Rocío Sandí.5 diciembre
Ocho personas resultaron heridas en el accidente. Foto: Cortesía de Iris Rodríguez.
Ocho personas resultaron heridas en el accidente. Foto: Cortesía de Iris Rodríguez.

El chofer de un autobús perdió el control del chunche mientras transitaba por Concepción Abajo de Alajuelita y terminó “metido” dentro de una venta de pollo frito.

El accidente ocurrió este miércoles a las 3:05 de la tarde, frente a la plaza de deportes, específicamente en Pollo Apí.

Según informó el Cuerpo de Bomberos, el suceso dejó a ocho personas heridas, dos de ellas en condición delicada, cinco con golpes leves y uno con heridas de consideración.

Seis de los pacientes fueron trasladados a la clínica local, mientras que los dos que tenían lesiones de gravedad fueron llevados primero a la clínica Solón Núñez y después al hospital San Juan de Dios.

La Policía de Tránsito informó que al parecer el chofer tuvo problemas con los frenos del bus.

“El bus iba descontrolado y otro trató de pegarlo de ladito para frenarlo, pero no lo logró y al final terminó metido en la venta de pollo, gracias a Dios nadie murió”, contó una vecina que prefirió no decir su nombre.

El conductor quedó prensado entre las latas retorcidas del bus, por lo que fue necesario que los bomberos ayudaran a liberarlo.

Varios lugareños llegaron a ayudar a las personas heridas y los cuerpos de socorro no revelaron los nombres de los afectados.

Bus sin permiso

Manuel Villalobos, presidente del Consejo de Transporte Público (CTP), dijo que el bus que ocasionó el choque no tenía permiso para transitar por esa zona.

La unidad pertenece a la empresa 83 AB S.A., la cual está en alitas de cucaracha ya que hasta hace unos días ni siquiera tenía póliza contra accidentes. El chunche involucrado en el suceso no tiene la autorización para transitar por el cantón de Alajuelita, ya que solo lo debe hacer en la zona de Moravia.

La empresa de buses no tiene permiso para dar el servicio en Alajuelita. Foto: Cortesía.
La empresa de buses no tiene permiso para dar el servicio en Alajuelita. Foto: Cortesía.

"Dicha empresa fue denunciada penalmente por el CTP el pasado martes 4 de diciembre por presentar, al parecer, un documento falso de un supuesto arreglo de pago con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), ya que le adeuda ¢497.421.074.

“La compañía también incurrió en otras faltas, entre las que destaca, el uso de diez unidades con la revisión técnica vencida, uso de hasta seis vehículos sin inscripción, vencimiento de pólizas de seguros, unidades que incumplen con la Ley 7.600 y la falta de pago del canon del CTP en tres de los buses, incumplimiento de horarios y mal estado de las unidades”.

Villalobos dijo que ya están analizando otras opciones para que el servicio de transporte en Alajuelita se le dé a otra empresa.