Adrían Galeano Calvo.5 diciembre
La venezolana Carla Stefaniak tenía 36 años.
La venezolana Carla Stefaniak tenía 36 años.

La Policía Judicial confirmó este miércoles que el asesinato de Carla Stefaniak, la turista venezolana que estaba desaparecida desde la semana pasada, en apariencia se habría dado por una motivación de carácter sexual.

Así lo dio a conocer en conferencia de prensa Wálter Espinoza, director del OIJ, quien además indicó que el cuerpo de la joven fue identificado gracias a las huellas dactilares que fueron facilitadas por el FBI.

“En principio parece ser que el motivo tiene contenido sexual, por ahora Espinoza es el único sospechoso, señalo que seguimos investigando, el OIJ no ha descansando desde que se recibió la denuncia de la desaparición”, dijo Espinoza.

El director del OIJ indicó que de momento no se sabe si la mujer de 36 años fue retenida dentro de ese lugar, ya que lo único que tienen de momento es que se encontraron varios muestras de sangre dentro de la habitación en la que se estuvo quedando.

Brutal ataque

Franz Vega, jefe de Medicina Legal, indicó que aún están trabajando en la autopsia del cuerpo de la joven, el cual estaba en un avanzado estado de descomposición; sin embargo, indicó que no se puede precisar cuántos días tenía de fallecida.

En cuanto a una posible agresión sexual, Vega dijo que están realizando exámenes en el área genital para buscar algún tipo de lesión o fluido, pero por el avanzado estado de descomposición se ha complicado, por lo que lo resultados podrían tardar días.

En cuanto a la causa de muerte el médico dijo que se trató de una luxación entre la primera y segunda vértebra, es decir, el atacante le habría quebrado el cuello, posiblemente al hacerle un candado chino.

“El cuerpo tenía lesiones en la cabeza y equimosis (moretones) en piernas y brazos, además tenía heridas producidas con un cuchillo o arma filosa en la cara”, añadió Vega

El médico, además, indicó que el cuerpo fue encontrado semidesnudo y en apariencia estaba tapado con tierra.

Pruebas

La Policía Municipal de Escazú encontró este miércoles, en la zona montañosa cerca de donde ocurrió el crimen, algunos objetos que parecen ser de la joven asesinada.

Los oficiales lograron ubicar artículos de mujer y documentación en tres puntos distintos por lo que alertaron al OIJ para que se encargue de recoger las evidencias.

Por su parte, la Dirección General de Migración y Extranjería confirmó que esta no era la primera vez que el guarda que fue detenido como sospechoso entraba a Costa Rica, pues ya registraba dos ingresos al país, el primero el 21 de enero de 2012 (permaneció hasta el 29 de diciembre de forma ilegal) y luego el 11 de enero de 2013, en esa ocasión se quedó hasta el 26 de marzo de ese año.

Las autoridades indicaron que en apariencia el nicaragüense venía a Costa Rica para visitar a un menor de edad que sería hijo suyo.