Rocío Sandí, Karen Fernández.8 febrero

Santiago Solano Fallas tiene 11 años y sueña con ser abogado y desde ahora, a este edad tan temprana, sabe que para lograrlo debe estudiar bastante y que la pandemia de covid-19 no puede ser una barrera.

Este lunes fue el primer estudiante en llegar a la escuela Manuel Ortuño Boutin, en San Rafael Arriba de Desamparados. A las 6:30 a. m. ya estaba con su mamá haciendo fila en el portón en el primer día de regreso a clases presenciales desde el 16 de marzo del 2020, cuando se suspendieron.

El Ministerio de Educación informó que 1.196.152 de estudiantes de escuelas y colegios regresaron este lunes a clases, pero no todos a las aulas.

Santi cuenta que, como muchos, extrañaba la escuela. “Me costó dormirme ayer (el domingo) porque tenía muchas ganas de que amaneciera para venir. Yo quisiera que todo esto de la pandemia pasara pronto para poder ver a todos mis compañeros porque ahorita no va a ser igual”, dijo.

“Tengo un amigo que no quiere entrar a la escuela porque tiene miedo de contagiarse y yo le dije: ‘si usted quiere ser alguien en la vida tiene que estudiar, pero él dice que no porque después se contagia de coronavirus y se muere”, añadió.

En la escuela Manuel Ortuño Boutin respetaron el distanciamiento mientras esperaban la entrada. Foto: Rocío Sandí.
En la escuela Manuel Ortuño Boutin respetaron el distanciamiento mientras esperaban la entrada. Foto: Rocío Sandí.

Pese a lo que le dice su amigo, Santiago no vio problema en volver a la escuela. En su casa le explicaron cómo usar la mascarilla, que debe lavarse las manos a cada rato y mantener siempre una buena distancia de quienes lo rodean.

María Antonieta Fallas, su mamá, nos dijo que ella aún sentía algo de temor por dejar a su hijo en la escuela, pero entendía la necesidad de que él se acostumbrara a la nueva normalidad.

“No deja uno de pensar en los contagios y en todo eso, pero es que la educación es muy importante y no es lo mismo que esté en la casa a que venga y escuche la explicación en vivo y pueda hacer preguntas si no entiende algo. En la casa le hemos hablado de la importancia de cuidarse y sé que en la escuela, la maestra estará pendiente de que él y los compañeros respeten las medidas sanitarias”, dijo.

Mucha ilusión

Danna Valverde también empezó este lunes su quinto grado y lo hizo con mucha ilusión. Ella puso el domingo en la noche el despertador para levantarse este lunes a las 5 de la mañana. Por nada del mundo quería llegar tarde a su primer día de clases.

Danna Valverde puso el despertador a las 5 a. m. porque no quería llegar tarde a la escuela. Foto: Rocío Sandí.
Danna Valverde puso el despertador a las 5 a. m. porque no quería llegar tarde a la escuela. Foto: Rocío Sandí.

“Estoy feliz de entrar a clases, pero con un poco de miedo porque me cambiaron de escuela y no conozco a nadie, pero sé que puedo hacer nuevo amigos”, dijo emocionada.

Marisela Alfato, su mamá, llegó a dejarla en compañía de sus hijos menores: Juan Pablo Suárez, quien en los próximos días entrará también a clases y Héctor, de meses.

“Me tocó levantarlos a todos temprano para venir a la escuela por ser el primer día. Ya después Danna va a venir en microbús. Es importante que los niños vengan a clases, poco a poco hay que ir retomado las cosas y adaptarnos a la realidad que estamos viviendo”, dijo la mamá.

Situaciones parecidas se vivieron en la Vieja Metrópoli, donde el frío y la bruma característicos parecían darles la bienvenida a los estudiantes a las aulas.

En la escuela de La Pitahaya regresaron a clases los alumnos de quinto. Foto: Cortesía.
En la escuela de La Pitahaya regresaron a clases los alumnos de quinto. Foto: Cortesía.

La Teja estuvo presente en el Centro Educativo La Pitahaya y comprobó el cumplimiento de los protocolos de salud en el regreso de los chiquitos a los salones de clases.

Dos de esos niños fueron Abraham Rodríguez Cárdenas y Stephanie Morales, ambos de quinto grado, único nivel que se incorporó a las lecciones este lunes en dicha escuela.

