Rocío Sandí.5 diciembre, 2018
Los agentes revisaron detalladamente la casa de la víctima. Foto: Albert Marín.
Los agentes revisaron detalladamente la casa de la víctima. Foto: Albert Marín.

Un joven llegó a la casa de un tío y al entrar lo encontró muerto en la sala.

Al parecer este miércoles nadie había visto a la víctima ni se habían podido comunicar con él, por lo que el allegado decidió ir a ver que pasaba.

El hallazgo se dio a eso del mediodía en Tirrases de Curridabat, en el barrio La Ponderosa.

El sobrino del hombre llamó de inmediato a la Cruz Roja y a la Fuerza Pública, pero cuando los paramédicos llegaron ya no había nada que hacer.

El OIJ identificó a la víctima como Franklin Ramírez Fonseca, de 39 años. Él tenía unas diez puñaladas en el pecho.

La víctima alquilaba la casa en la que fue hallado sin vida. Foto: Albert Marín.
La víctima alquilaba la casa en la que fue hallado sin vida. Foto: Albert Marín.

Algunos allegados contaron a la policía que este martes en la noche Ramírez estuvo compartiendo con varios conocidos en un bar y a eso de la medianoche se fue para la casa; esa fue la última vez que lo vieron con vida.

Según se supo, Franklin alquilaba la casa en la que fue hallado muerto y en apariencia vivía solo.

Muchas dudas

Larson Alemán, subdirector de la Fuerza Pública de San José, dijo que aún no se tiene claro el móvil del crimen.

“Cuando recibimos la alerta por medio del 911 llegamos al lugar y confirmamos que había un fallecido, después de eso se acordonó la escena y se llamó a los agentes judiciales para que ellos revisaran el lugar.

“No se tiene claro si se trató de un robo o de alguna otra cosa, pero pareciera que la víctima fue atacada con un arma punzocortante por las heridas que se le ven”, explicó el jefe policial.

Los oficiales hicieron entrevistas a familiares y vecino de la víctima. Foto: Alber Marín.
Los oficiales hicieron entrevistas a familiares y vecino de la víctima. Foto: Alber Marín.

Los investigadores del OIJ estuvieron varias horas en la vivienda buscando pistas que los lleven al asesino.

También hicieron entrevistas a los familiares y vecinos de Ramírez para saber si él había tenido problemas recientes con alguien o si había recibido amenazas de alguna persona.

Este miércoles a las 6 de la tarde aún no había personas detenidas por este caso.