Nacional

Pilar Cisneros: “Soy populista y Rodrigo Chaves también”

La periodista y diputada cuenta cómo ha sido su experiencia como política estos meses

Escuchar este artículo

Con 77% de apoyo, la diputada del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), Pilar Cisneros, se posicionó como la política más popular de Costa Rica, según un estudio hecho por la empresa encuestadora Cid Gallup, por eso La Teja conversó con la también periodista sobre su nueva faceta y esto fue lo que nos contó.

-¿Qué ha tenido que cambiar Pilar Cisneros para adaptarse a la vida política?

-Todo. Para mí es un cambio total de chip. Imagínese el papel de un periodista investigando, cuestionando, analizando, criticando a ahora tener un papel de facilitadora de los proyectos y de los intereses del Gobierno para sacar el país adelante. Ahora más bien tengo que asumir un papel conciliador, de conversar con los diferentes grupos políticos y tratar de obtener un justo medio para que las cosas salgan. El rol es absolutamente diferente.

-¿Qué tanto ha tenido que estudiar para hacer frente a su nuevo rol político?

-¡He estudiado y trabajo como usted no se imagina! Llego a la Asamblea a las 6:00 a.m. para poder estudiar, y analizar todo. El trabajo de la Asamblea Legislativa, si uno se lo toma en serio, es realmente brutal. La cantidad de comisiones y temas que tiene que manejar y dominar... La cantidad de proyectos de ley que hay que leerse, aprenderse el reglamento de la Asamblea -que hay que conocérselo al dedillo- y es complicadísimo. Los periodistas estamos acostumbrados a tomar decisiones y aquí hay que valerse de asesores.

-¿Lee todos los proyectos antes de firmar su apoyo o hace excepciones?

-No, jamás. Pilar Cisneros no firma nada que no haya leído y entendido, que no me haya convencido que realmente es bueno para el país. Yo no tengo ningún interés en ser la diputada que más proyectos de ley presentó. Si yo presento uno o dos proyectos en cuatro años, pero que tengan una incidencia sobre la calidad de vida de la gente, me siento absolutamente feliz. He tomado la decisión consciente de que no quiero ser una fábrica de leyes, ni ganarme la medalla por ser la diputada que más leyes presenta.

-¿Cómo ha sido su relación con políticos con los que antes era más confrontativa, como Rodrigo Arias, con quien más de una vez se enfrentó ante las cámaras?

-Pilar Cisneros siempre ha sido como un trapo rojo para todos los partidos políticos tradicionales, porque siempre los tuve en la lupa, los critiqué y los expuse. Ahora cambió el rol, siendo diputada oficialista, debo tratar de convencer a los demás diputados de qué es lo mejor y porqué lo es. Conciliar argumentos, ceder a veces, el gran reto es que las cosas se hagan y se aprueben las leyes. Eso lo obliga a uno a tratar de tener una relación cordial con todos los diputados, vengan del partido que vengan.

-¿Le habla al oído al presidente?

-Sí, tengo una relación cercana con el señor presidente.

-¿Le ha dicho algo sobre el tono confrontativo que tiene con cierto sector de la prensa?

-Rodrigo Chaves tiene un carácter muy franco, abierto y de decir las cosas como son. Es como un ciudadano común que no está acostumbrado a ser políticamente correcto, eso se refleja en su manera de tratar a la prensa y otros sectores. Es su manera de ser y es una personalidad diferente, y siendo el presidente, hay que vivir con eso.

-¿Tiene redes sociales?

-No. Uso WhatsApp, y abrí un Facebook como diputada y me ayuda un hijo a manejarlo, aunque yo sí genero el contenido. De ninguna manera abriré otras, algunas redes sociales las considero que son veneno, una crítica mordaz, irrespetuosa, con el hígado y ya mi vida es suficientemente complicada como para complicármela más.

-¿Qué opina sobre las críticas de quienes dicen que usted es populista?

-Sí, definitivamente lo soy y Rodrigo Chaves también. Según el significado de populismo en el diccionario “Tendencia política que pretende atraer a las clases populares”. Me encanta, no sé qué le ven de pecado en eso. Nosotros estamos tratando de imponer, cada uno desde su lugar, un Gobierno dirigido a las clases populares. Me interesa legislar para la comunidad.

-¿Qué ha sido lo más difícil de esta nueva etapa de su vida?

-Si me da a escoger entre el periodismo y la política, me quedo mil veces con el periodismo. La política es difícil porque uno puede tener objetivos muy claros de lo que quiere hacer y a dónde quiere llegar pero el camino en la política es incierto, usted depende de otros actores políticos que no necesariamente están en la misma sintonía suya. Es bastante difícil trabajar así, sin certezas.

-¿Es Pilar Cisneros la principal gestora de la llegada de Rodrigo Chaves a la presidencia de la República? Y también su principal crítica?

-Soy una convencida de que Rodrigo Chaves es una excelente persona, y tiene una preparación privilegiada para sacar adelante el país. Desde que lo conocí, lo intuí y por eso lo apoyé. Tenemos una relación muy franca y abierta y sí me siento capaz y lo hecho muchas veces, de hacerle críticas y él a mí.

-¿Qué rasgos del periodismo le han servido para ejercer su función desde su curul?

-La curiosidad innata por saber cómo es, por qué, cómo funciona. La necesidad de leer, de investigar, de entender. La capacidad que tenemos los periodistas de estar sintonizados con mil cosas a la vez. En la Asamblea Legislativa usted puede estar promoviendo una ley sobre minería, mañana sobre educación, etc. Es un universo igual de amplio que el periodismo, eso me ha ayudado un montón. Las jornadas de 12 y 14 horas de trabajo no me asustan.

-Como periodista ¿comparte la línea del Gobierno con la prensa?

-Alguna gente me critica, sobre todo los colegas y me dicen que como periodista debería entender que el periodismo tiene que tener una posición crítica. Por supuesto que lo entiendo, lo apoyo y lo respaldo, así fue como ejercí el periodismo durante 40 años. Jamás lo voy a criticar ni pretender que la prensa sea complaciente, pero deben tener equidad.

-¿Cómo toma esa designación como la política más popular de Costa Rica?

-No creo ser la política más popular. Creo ser una persona popular, aquí estoy jalando mi posicionamiento como periodista. Puede que sea una conocida política ahora, pero ese conocimiento de la gente es por mi labor como periodista. Eso no significa nada, porque no está reflejando la realidad. Dentro de cuatro años la gente podrá decir si fui una buena diputada o no.

-¿Siente más compromiso ahora con dicha designación?

-Siento una enorme responsabilidad porque creo que si llegamos diez diputados fue porque la gente me conocía, confiaba en mí. Cree que voy a cumplir con lo que prometí. Y como no soy política tradicional voy a hacer un esfuerzo enorme por hacer bien mi trabajo y quedarle bien a la gente. Siento un gran peso en la espalda para devolverle a la gente esa confianza.

-¿Ha sufrido alguna decepción de la línea del Gobierno de estos meses?

-Una de las cosas que se criticó mucho, pero que luego la gente entendió, es el aumento de salario de los ministros. Pero, yo no me podía oponer y considero que es válida la medida porque no se puede conseguir un buen ministro, con tanta responsabilidad legal, por un salario de ¢1.300.000.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.