Nacional

Ciclista sobre memes: “Cleteros de corazón moriremos sentados en la bici”

Reapertura de bares para este viernes sirvió para vacilar a los pedaleros de la pandemia

Escuchar este artículo

El ingenio tico no se hizo esperar con el anuncio de la reapertura de los bares que hizo el Gobierno este lunes y comenzaron a brotar los memes que esta vez enfilaron sus baterías hacia los ciclistas.

Y es que pandemia además de una fuerte crisis económica desató la pasión por el ciclismo en muchos ticos que antes ni a la pulpe iban en bicicleta.

Durante estos meses se agotaron las bicicletas en los ciclos y hasta hubo polémica porque muchos nuevos deportitas rompen las burbujas sociales con tal de poner a rodar su nueva pasión.

Pero como en La Teja somos justos buscamos a cleteros para que se defiendan ante la vacilada.

Uno de ellos fue Luis Fernando Flores, quien tiene más de 40 años de ser un fiebre de volar pedal y nos dijo el sentir de él y varios de sus compas “Cleteros de corazón moriremos sentados en la bici”.

“Esos memes aplicarán para los que tienen los siete meses de esta pandemia de andar en bici y para los mejengueros de básquet o fútbol que como están cerradas las canchas decidieron comprarse una cleta para hacer ejercicio por mientras. Serían para los vagos que lo agarraron como moda”, dijo Flores.

Agregó que la bici para él es su terapia, su sicólogo, su médico general y hasta su catarsis entre otras cosas y que por eso no la cambiaría por nada.

Justamente, los memes que circulan desde este lunes hacen alusión a eso, que más de uno dejará empeñada la bici porque la usaba como excusa para salir de casa mientras estaban cerrados los bares.

De hecho, todos los entrevistados coincidieron en que esos mejengueros que han tenido que improvisar para mantenerse en forma y compartir socialmente, son los que acostumbraban después de la mejenga tirarse el tercer tiempo en un bar y que a ellos es a los que pueden referirse los memes.

Fama de irresponsables

El que a mediados de mayo el ministro de Salud Daniel Salas, les jalara las orejas a varios grupos de ciclistas que estaban apelotados en Orosi de Cartago y otros sectores del país, según denuncias de los vecinos preocupados, hizo que los cleteros ganaran fama de irresponsables. Sin embargo, los que siempre han practicado esta disciplina salieron a defenderse de que ellos no irrespetaban sus burbujas y que siempre mantienen la distancia.

Para esas fechas también la Policía de Tránsito se lanzó a las autopistas a decomisarles los caballos de aluminio a quienes circulaban por ellas, lo cual sí está prohibido por ley como una medida para hacerlos cumplir y hasta se les advirtió que se les aplicaría una multa de ¢450.000.

Otro fiebrazo que piensa parecido es Luis Enrique Ortega, vecino de Paraíso de Cartago, para quien los que andan en cleta ahora muchos eran exmejengueros que buscaron algo más.

"Para mí esos memes son un choteo más del tico porque ciertamente sí se ven más ciclistas en las calles que antes, pero los que lo hacemos desde antes de la pandemia, vamos a seguir haciéndolo ahora que abrirán los bares.

Ortega dijo también que conoce a más de uno de esos, pero que también, el que es bueno para los tamarindos, no necesita ir a un bar, en cualquier parte se los echa.

“Lo que me preocupa es la posibilidad del aumento de contagios que se podría dar con la apertura de bares este 9 de octubre.

"La gente con tragos adentro se olvida de cuidarse, luego su recorrido de regreso a casa en el bus, expone a su familia. O si lo hace en carro, aumenta el riesgo de accidentes de tránsito. Las medidas actuales han ayudado mucho y ahora peligran”, agregó el paraiseño.

Vacilón

Le consultamos a José Francisco Quesada, presidente de la Asociación de Bares, Restaurantes y Afines (Asobarest) sobre si veía posibilidades de que sus afiliados aceptaran las cletas como pago y solo se rió.

“Como todo meme uno lo toma como vacilón y con agrado, hay que tomarlo por el lado positivo”, dijo muerto de risa Quesada.

Johnny López, gerente de ventas del ciclo San Nicolás, en Cartago, dijo que Tiquicia es un país en el que a todo le sacamos un chiste y es parte del vacilón.

“Mucha gente empezó a hacer ejercicio a raíz de este confinamiento y eso ha traído cosas muy positivas. A los que les gusta ir a un bar, es otro tipo de distracción presente. Además, muchos que compraron bici han notado el ahorro de tiempo y dinero en pases, además ganan en salud, esos no creo que la empeñen", afirmó López.

Este cletero envió un mensaje final, si toma, no maneje... en bicicleta.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.