Francesca Chinchilla.16 diciembre, 2018

Marilin Gamboa, presentadora de televisión, denunció por redes sociales a una pareja de inquilinos que le debe varios meses de mensualidad y le dejó su casa llena de cacas de perro y mucha basura cuando los desalojó.

La presentadora se mostró indignada por la complicada situación que está viviendo. Tomado de Facebook Marilin Gamboa.
La presentadora se mostró indignada por la complicada situación que está viviendo. Tomado de Facebook Marilin Gamboa.

De acuerdo a lo que contó Gamboa en sus redes sociales, ella tiene una casa que había comprado antes de contraer matrimonio con el empresario Ramón Aguilar, por lo que decidió alquilarla a una pareja de diseñadores nacionales a los que ella creía muy luchadores, sin embargo, con el tiempo todo se volvió un completo dolor de cabeza.

“Los primeros seis meses todo marchó bien, pero después empezaron con problemas para hacerme los pagos con el alquiler porque decían que no estaban bien y que se les estaba complicando. Estuvieron viviendo en la casa y se hicieron “gato bravo” y no pagaban… no tiene idea de la controversia y el rollo. Yo por ayudar, por ser buena gente y porque entiendo que la situación está complicada les daba chance”, contó Gamboa en las historias de Instagram.

La conductora afirmó que decidió no presionarlos con el alquiler, pero sí les enviaba correos de vez en cuando. Mensajes que eran contestado por la mujer que habitaba en su casa y quien le decía que el contador les debía una plata, sin embargo, la historia cambió y le terminaron diciendo que el contador los había estafado.

“Al final, me dijeron que la culpa era prácticamente mía porque si yo les hubiera dicho a ellos que el contador no me estaba depositando la mensualidad, ellos se hubieran dado cuenta que les estaba robando, pero yo no entendí porque me dijeron que era que estaban mal con el negocio del diseño”, mencionó.

Gamboa indicó que ocurrió un pleito horrible, hubo muchos gritos y hasta tuvo que recoger tanta basura que llenó tres camiones grandes de basura, después del desalojo. Además, contó que la pareja jaló en setiembre pasado y a la fecha no ha terminado de limpiar la casa.

“No tienen idea el montón de cochinadas. Los vecinos estaban felices dicen: “¡No tienen idea! Qué dicha que se fueron Marilin porque tenía esto terrible”. Dicen que las cucarachas se pasaban de casa en casa… Algo fatal. La casa tiene un balcón como estilo neoyorquino, tenían perros porque nosotros se lo permitimos y no cabía una caca más en este lugar”,mencionó.

La bronca ha sido tan fuerte, que según contó Gamboa, ahora debe contratar abogados para lograr recuperar la plata que le deben, pero confía en que “hay un Dios que todo lo ve”.

“Me quedaron debiendo un montón de dinero y la gente se aprovecha porque dice: “Bueno, uno es figura pública, que se aguante”, y uno como que no tiene derecho de reclamar ni nada y eso me parece realmente triste. Si fuera al revés, estarían hablando de uno y todo el mundo despotricando en redes en contra de uno sin conocer la situación”, aseveró.

Ella también contó que no sabía si seguir luchando por sus derechos y con el proceso legal, ya que cuando les escribió para cobrarles, le dijeron que ella es una acosadora y que la iban a exponer públicamente.

Gamboa alquiló la casa, que había comprado de soltera, para ganarse una platica extra porque se compró una nueva para vivir con su esposo.
Gamboa alquiló la casa, que había comprado de soltera, para ganarse una platica extra porque se compró una nueva para vivir con su esposo.

“Muchos piensan que a uno no le pasa nada, que la gente no se aprovecha y que todo se lo regalan. Al contrario, como creen que a uno no todo se lo regalan y no le cuesta nada, se quieren aprovechar de uno un montón”, reveló.

La presentadora de 7 Estrellas, programa que se transmite por Teletica, afirmó que no lo contaba como el gran chismazo, sino para que los inquilinos traten de cuidar la propiedad ajena. Además, pidió ayudar para saber si en el país existe alguna página donde se pueda ver el récord de las personas que quieren alquilar lugares para así tener más cuidado.