Karol Espinoza.30 julio

Usain Bolt, el hombre récord del atletismo, está feliz retirado de las pistas, ahora solo hace ejercicio en el gimnasio, no extraña los entrenamientos y, para matar fiebre, armó su propio equipo de fútbol con los amigos para jugar los sábados en un torneo.

El jamaiquino estuvo la semana pasada en Nueva York para participar en un evento con un patrocinador, ahí atendió al diario New York Times y a continuación le contamos parte de lo que le dijo al periodista Matthew Futterman.

Bolt la pulseó para jugar profesionalmente, pero no se le dio. AFP
Bolt la pulseó para jugar profesionalmente, pero no se le dio. AFP

De entrada aseguró extrañar la competencia, pero no los entrenamientos. Además, contó lo que hace ahora con sus días libres y confiesa no verse como entrenador de atletismo porque le falta de paciencia para eso.

“Me mantengo ocupado. Está el trabajo con mis patrocinadores. Así que estoy concentrado en eso ahora. Estoy tratando de hacer distintos negocios. Está por abrir una escuela en la que estamos trabajando”, respondió Bolt.

Como era de esperarse, en la entrevista tocaron el tema del fútbol, deporte que Bolt intentó practicar de forma profesional en Australia con el equipo Central Coast Mariners. Allí hizo la pretemporada, pero se fue en noviembre del año pasado al no llegar a un acuerdo.

Antes de eso, entrenó con el Borussia Dortmund de Alemania, el Sundowns de Sudáfrica y el Stromsgodset de Noruega.

“Quería hacer eso, pero no resultó, así que solo decidí olvidarme de eso, concentrarme en mis negocios y trabajar con mis patrocinadores”, reveló.

“A veces no todos pueden jugar y hay que ser inteligente porque hay muchos delanteros, así que si no hay muchos defensas juego como defensa”, Usain Bolt.
En Australia la gente estaba como loca con Bolt. AFP
En Australia la gente estaba como loca con Bolt. AFP

“¿Todavía juegas fútbol en partidos informales?”, le preguntó el periodista y Bolt le contestó así:

"Sí, claro, tenemos un torneo, un torneo de fútbol rápido que juego todos los sábados con mis amigos”, contestó el jamaiquino, a la vez que contó que los martes y jueves también mejenguea con sus compitas, o sea, es un fiebrazo.

Con el protagonismo que le caracteriza, Usain juega como delantero y de vez en cuando, si lo necesitan, también defiende.

No cree en las segundas partes

Sobre si le interesaría una carrera en el fútbol americano de los Estados Unidos, el ocho veces campeón olímpico dijo que no porque lo ha visto, sabe los golpes que reciben y, al ser él tan rápido, todos irían detrás suyo.

Cuando se conversa con el hombre más rápido del mundo, se le debe cuestionar sobre del futuro de ese deporte, de ahí que el periodista Futterman le cuestionara quién será el próximo gran velocista jamaiquino.

Bolt contestó que no lo sabe.

En la pista nadie ha igualado lo hecho por el jamaiquino. AP
En la pista nadie ha igualado lo hecho por el jamaiquino. AP

"A las mujeres les va muy bien. A Shelly-Ann Fraser-Pryce le va muy bien. A Elaine Thompson le va muy bien. También está Briana Williams, ella estuvo muy cerca de alcanzar el récord mundial el mes pasado. De los chicos no sé quién vaya a destacar”, contestó.

Sobre el detalle de que no quiere ser entrenador, el comunicador le preguntó que si es que piensa que la gente no lo escucharía y reveló que no se trata de eso, sino más bien porque sabe lo que hizo pasar a su propio entrenador, está seguro que no podría hacerle frente a eso, mucho menos a alguien con una personalidad como la suya.

La entrevista cerró con la siguiente pregunta: “¿Hay cero posibilidades de que regreses a la pista?”.

32 años tiene Bolt.

“Lo he aprendido de mucha gente: los regresos nunca salen bien”, finalizó con sabiduría el hombre más rápido del mundo.