“Estamos a la expectativa, esperando poco a poco que vayamos retornando a la normalidad”, comentó Juan Carlos Rodríguez, papá de Abraham.

Don Juan Carlos agregó que de momento les habían comunicado que deberán asistir lunes y jueves cerca de tres horas a clases presenciales y que los restantes días será de manera virtual.

En el Colegio Técnico de Purral los estudiantes recibieron al presidente Carlos Alvarado guardando la distancia. Foto: José Cordero.
En el Colegio Técnico de Purral los estudiantes recibieron al presidente Carlos Alvarado guardando la distancia. Foto: José Cordero.

“Estoy muy emocionado, tenemos (los niños) que estar en la escuela porque nuestra obligación es estudiar”, compartió Abraham.

Por su parte, Evelyn Porras, madre de Stephanie, nos dijo que ella tenía entre susto y alegría por el regreso a clases de su hija.

“Este es un virus invisible, puede que alguien lo tenga y no tenga síntomas, pero primero Dios, confiamos en que nada va a pasar”, agregó doña Evelyn.

La escolar admitió sentirse nerviosa, pero también feliz por el regreso a clases y por ver de nuevo a sus compañeros.

En la escuela Jesús Jiménez, de Cartago, entraron los quinto y sextos y respetaron los protocolos. Foto: Rafael Pacheco.
En la escuela Jesús Jiménez, de Cartago, entraron los quinto y sextos y respetaron los protocolos. Foto: Rafael Pacheco.
De a poquitos

El director del centro educativo brumoso, Esteban Marín, salió a recibir a los estudiantes antes de su ingreso a la institución mientras hacían fila junto a sus padres en las afueras de la escuela y guardando la distancia. Allí les recordó las reglas a seguir, como el uso de la mascarilla y el lavado de manos.

Marín explicó que debieron dividir las secciones en subgrupos de 12 estudiantes para cumplir con el distanciamiento de 1,8 metros entre pupitres. Por eso este lunes solo fueron los estudiantes de quinto grado. Este martes les corresponderá el turno a los de sexto.

Los niveles inferiores --de kínder a tercer grado-- continuarán con las clases virtuales.

El alcohol gel fue uno de los titulares en todos los centros educativos. Foto: Rafael Pacheco.
El alcohol gel fue uno de los titulares en todos los centros educativos. Foto: Rafael Pacheco.

Como dijimos, no todos los estudiantes volvieron a las aulas. Muchos papás prefieren apoyar a sus hijos para que reciban clases en casa, temen que se contagien de covid-19.

Además, según lo ordenado por las autoridades de Educación, los primeros en volver a los centros educativos son los escolares de quinto y sexto grado y los colegiales de cuarto y quinto años; los demás niveles lo irán haciendo en los próximos días y semanas.

Las escuelas y los colegios se apegaron a los protocolos y todos tenía instalados lavamanos en la entrada, donde esperaba alguien que les tomaba la temperatura y además estaba pilas para que se respetara la distancia.

Este curso lectivo estará lleno de retos ya que como parte de las medidas sanitarias, los profesores deberán alternar las clases presenciales con las virtuales y además de cubrir el temario de este 2021, tendrán que ponerse al día con los temas que no se vieron a fondo el año pasado.

El presidente hizo un llamado para que los papás confíen y manden a sus hijos a estudiar. Foto: José Cordero.
El presidente hizo un llamado para que los papás confíen y manden a sus hijos a estudiar. Foto: José Cordero.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, visitó este lunes al Colegio Técnico Profesional de Purral, en Goicoechea. Después de cumplir con todos los pasos del protocolo de salud participó en un acto cívico con más de 60 estudiantes. La actividad se hizo en un espacio abierto y cada quien respetó la distancia de 1,8 metros.

“Este regreso seguro a clases, con todos los protocolos sanitarios requeridos y con una modalidad de educación combinada, es parte de nuestro compromiso por luchar por una educación de calidad para todas las personas, sin distinción, en todo el país. Creemos en el derecho a la educación y creemos que debemos seguir adelante de la mejor manera posible”, dijo el mandatario.

Las medidas sanitarias fueron acatadas al pie de la letra. Foto: Rafael Pacheco.
Las medidas sanitarias fueron acatadas al pie de la letra. Foto: Rafael Pacheco.