Shirley Sandí.14 octubre

El Gobierno anunció el viernes un programa de salvamento para los ticos que están hasta el cuello de deudas.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, le dio a La Teja una entrevista para ampliar detalles sobre este plan y hasta reveló que él también la vio fea por una secadora de ropa.

En los últimos 7 años la deuda de los hogares costarricenses se ha duplicado. Por eso el viernes presentaremos medidas que aliviarán la situación de las familias costarricenses.

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Wednesday, October 9, 2019

Dicho programa consiste en refundir las deudas de estas personas en un solo crédito a un plazo más largo, pero con menos interés y una cuota más baja.

Por ejemplo, una persona que tiene una deuda de ¢5 millones con un interés del 20%, paga ¢130.000 al mes, pero con el salvamento pasaría a una tasa del 12% y una cuota mensual de ¢60.000.

En dicho programa se pueden meter todo tipo de deudas, de tarjetas de crédito, una lavadora, un préstamo personal o de vivienda. Lo llevarán a cabo los bancos Nacional y Costa Rica, además se está invitando al Popular.

"Siempre pagará sus deudas, pero con mejores condiciones, no estamos alcahueteando a nadie”, aseguró el mandatario.

Para ser beneficiario debe cumplir dos condiciones: cursar un plan de educación financiera que durará tres años y, además, se prohibirá que la persona pueda meterse en nuevas deudas hasta que pague al menos la mitad de ese crédito refundido o haya pasado la mitad del plazo.

Por otra parte, el Gobierno presentará un proyecto de ley que busca mejorar el Centro de Información Crediticia (CIC), donde aparece la información de lo que la gente debe, para que aparezcan todas las deudas, hasta las de tiendas de electrodomésticos, almacenes, casas de préstamos, entre otros.

- ¿Quiénes pueden acceder a este programa de salvamento?

Las personas asalariadas o pensionadas altamente endeudadas, es un programa voluntario.

El presidente brindó detalles del plan de salvamento dirigido a las personas que están ahogadas en deudas. Foto Alonso Tenorio
El presidente brindó detalles del plan de salvamento dirigido a las personas que están ahogadas en deudas. Foto Alonso Tenorio

- ¿Cuántas deudas debo tener para calificar?

Por ejemplo, personas que tienen un salario de ¢400.000, pero les quedan ¢100.000 o incluso ¢40.000 al mes por las deudas. Los que tienen que “extrear”, hacer camarones los fines de semana para salir con los pagos.

A los que apliquen se les ampliará el plazo de los créditos y se buscará mejorar la tasa de interés para que la cuota sea más baja y que eso les deje un poco más de dinero disponible, idealmente para mejorar su calidad de vida. La idea es que no se enjaranen nuevamente.

El sistema financiero hoy puede ver si usted tiene deudas con tarjetas, pero no si las tiene con electrodomésticos, casas de empeño o entidades prestadoras. El proyecto de ley es para que se vea toda la fotografía del historial crediticio.

- ¿A cuáles bancos puedo ir y a partir de cuándo?

La próxima semana sacaremos la directriz para los bancos públicos Costa Rica y Nacional, se invita al Banco Popular (como es público no estatal, no se le puede ordenar). Con esta medida ellos comienzan a diseñar la propuesta. Paralelamente trabajamos con Sugef en algunos cambios de regulación.

Yo espero que en las próximas semanas esté todo listo para que la gente vaya. Lo anunciamos porque sabemos que es un tema que apremia y queremos pedirle a los diferentes actores como Asamblea Legislativa, órganos reguladores y bancos, que avancemos, a mí me urge que esto avance. Yo espero que estén todas las piezas de este rompecabezas armadas antes de que finalice el año.

Uno de los requisitos del plan de salvamento es que las personas no puedan endeudarse hasta que hayan pagado la mitad del crédito refundido.
Uno de los requisitos del plan de salvamento es que las personas no puedan endeudarse hasta que hayan pagado la mitad del crédito refundido.

- ¿Mientras debo ir recolectando papeles para que me hagan el estudio de deudas?

Las personas deben estar bien documentadas, cuáles son sus deudas y su ingreso en la Caja. Pueden ir recopilando esa información, el estado de cuenta de sus tarjetas de crédito, préstamos o si tiene una deuda con una tienda de electrodomésticos.

