Karol Espinoza.Hace 6 días

La próxima Liga de Naciones de la Concacaf pondrá a prueba lo que mostraron selecciones de Haití y Curazao en la pasada Copa Oro.

Ambos países serán rivales de Costa Rica en el torneo regional que iniciará en octubre y donde deberán dejar constancia que la semifinales jugadas por los haitianos en la recién pasada Copa Oro, así como la clasificación de Curazao a los cuartos de final del torneo, por primera vez en su historia, no fueron casualidad.

Haití le ganó a Costa Rica por primera vez en una Copa Oro. AFP
Haití le ganó a Costa Rica por primera vez en una Copa Oro. AFP

Unido a eso, obligan a Costa Rica a tomarse en serio a rivales que hace unos años eran pan comido, lo cual no ocurrió en el torneo ya que los ticos cayeron 2-1 ante Haití y se quedaron sin el primer lugar del grupo, el cual se daba como un hecho que conseguiría.

"El cuerpo técnico debe hacer correcciones porque son selecciones fuertes. Si Costa Rica trabaja bien, tiene chance de ganar. Además, no podemos jugar siempre ante Nicaragua o Bermuda.

“Es de corregir lo que no se ha hecho bien ante rivales que antes eran exigentes y que crecieron, pero que tampoco son potencias o son inalcanzables”, explicó el técnico Marvin Solano.

Torneo primerizo
Será la primera vez que se realice la Liga de Naciones de la Concacaf. Costa Rica debutará contra Haití el 10 de octubre y el 13 del mismo mes se medirá a Curazao, a los que visitará el 14 de noviembre, mientras que tres días después jugará ante Haití, en San José.

Costa Rica debutará en la Liga de Naciones el 10 de octubre en Haití y será local ante Curazao tres días después.

El 14 de noviembre visitará a Curazao y recibirá a Haití el 17 de noviembre en un torneo que le permitirá avanzar a la siguiente fase si gana el grupo, así como sumar puntos para el ranking FIFA el cual, desde el martes de esta semana, influye para determinar a los equipos clasificados a la hexagonal rumbo al Mundial de Catar 2022.

Solano piensa que el crecimiento de esas selecciones se debe básicamente a que tienen futbolistas jugando en países con torneos de fútbol más exigentes. Además, el técnico reconoció que los países caribeños mejoraron en lo táctico y ganaron confianza al enfrentar a rivales como Costa Rica, por lo que se les debe prestar la atención debida.

Gustavo Matosas, técnico de la Tricolor, tiene mucho que corregir con el grupo para no pasar apuros. José Cordero
Gustavo Matosas, técnico de la Tricolor, tiene mucho que corregir con el grupo para no pasar apuros. José Cordero

“Son selecciones más ordenadas, utilizan sus fortaleza, la velocidad y el biotipo”, añadió Marvin.

Vinicio Alvarado, entrenador nacional, no tiene claro por qué se ha dado el crecimiento de las selecciones caribeñas, pero considera que podría ser por contratar a entrenadores con más experiencia y conocimiento.

Los haitianos son dirigidos por Marc Collat, quien hizo toda su carrera en Francia, y volvieron a la Copa Oro 2019 después de cuatro años de ausencia y lograron llegar hasta las semifinales, en las que fueron derrotados por México, 1-0, en tiempos extra.

Cuentan en su planilla con jugadores como Duckens Nazon, quien juega con el Coventry City de Inglaterra.

Curazo, por su parte, fue eliminada por Estados Unidos en cuartos de final al caer 1-0.

“El hecho de que sus jugadores estén en ligas extranjeras es lo que les puede dar más nivel, ya que son futbolistas con mucha fuerza, un buen biotipo y son muy rápidos. Si a todo eso se le suma una buena preparación, se puede dar un gran crecimiento”, indicó Alvarado.

Ya no solo Jamaica es un rival caribeño complicado. AFP
Ya no solo Jamaica es un rival caribeño complicado. AFP

Alvarado es claro que este crecimiento debe preocuparle a Costa Rica y a los demás países centroamericanos porque ahora no serán únicamente Jamaica o Trinidad y Tobago, los que puedan darles dolores de cabeza.

Números lejanos
Mientras Costa Rica es 39 del ránking FIFA, Curazao es 79 y Haití se ubica en el lugar 101.

“El crecimiento ha sido grande, Jamaica y Trinidad y Tobago son los que han estado siempre ahí, pero ahora hay que sumarle a Haití que se convierte en un equipo de cuidado y con el nivel de la eliminatoria, uno espera que pelear el cupo al Mundial sea entre menos equipos, pero ahora se deben de tener en cuenta a los del Caribe y ponerles mucha atención”, finalizó el exentrenador de equipos como Liberia, Belén y Carmelita.