Rocío Sandí.15 junio

Los dos accidentes de tránsito de busetas de estudiantes que se dieron la semana pasada ponen en duda si realmente los menores viajan a los centros educativos de forma segura.

El lunes 10 de junio uno de estos vehículos se quedó sin frenos en San Juan de Dios de Desamparados y se volcó. En el carro iban 11 chiquitos de escuela y solo una pequeña sufrió golpes leves.

vuelco de buseta en san juan de dios de desamparados
vuelco de buseta en san juan de dios de desamparados

El miércoles pasado se dio otro incidente en el que una buseta tuvo también problemas para frenar, se salió de la calle y cayó sobre una casa que estaba en un nivel más bajo que la carretera. El accidente se dio en Los Guido de Desamparados y por fortuna el chofer aún no había recogido a los estudiantes, por lo que viajaba solo; él resultó con un golpes leves.

El Consejo de Transporte Público (CTP) informó que en el caso del vehículo que se accidentó el lunes tenía todo los permisos al día, incluso el Riteve, el cual le vence en julio próximo.

La institución detalló que este será el último año esa buseta dará el servicio de transporte de estudiantes, ya que en diciembre cumple los 20 años de antigüedad, plazo máximo estipulado por la ley para que pueda ser usada en esas labores.

Sobre la micro que cayó el miércoles sobre la vivienda, el CTP detalló que tiene los permisos en orden, pero el Riteve se le venció en mayo.

“Este es un tema muy delicado y preocupante, siempre el transporte de personas requiere un estricto control y el de menores mucho más aún. Le estamos solicitando a Riteve que redoble esfuerzos en los controles de este tipo de vehículos”, expresó Manuel Vega, presidente ejecutivo del CTP.

Además, el jerarca hizo un llamado de atención para que los papás y los encargados de centros educativos estén al pendiente de que los buseteros estén respetando las normas de seguridad.

12/06/2019 Buseta cae sobre casa en Los Guido. Foto: Cortesía.
12/06/2019 Buseta cae sobre casa en Los Guido. Foto: Cortesía.

“Los directores de escuelas y colegios y los funcionarios del ministerio de Educación deben estar vigilantes a la hora de extender los contratos con este tipo de transportistas. Deben verificar que los permisos estén al día, que no suban más estudiantes de la cuenta a los vehículos y que tengan los cinturones en buen estado y los usen.

“Los papás no pueden entregarle un chiquito al transportista y dejar que él lo lleve como quiera, hemos encontrado casos donde van niños hasta de pie y eso no puede ser”, añadió.

El funcionario dijo que los encargados de los estudiantes deben verificar también que las pólizas de las busetas estén al día para que respondan en caso de cualquier emergencia.

No pasan Riteve a la primera

Las estadísticas de Riteve indican que más de la mitad de las 11.470 busetas de transporte de estudiantes que hay en el país no pasan la revisión en la primera inspección.

El motivo principal es que las llantas están muy gastadas; la segunda causa es el desequilibrio en el frenado (una llanta frena más que otra), en tercer lugar está el exceso de emisión de gases, y le siguen los problemas en resortes, soportes, amortiguadores y la suspensión.

12/06/2019 Buseta cayó sobre casa en Los Guido de Desamparados. Foto: José Cordero.
12/06/2019 Buseta cayó sobre casa en Los Guido de Desamparados. Foto: José Cordero.

Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve, asegura que ellos son bastante estrictos con este tipo de carros, incluso, les exigen ir a chequeo dos veces al año mientras que la mayoría de vehículos va solo una.

“A veces cuando las personas tienen accidentes en los que dicen que el vehículo no frenó, piensan exclusivamente en el tema de frenos y hay otros sistemas del carro que también tienen que ver con la frenada.

“Usted puede tener los frenos en perfecto estado, pero si el sistema de suspensión no funciona bien y las llantas no andan bien adheridas al suelo, o no están en buen estado, el efecto va a ser el mismo, puede que el carro no se detenga cuando se presione el freno”, explicó la vocera.

Ella dijo además que es responsabilidad de los dueños mantener los vehículos tal y como pasaron la revisión.

“Al igual que cualquier otro vehículo las busetas escolares tienen la obligación de mantener el carro con las condiciones que aprobaron. Hay casos en lo que hacen trampa y, por ejemplo, le ponen llantas nuevas al carro para que pase la inspección y luego se las quitan, eso genera un riesgo.

“En otros casos, no por intención pero si por descuido, alguna parte del carro se gasta o se daña por el uso constante y el propietario no la cambia y eso también es peligroso”, agregó.

Las autoridades le piden a los conductores que sean responsables y muy prudentes a la hora de transportar niños y que hagan revisiones constantes de los vehículos para evitar accidentes.

“Lo que llevan en las busetas no son plátanos, son niños y deben ir de forma segura”, Manuel Vega, presidente del CTP: