Rocío Sandí.26 abril
Los oficiales están estrenando los aviones en las vigilancias de la frontera. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.
Los oficiales están estrenando los aviones en las vigilancias de la frontera. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.

Unos modernos miniaviones son las nuevas armas de las fuerzas policiales ticas para vigilar la frontera norte y evitar que indocumentados crucen de un país a otro por los puntos ciegos.

Se trata de unas aeronaves no tripuladas llamadas RPA y cuyas características ayudan un montón a los oficiales en las labores de seguridad.

Juan Luis Vargas, director del Servicio de Vigilancia Aérea, del Ministerio de Seguridad, contó que los drones llegaron a Costa Rica hace poco y forman parte de un proyecto conjunto con la embajada de los Estados Unidos.

"Tenemos unos ocho meses de estar en conversaciones con las autoridades estadounidenses sobre el tema y en enero pasado un grupo de capacitadores de ese país vino a Costa Rica para traer los aviones y enseñarles a nuestros pilotos a usarlos.

Los pilotos se capacitaron durante dos meses. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.
Los pilotos se capacitaron durante dos meses. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.

Las prácticas se extendieron por casi dos meses y se dieron en las instalaciones del Servicio de Vigilancia Aérea, en el aeropuerto Juan Santamaría, y en otras terminales aéreas del país.

Vargas dijo que los oficiales capacitados cumplen prácticamente con los mismos requisitos de un piloto de avión.

Gran alcance

Los oficiales ticos cuentan con 15 drones de estos. El jefe policial prefirió no especificar cuántos oficiales se capacitaron para volarlos ya que asegura que esos son datos de seguridad, pero sí detalló algunas de las características de los aparatos.

Los equipos de vuelo están integrados por dos pilotos cada uno. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.
Los equipos de vuelo están integrados por dos pilotos cada uno. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.

"Cada equipo está conformado por dos pilotos y tres RPA, uno de los pilotos se encarga de controlar el vuelo y el otro de manejar las cámaras por medio de una computadora. Se asignan tres aparatos porque hay misiones que duran varias horas, entonces debe usarse más de uno, o también por si alguno falla.

“Ellos alcanzan una altura de hasta diez mil pies (3.000 metros), dependiendo de las condiciones meteorológicas, pero casi nunca se usan a esa altura porque las cámaras no captan tan buenas imágenes como cuando vuelan más bajo”, explicó Vargas.

El oficial dijo también que estos chuzos pueden volar a una distancia de entre siete y diez kilómetros de donde están las personas que los controlan y la velocidad promedio es de 50 kilómetros por hora.

La embajada americana ya inició el proceso para donar los avioncitos. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.
La embajada americana ya inició el proceso para donar los avioncitos. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.

“Prácticamente estamos estrenando estas herramientas y han sido muy funcionales en los patrullajes en la frontera norte porque permite sobrevolar áreas extensas y ver dónde se requiere presencia policial.

"Eso hace que los oficiales no se desgasten más de la cuenta caminando de un lado para otro sin un motivo de peso y significa un ahorro de gasolina ya que los antes de enviar a una patrulla a algún lugar se puede verificar con un RPA si es necesario enviarla o no”, comentó Vargas.

Más chuzos

El director policial añade que la principal diferencia entre estos avioncitos y los drones de hélice es la autonomía, ya que los nuevos aparatos tienen una carga mucho mayor. Además, las cámaras que poseen estos son de muy buena resolución.

Vargas contó que los miniaviones aún son propiedad de las autoridades estadounidenses, pero están en trámites para que los donen a Costa Rica.

La Embajada Americana informó que el valor total del programa de drones es de un millón y medio de dólares (unos 855 millones de colones). Ese monto incluye quince chuzos en total, equipo relacionado y la capacitación.

Los pilotos se capacitaron durante dos meses para volar los avioncitos

Grandes esfuerzos

Todas las policías del país están haciendo grandes esfuerzos para hacer cumplir las medidas sanitarias ordenadas por el Gobierno debido a la emergencia nacional por el coronavirus.

Una de ellas es el cierre de fronteras por lo que los cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad, Migración y hasta el Organismo de Investigación Judicial mantienen operativos las 24 horas en los cordones fronterizos del norte y el sur.

Esas acciones han permitido detener a coyotes, inmigrantes ilegales, transportitas de drogas y hasta personas con órdenes de captura pendientes.

Entre los casos registrados esta semana esta la detención de un hombre de apellido Montoya, sospechoso de homicidio.

Él fue encontrado en un operativo realizado en isla Calero.

Además, en el cantón de La Cruz arrestaron a un sujeto de apellido Rivera, sospechoso de cometer abusos sexuales contra menores de edad y a un hombre apellidado Guevara, quien es buscado desde el 16 de abril por un hurto.

Entre la acciones de la policía para cuidar las fronteras están los constantes operativos en carretera, sobrevuelos, recorridos y hasta comunicaciones constantes por grupos de WhatsApp con líderes comunales que colaboran con la seguridad del país.
La carga de cada aparato puede durar hasta 90 minutos. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.
La carga de cada aparato puede durar hasta 90 minutos. Foto: Tomada de Twitter de Carlos Alvarado.