Karol Espinoza.4 octubre

Douglas Hernández se hizo aficionado del Deportivo Saprissa “desde que estaba en la panza de mi vieja”, como dice él.

Y uno de sus grandes sueños era viajar fuera del país para ver jugar al Monstruo de su vida.

Para dicha de este vecino de Pavas, la ilusión ya se le hizo realidad ya que esta semana estuvo en Panamá viendo ganar a los morados 1-0 ante el Club Atlético Independiente por los cuartos de final de la Liga Concacaf.

Sobra decir que el domingo estará en el Ricardo Saprissa para tirarse el clásico ante Alajuelense.

Douglas tuvo tiempo para hacer turismo en Panamá. Cortesía Douglas Hernández.
Douglas tuvo tiempo para hacer turismo en Panamá. Cortesía Douglas Hernández.
¿Cómo estuvo el paseo?

“Fue mi primer viaje al extranjero para ver al club. Me dieron vacaciones en el trabajo y entonces hice todo lo posible por recolectar la plata, tuve que correr con el pasaporte porque no tenía y en 22 días estaba todo listo”, contó el moradazo quien bretea como un pistero en una gasolinera.

“Desde chiquito quería viajar al exterior a ver a Saprissa y gracias a Dios se me dio”, Douglas Hernández, aficionado morado.

A Douglas le tocó hacer el viaje en bus, lo cual es agotador ya que se deben pasar más de 18 horas sentado.

“Por más que uno vaya cómodo es sumamente cansado, uno se pone de pie, se sienta, se estresa, es algo así", recordó el joven de 24 años.

Hernández viajó con un grupo de morados, algunos de la Ultra, y en Panamá se reunieron con otros aficionados que viajaron por otros medios.

El fiebre dice que por dicha Saprissa ganó, ya que tanto esfuerzo valió la pena.

Al hombre le dio chance de gritar y todo. Cortesía Douglas Hernández.
Al hombre le dio chance de gritar y todo. Cortesía Douglas Hernández.

El bus salió el domingo a la 1 de la tarde y llegó al país vecino el lunes a las 8 de la mañana, para ver el partido del martes a las 8 p.m.

El regreso lo iniciaron el miércoles a las 11 de la mañana y arribaron a San José el jueves a la de 1 de la madrugada, es decir, duraron menos que en la ida (14 horas).

Calcula que en todo el paseo invirtió unos ¢250 mil y hasta le dio chance de conocer un poco e irse de compras.

“Compramos ropilla y tenis. Panamá es muy barato y yo deseaba haber llevado más plata”, indicó Douglas, quien tuvo toda esta semana de vacaciones y el lunes regresará al brete.

Del juego de Saprissa dijo que fue complicado, ya que los canaleros los tenían feos y no les permitían acercarse al marco. Pero para su fortuna al final los morados pudieron sacar el resultado y ahora se verán en semifinales de Liga Concacaf ante el Olimpia de Honduras.

“La serie contra el Olimpia será dura, es un equipo bueno y quiere la revancha porque Herediano le ganó la final del año pasado”, Douglas Hernández, aficionado saprissista.
Alentará igual

Aprovechamos para pedirle su pronóstico sobre el esperado clásico de este domingo.

"Hay que darlo todo, Saprissa está muy obligado, pero por dicha estará a estadio lleno y hay que alentar como lo hicimos en Panamá”, indicó el joven.

Considera que la Liga es un equipo que juega bien, no obstante, según él, cuando Saprissa llegó al Morera Soto, en agosto, los manudos se asustaron y por eso perdieron 2-1, pese a que muchos daban como favoritos a los erizos.

“Pero este es un clásico diferente, hay que disfrutarlo en paz”, añadió este morado, quien ahora podrá contarle a sus compas de la gasolinera lo bonito que es hacer los sueños realidad y haber visto jugar fuera del país al equipo de sus amores.

Tal y como apoyó en suelo canalero, Douglas estará este domingo en Tibás para ver la mejenga contra Alajuelense. Cortesía Douglas Hernández.
Tal y como apoyó en suelo canalero, Douglas estará este domingo en Tibás para ver la mejenga contra Alajuelense. Cortesía Douglas Hernández.