Karen Fernández.13 agosto, 2018

Dos niños de 10 y 11 años, vecinos de Turrialba y San Carlos, permanecieron internados con respirador artificial un mes en el Hospital de Niños, debido a las lesiones en las vías respiratorias que sufrieron mientras preparaban en la casa sus proyectos para la feria científica de la escuela.

Cuando su hijo esté haciendo su próximo proyecto científico asegúrese de que no use ningún químico que ponga en riesgo su seguridad. Foto: Shutterstock
Cuando su hijo esté haciendo su próximo proyecto científico asegúrese de que no use ningún químico que ponga en riesgo su seguridad. Foto: Shutterstock

Los escolares presentaron quemaduras en la cara, pecho y brazos por la manipulación de fuego y alcohol, por lo que debieron estar internados en Cuidados Intensivos.

Estos casos encendieron las alarmas del Ministerio de Educación Pública (MEP), el Hospital Nacional de Niños y el Benemérito Cuerpo de Bomberos, quienes lanzaron una campaña para prevenir a los padres y a los maestros sobre la importancia de supervisar a los niños y no permitirles que usen sustancias inflamables o corrosivas que pongan en riesgo la integridad de los menores.

“Queremos crear consciencia en la población sobre la prevención de quemaduras que se puedan presentar en el desarrollo de proyectos de ferias científicas a raíz de los dos casos más recientes que se presentaron”, explicó el doctor Carlos Jiménez, subdirector del Hospital Nacional de Niños.

El hospital quiere insistir en la necesidad que tanto los padres de familia y educadores que participen de este tipo de proyectos, supervisen a los estudiantes en todo momento y les exijan el uso de utensilios de protección y eviten que usen químicos que pueden producir quemaduras graves, e incluso, hasta la muerte.

Afortunadamente ningún niño ha muerto por esta causa, pero el incremento de casos, que era de uno al año en promedio, ya se duplicó este 2018 por lo que se propusieron la meta de mantener las cifras en cero a partir de ahora.

400 son los casos de niños quemados que atiende el hospital al año.

“Nuestra misión no solo es tratar las quemaduras cuando se producen, sino prevenirlas. Además, los niños no solo vienen en la etapa aguda, sino que son acompañados en el proceso de rehabilitación que puede tomar hasta dos años y que trabaja en disminuir el impacto en su calidad de vida, en su autoimagen y su autoaceptación, además de la reinserción escolar” indicó la doctora Cinthia Mora, Jefa de Cirugía Reconstructiva del Hospital de Niños.

“Una quemadura no es un accidente, es falta de prevención”, Cinthia Mora, Jefa de cirugía reconstructiva del Hospital de Niños
MEP recuerda manual a los padres y maestros

Anabelle Venegas, jefa de área de I y II ciclo del MEP, asegura que el ministerio también es responsable en velar por la seguridad de los estudiantes.

“La feria científica es un espacio importante en el desarrollo de las habilidades cognitivas, el desarrollo del pensamiento lógico y científico de los menores a fin de que experimenten y se cuestionen. Desde el MEP en la coordinación de la comisión encargada de la feria científica se han creado los protocolos que nos llevan a la conformación de un comité en cada etapa, para asegurar que nuestros estudiantes tengan la integridad física que corresponde. Por eso recordamos el mismo mediante una circular", explicó Venegas.

Además, durante la realización de las ferias científicas las escuelas y colegios deben de contar con la presencia de la Cruz Roja, bomberos y Fuerza Pública que brinden apoyo durante la misma.

Dependiendo del grado de quemaduras y el área que abarcan, la rehabilitación física y psicológica puede tardar unos dos años. Foto: Shutterstock
Dependiendo del grado de quemaduras y el área que abarcan, la rehabilitación física y psicológica puede tardar unos dos años. Foto: Shutterstock

Por su parte Nelson Campos, coordinador de Ferias Científicas del MEP recordó que en el manual que rige estos proyectos se prohíbe el uso de sustancias corrosivas, inflamables y se exige que siempre haya un adulto supervisando al niño.

“No se permite para ningún proyecto o feria utilizar venenos, drogas, sustancias peligrosas, armas de fuego, municiones o explosivos, así como realizar demostraciones o experimentos con reacciones químicas peligrosas o cualquier actividad que pueda causar un incendio”, dice el manual del programa nacional de ferias científicas en el apartado 7,2.

Campos añadió que actualmente los niños se meten a Intenet a buscar demostraciones de proyectos; sin embargo, muchas de videos no siguen ninguna medida de seguridad, por eso, reitera la necesidad de que siempre haya un adulto a su lado.

De vuelta a la escuela

Algunos niños pueden ser crueles, por eso el área de trabajo social de la Unidad de Quemados del Hospital de Niños va a las escuelas a las que asisten los menores quemados antes de que estos regresen para preparar a los compañeritos sobre cómo podría volver el niño.

“Se les explica a los compañeritos lo que pasó, se les muestran fotos, materiales y se les aclaran las dudas que tengan. Algunos, incluso, entran en crisis y los ayudamos a disminuir la ansiedad. Esto para que el niño encuentre un ambiente acogedor al regresar a la escuela”, explicó Héctor Porras, trabajador social de la unidad de quemados del Hospital de Niños.

Porras aseguró que sin este tipo de apoyo, cabe la posibilidad de que sufran bullying al volver a clases.

¿Qué hacer si se quema?

La doctora Mora nos recuerda cómo actuar en caso de vernos ante un accidente por quemaduras con líquidos calientes en el siguiente video:

  • Enfriar la zona con agua del tubo por 15 minutos
  • Quítele toda la ropa al niño
  • Envuévalo en alguna manta limpia
  • Vaya al hospital para que lo valoren de inmediato.
  • Si es por fuego, el niño debe detenerse, tirarse al piso, rodar y luego enjuagarse y seguir los puntos anteriores.