Karol Espinoza.17 marzo

Con 19 años, el lateral derecho Ian Smith no necesitó jugar en Alajuelense, Saprissa o Herediano para poder dar el paso al fútbol internacional y ser llamado a la Tricolor.

Smith, de 19 años, es el jugador más joven llamado a la Tricolor para los juegos en Escocia y Francia. Cortesía Ian Smith
Smith, de 19 años, es el jugador más joven llamado a la Tricolor para los juegos en Escocia y Francia. Cortesía Ian Smith

Desde junio del 2016 y luego de jugar el Mundial Infantil de Chile, el oriundo del barrio Copevigüa 2, en el centro de Guápiles, dio su primer paso al irse a préstamo al Hammarby de Suecia y luego regresó a la zona caribeña.

En diciembre pasado, se hizo el anuncio de su salida al Norrköping de Suecia, donde actualmente reside solo y como ha hecho las cosas tan bien, fue una de las sorpresas en la lista del técnico Óscar Ramírez para los amistosos del viernes 23 y martes 27 de marzo contra Escocia y Túnez, respectivamente.

Para conocer un poco del jugador más chamaco en esta convocatoria, contactamos a Smith, quien asegura que en tierras suecas aprendió a hacer oficio y a cocinar en y cuando no sabe algo, hace lo que aplicamos la mayoría de personas: pegarle una llamada a la mamá para que lo saque de la duda.

"Soy el único futbolista de la familia, mi papá jugó en algún momento, pero no profesionalmente. Soy hijo único por parte de mis papás, pero tengo hermanos por el lado de mi papá; son mayores que yo", Ian Smith, lateral derecho.

–¿Cómo se liga usted al Santos de Guápiles?

–Llegué a los 7 años, empecé en las escuelitas. Una vecina mía era la secretaria y un día, que yo estaba jugando en la cancha de mi barrio, me vio y le hizo la consulta a mis papás de por qué no me llevaban a la escuelita del Santos y ahí fue donde empezó todo.

–¿Qué es lo que le da el fútbol que le gusta tanto?

–No sé, desde pequeño siempre me llamó la atención, siempre prefería que me regalaran una bola, que un carro o una bicicleta. Entonces, no sé, creo que lo traigo desde pequeño.

–¿Cuánto le ayudó su paso por el Santos para estar ahora en Suecia? Especialmente porque no necesitó estar en Alajuelense, Saprissa o Herediano para poder jugar fuera del país...

Smith pasó del calor de Guápiles a entrenar en la nieve sueca. Cortesía Ian Smith.
Smith pasó del calor de Guápiles a entrenar en la nieve sueca. Cortesía Ian Smith.

–Gracias al Santos pude llegar a selecciones menores y ese paso fue clave, la exhibición internacional que nos da la selección es muy grande.

Gracias a Dios tuve la oportunidad de jugar un Mundial sub-17 y otro sub-20, eso ayuda bastante. Después del sub-20, llegué al Santos con la mentalidad de jugar, de ser regular en el torneo y así fue. También haber jugado la Concacaf ayudó porque le da mucha exposición a los jugadores y luego salió esta oportunidad en Suecia.

Creo que todos esos factores influyen mucho para poder salir del país y venir a jugar a Europa.

Es bueno que los jugadores se mentalicen que no necesitan llegar a un club grande del país para poder ir a jugar al exterior.

–¿En algún momento lo tentaron de Alajuelense, Saprissa o Herediano para jugar con ellos?

–Se manejaban ciertos rumores de que algunos de esos equipos sí tenían algún interés, pero al final no se llegó a nada concreto.

–¿Cómo ha sido la adaptación en Suecia?

–La adaptación ha sido bastante rápida, aquí vivo solo en un apartamento. Me ha tocado hacer todo: limpiar, cocinar; ahí cuando tengo alguna duda llamo a mi mamá para que me ayude.

La gente me ha recibido de buena forma y todo va marchando bien gracias a Dios.

–¿Cómo es el lugar donde vive, hace mucho frío estos días?

–Estoy en una ciudad llamada Norrköping, no es muy grande comparada con la capital. Es un lugar bonito, tranquilo, el clima está bastante frío, aunque ha ido mejorando.

Vivo del estadio cruzando la calle, todo es muy limpio, organizado; no hay problemas de nada.

–Si lo comparamos con Costa Rica, ¿es muy caro vivir en Suecia o anda parecido el tema de precios?

–Es similar, acá es un poquito más caro, pero los precios son similares.

–¿Cómo van las clases de sueco? Sabemos que el técnico le pidió que aprenda el idioma pese a que usted habla inglés.

–Bien, bien. Es un idioma complicado, pero ahí voy aprendiendo poco a poco.

"El técnico me exigió que aprenda sueco pese a que hablo inglés. Ahorita soy el único jugador del equipo que no habla el idioma y es importante, aunque sea, entenderlo un poco", Ian Smith, lateral derecho de la Tricolor.

–¿Cómo se tomó el llamado a la Selección, se lo esperaba o le llegó por sorpresa?

Ian cuenta que donde vive es muy tranquilo, seguro y limpio. Cortesía Ian Smith
Ian cuenta que donde vive es muy tranquilo, seguro y limpio. Cortesía Ian Smith

–Un llamado a la Selección es algo que uno siempre espera para lo que se prepara. Estoy contento, agradecido con Dios y ahora solo queda aprovechar estos dos partidos para que me sigan tomando en cuenta para próximas convocatorias.

–¿Qué fortalezas destaca en su juego y qué debe mejorar?

–Para mejorar siempre hay cosas, especialmente porque estoy joven. Creo que soy rápido, me gusta subir al ataque y creo que defiendo bien.

Es un chamaco
19 años tiene el jugador Ian Smith.

–¿Con quiénes de la Sele ya ha compartido?

–Con la Mayor había entrenado un par de veces, pero no he tenido la oportunidad de conocer a muchos de los jugadores de la Selección.

–Para terminar, ¿le tienen algún apodo?

–(Risas) Por el momento no tengo ningún apodo.

El lateral hizo su carrera en el Santos de Guápiles desde que era un niño. Fotografía José Cordero
El lateral hizo su carrera en el Santos de Guápiles desde que era un niño. Fotografía José Cordero