Karol Espinoza.29 octubre, 2018

En días donde lo que más se comenta es el deficiente trabajo de los árbitros en los juegos del torneo nacional, el técnico morado Vladimir Quesada intentó no caer en ese juego, aunque igual mandó sus chinitas.

Quesada y sus jugadores pellizcaron un punto en su visita al Juan Gobán. José Cordero
Quesada y sus jugadores pellizcaron un punto en su visita al Juan Gobán. José Cordero

El domingo, luego de empatar a uno contra Limón, en el Juan Gobán , en un juego donde el central Keylor Herrera no dio por válido un gol de los locales, le cuestionaron al exjugador qué le pareció el arbitraje y respondió así:

“No a eso no, eso lo hablan ustedes. Siento que los árbitros hicieron un gran trabajo hoy (domingo), pero el público grita por todo. Al final siento que este partido fue común. El cuarteto, como seres humanos, fallaron para ambos lados, pero estuvo bien. Por todo lo que se dijo la semana pasada se puede condicionar a los árbitros, pienso que se hizo un buen trabajo en este partido”, contestó.

Ante esa respuesta, le insistieron que si entonces creía que Alajuelense, su rival la semana pasada en el clásico había condicionado el arbitraje, en referencia al hecho que hasta la Comisión de Arbitraje reconoció que el trabajo del central en esa mejenga, Hugo Cruz, influyó en el marcador (Saprissa venció 2-1) y entonces contestó lo siguiente:

“Lo que dije es que la semana pasada se habló demasiado y a nosotros nos genera preocupación que lo que se dijo condicione los árbitros. Siento que el cuarteto ante Limón lo hizo muy bien, siento que hoy (domingo) otro equipo que no es Saprissa y Limón pagó en la mañana (ya habían jugado Cartaginés ,que cayó 3-2 ante Grecia, y la Liga ,que venció 2-1 a San Carlos). Hagan algo para traer el VAR (videoarbitraje)... Nosotros hemos entendido que a veces se nos ha perjudicado y en otras se nos ha beneficiado, pero evitamos cuestionar", indicó.

El martes anterior, después de la conferencia de la Comisión, Juan Carlos Rojas, presidente morado, usó su Twitter para criticar este hecho y decir que entonces ahora los miembros de ese ente iban a convocar a la prensa después de cada jornada para reconocer los errores de los silbateros.