Alejandra Portuguez Morales.10 octubre

Una cartulina color celeste con amenazas de muerte escritas a mano y con un marcador rojo, son parte de las pruebas que tiene el OIJ de San Ramón de Alajuela para resolver el asesinato de dos colombianos, cuyos cuerpos aparecieron en febrero y abril anterior a 800 metros uno del otro.

El mensaje fue hallado sobre el cuerpo del cafetero Juan Camilo Yepes Velásquez, la noche del martes 13 de febrero en la entrada a la planta hidroeléctrica en Santiago de San Ramón, sobre la carretera conocida como Jesús Cambronero que lleva hacia Esparza.

Este hombre era oriundo de Medellín, Colombia, tenía muchos años de vivir en suelo tico y breteaba como polaco. A las autoridades les llamó la atención que Yepes no vivía en San Ramón y la última dirección que registraba era en San Sebastián, San José.

Este fue el cartel que dejaron los asesinos del colombiano Juan Camilo Yepes Velasquez sobre su cuerpo en febrero anterior . Foto: OIJ
Este fue el cartel que dejaron los asesinos del colombiano Juan Camilo Yepes Velasquez sobre su cuerpo en febrero anterior . Foto: OIJ

A Yepes lo torturaron y lo mataron de dos balazos en la cabeza.

El rótulo dice: “Esto mismo le va a pasar a Mayi y Perlaza por ladrones de mercancía. Muerte a ratas”

Pablo Calvo, jefe del OIJ en San Ramón, dijo que hasta este momento no han logrado identificar quienes son Mayi y Perlaza.

“Dejaron un claro mensaje para que la persona que diera con el cuerpo pudiera causarse un impacto, así como al resto de la organización”, afirmó Calvo.

Segundo cuerpo

Dos meses después de ese hallazgo, el sábado 28 de abril, los judiciales tuvieron que levantar los restos de otro colombiano, a quien dejaron a escasos 800 metros de distancia del primer cadáver, esta vez se trató de Diego García Lemus, también fue torturado y asesinado de múltiples puñaladas.

“Estas dos muertes las estamos vinculando con un ajuste consecuencia del narcotráfico”, dijo el jefe del OIJ de San Ramón.

García, tampoco era de la zona, él vivía en Montelimar de Goicoechea.

"A Lemus lo alcanzaron unas personas que iban en dos carros, lo secuestraron y horas después llamaron a sus familiares en Cali, Colombia, les pidieron $2 millones (más de mil millones). Producto de esta situación la Unidad antisecuestros de Colombia nos contacta y se inicia la investigación, lastimosamente dos días después se encontró el cuerpo en Tres Vías de Cambronero”, explicó Calvo.

El colombiano Diego García Lemus fue hallado a 800 metros de distancia del cadáver de otro colombiano que encontraron en febrero anterior. Foto: Cortesía para LT
El colombiano Diego García Lemus fue hallado a 800 metros de distancia del cadáver de otro colombiano que encontraron en febrero anterior. Foto: Cortesía para LT

Las autoridades afirmaron que la familia de este último extranjero nunca pudo pagar esa gran cantidad de plata, trató de reunir plata, pero no lo consiguieron.

Si usted reconoce la letra del cartel o tiene información sobre los responsables del asesinato de los colombianos llame a la línea confidencial 800 8000 645, cualquier dato podría solucionar y dar con los responsables de estos homicidios.

El OIJ detuvo a un hombre de apellido Zúñiga, dos días después del hallazgo de García.