Rocío Sandí.25 julio, 2018

Los compañeros de cárcel de Juan José Palacios Rivera, el reo que se escapó el domingo del Hospital San Rafael de Alajuela, aseguran que él hablaba poco, pero cuando lo hacía contaba que estaba preocupado por la familia que tiene en Nicaragua, debido a la violenta situación política que vive ese país.

Palacios estaba internado en el centro médico porque necesitaba atención debido a una herida profunda que se había hecho en la mano derecha hace un mes, cuando escapó por primera vez.

Palacios descuenta dos condenas, una de tres años y ocho meses por un robo agravado y otra de ocho meses por un robo simple: Suministrada por Francisco Barrantes / Archivo.
Palacios descuenta dos condenas, una de tres años y ocho meses por un robo agravado y otra de ocho meses por un robo simple: Suministrada por Francisco Barrantes / Archivo.

El recluso pidió permiso para ir al baño y una vez ahí se subió al cielorraso, caminó unos metros, llegó a otro cubículo y huyó del hospi.

El escape se dio a eso de las 9 de la mañana. Debido a la herida que tenía Palacios en la mano los dos policías penitenciarios que lo custodiaban no podían ponerle las esposas ahí, por lo que se las ponían en los pies, sin embargo, cuando el reo pedía permiso para ir al baño se las quitaban.

Palacios descuenta dos condenas, una de tres años y ocho meses por robo agravado y otra de ocho meses por robo simple.

Pistas fallidas

Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, dijo que han tenido varias pistas fallidas acerca del paradero del prófugo.

“Hemos recibido muchos reportes de la gente que asegura haber visto al recluso en distintas partes del país, pero lo hemos descartado. El mismo día de la fuga nos dijeron que supuestamente lo habían visto en Jacó y días después lo han reportado también en Cartago, Heredia y otros lugares.

La Policía de Fronteras detuvo al recluso dos días después de la primera fuga. Foto: MSP.
La Policía de Fronteras detuvo al recluso dos días después de la primera fuga. Foto: MSP.

“Es normal que cuando se de una situación como esta la gente se preocupe y si ven una persona parecida a la que se esté buscando llamen a la Policía”, argumentó el jerarca.

Bertozzi dice que mantienen coordinación constante con las demás policías para que no aflojen en la búsqueda.

“Ayer (martes) en el Megaoperativo que se llevó a cabo, esa búsqueda fue uno de los objetivos, sin embargo no se logró dar con él.

“Hemos estado investigando el caso y como parte de eso hemos conversado con los privados de libertad de la cárcel del Virilla con los que Palacios se relacionaba y ellos nos dijeron que él decía que le preocupaba la situación de la familia en Nicaragua, sin embargo, es contradictorio que cuando se escapó la primera vez en lugar de intentar irse para Nicaragua fuera detenido en el sur del país”.

El primer escape del nicaragüense se dio el 29 de junio de la cárcel del Virilla, en San Rafael de Alajuela.

La Fuerza Pública está dando colaboración al ministerio de Justicia para dar con el reo. Foto: MSP.
La Fuerza Pública está dando colaboración al ministerio de Justicia para dar con el reo. Foto: MSP.

En esa ocasión aprovechó la confianza que le tenían las autoridades para evadir los controles de seguridad. El reo trabajaba como cocinero en el centro penitenciario y en un momento en el que estuvo sin vigilancia salió, hizo un hueco en una malla y huyó corriendo hacia el cañón del río Virilla.

La libertad le duró solo dos días, ya que el 2 de julio fue recapturado por oficiales de la Fuerza Pública a 50 metros de la zona limítrofe con Panamá. Fue arrestado mientras viajaba en un bus que salió de San José.

Desde que fue recapturado Palacios estuvo internado en el hospital alajuelense.

Si usted ve a Palacios no lo enfrente, ya que podría ser peligroso, lo que debe hacer es llamar al 911 o informar a la delegación policial más cercana.