente.

El gran día

Al final de cuentas este jueves en el programa VIS10N vía Facebook Live podremos saber si Alonso lleva los ¢100 mil para pagar pues se reencontrarán después de aquella apuesta anterior a la final.

Para Víctor será seguir celebrando una mejenga que vivió muy estresado, pasó todo el tiempo junto al equipo como uno más de la institución.

“A pesar de que no estuve en el torneo con Heredia los compañeros siempre me llaman, que vaya al hotel, que los acompañe en el bus, en el camerino y sintieron las buenas vibras de mí hacia ellos. Siempre es especial ser campeón y más que todos mis amigos querían porque les ha costado mucho sacar a Heredia de donde estaba”, señaló el goleador histórico del fútbol nacional.

Por su parte el derrotado guardó prácticamente todas sus explicaciones para el encuentro con Mambo.

“Sí voy a pagarle a Mambito mañana, ahí le voy a pagar”, comentó el Mariachi muerto de risa.