7 años pasaron y la deuda de los ticos se duplicó

Queremos avanzar ya, la otra es decirle a los bancos que esperen a que esté el proyecto del CIC, pero le fallaríamos a la gente que diría “actúen ya”.

- Muchos han tocado puertas de bancos para pedir readecuaciones y se las han negado, ¿esto es borrón y cuenta nueva para ellos?

Esto es para que a la gente que se le ha venido diciendo que no califica, tenga una opción para que le digan sí. Hoy un programa normal le puede consolidar las deudas, pero no lo obliga a recibir educación financiera o a no endeudarse más. Este programa tiene condiciones, la gente deberá disciplinarse, pero con la ventaja de que logrará mayor liquidez (plata que le queda libre).

“Siempre pagará sus deudas, no estamos alcahueteando a nadie, pero con mejores condiciones”, Carlos Alvarado, presidente de la República.

- ¿Cómo van a controlar que la gente que se apunte a este programa no se endeude en sectores informales, como con los prestamistas?

Para eso está el tema del CIC (Centro de Información Crediticia). Hoy este sistema solo ve lo que está bajo supervisión, pero con el proyecto de ley se amplía y mete el componente de la tasa de usura, la cual aplicará para todos, aunque sea un prestamista informal. Si yo logro determinar que alguien está prestando a una tasa de interés por encima de la que determine el Banco Central, sea tarjeta de crédito o una garrotera, se puede perseguir penalmente. El vacío que ahora enfrentamos es que esa tasa no está determinada aún, pero esto es una solución integral.

“Es el interés de todos sanear el bolsillo de los costarricenses, estamos hasta el cuello”, Carlos Alvarado, presidente de la República.

- Con el programa se baja la cuota, pero se amplía el plazo hasta a 20 años. Esto implica que se aten a deudas mucho más largas...

Tenemos que verlo de acuerdo a la situación de las personas ahora. Esto es para la consolidación de todo tipo de deudas, no solo de tarjetas o electrodomésticos, también pueden ser de vivienda o personal. Al liberar liquidez permite que la gente haga otro tipo de cosas, pero ahí dependerá de sus decisiones. Podrá ahorrar para abonar a su deuda o tendrá dinero disponible para hacer una inversión.

Una jefa de hogar podría comprar una maquina de coser y vender ropa para generar ingresos, o procurar la educación de sus hijos o una capacitación para tener más ingresos.

- ¿Cómo se llevará el programa de Educación Financiera? La gente trabaja, le puede costar estar tres años en eso.

Cada banco deberá elaborar su programa. Sí, se deben adecuar a la realidad de la gente, no le van a decir que venga el lunes a las 9 de la mañana. Pero también se debe cumplir.

Esta situación ha demostrado que en Costa Rica no tenemos cultura del crédito, hay personas que creen que si pagan la cuota mínima de una tarjeta están bien, pero cuando ven la deuda y los intereses se asombran. Uno no debería endeudarse más del 40% de lo que recibe y ahorrar al menos el 10%, tener una buchaquita en caso de emergencia.

- ¿Qué tipo de multa se le aplicará si no cumple el plan?

Eso dependerá de cada banco, nosotros pondremos los lineamientos y ellos harán sus programas y competirán por los clientes.

- ¿Usted alguna vez enfrentó una crisis financiera?

Sí he tenido compromisos y sé lo que es tallarse la faja.

- ¿Qué tuvo que hacer para salir de eso?

Tuve que vender cosas, incluso me tocó, por ejemplo, reprogramar el calentador de agua o comprar un tendedero. A veces parece fácil tener una máquina secadora de ropa, pero eso consume muchísima corriente, entonces mejor secar la ropa en tendedero. Y ahora prefiero pagar al contado para no tener esas congojas, que a uno lo afectan hasta emocionalmente.

En el anuncio del plan de salvamento participaron el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero; el presidente de República, Carlos Alvarado; y la ministra de Planificación, Pilar Garrido. Foto: Alonso Tenorio
En el anuncio del plan de salvamento participaron el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero; el presidente de República, Carlos Alvarado; y la ministra de Planificación, Pilar Garrido. Foto: Alonso Tenorio