Karol Espinoza.26 agosto, 2018
La taquería se ubicará en el centro comercial Plaza Monteverde. Cortesía
La taquería se ubicará en el centro comercial Plaza Monteverde. Cortesía

Jonathan Moya por fin hará realidad el sueño que tuvo desde niño de compensarle todo el esfuerzo que hicieron sus papás para que él fuera futbolista y la próxima semana inaugurará una taquería en Monteverde de Puntarenas.

El goleador rojinegro estará presente en la apertura de la Taquería Moya, ubicada en el centro comercial Plaza Monteverde.

El manudo, único varón entre tres hermanas, acompañará a su mamá Damaris Aguilar y su papá Juan Moya, conocidos en la zona turística por los ricos tacos que prepara la señora y el ceviche que hace su progenitor.

"La idea es de hace bastante (tiempo), mis papás tenían la taquería desde que yo tenía 10 o 12 años, en frente de la plaza. El negocio iba bien, a la gente le gustaba muchos los tacos de mi mamá y el ceviche de mi papá, mi ilusión era jugar en primera, en el extranjero.

“Cuando empecé a jugar en primera, ella intentó poner la taquería en la casa, pero por un tema de espacio y comodidad no pudo seguir, aunque la clientela le preguntaba o le decía que la abriera", señaló Moya, quien llegó a la Liga esta temporada y ya suma cuatro goles.

Moya asegura que en su mente siempre estuvo poder devolverle a sus progenitores lo que hicieron por él, ya que siempre lo apoyaron en el sueño de ser futbolista y ahora que tiene más facilidades económicas está tratando de retribuirles el apoyo.

“Mi ilusión es ver a mis papás contentos y ,la verdad ,están muy ilusionados con el negocio. Espero en Dios que las cosas salgan bien para todos y especialmente para ellos”, Jonathan Moya, delantero de la Liga.

“El negocio no es tanto para mí, es algo que les quiero dar con mucho cariño para que tengan, que se sientan orgullosos, que tengan un negocito con más espacio, más comodidad. Que mi papá no se dedique tanto a la construcción que es un trabajo muy pesado; quiero darles un negocio más estable y pensando en el turismo que genera Monteverde”, explicó Jonathan, de 26 años.

De hecho, la taquería estará en el centro comercial Plaza Monteverde, donde hay supermercados, tiendas, restaurantes, consultorios médicos, entre otros.

Doña Damaris dice que a la taquería están invitados morados y manudos. Cortesía
Doña Damaris dice que a la taquería están invitados morados y manudos. Cortesía
Para todos hay amor

El negocio está en el primer piso del centro comercial, es el local número 25, con mesas elaboradas por el mismo papá de Moya y para que nadie se pelee de un lado tiene la chema que usó en Saprissa y del otro la de su actual casa, la Liga.

De hecho, doña Damaris, morada de hueso colorado, pero fiel al trabajo de su hijo, anunció que en el local son bienvenidos manudos y morados y no debe ser motivo para diferencias de ningún tipo.

“Jonathan jugó con los (dos) equipos, son bienvenidas las dos aficiones. Tengo como 15 años de vender tacos. Son tacos artesanales hechos en casa, las tortillas son de maíz, yo preparo la carne y a veces hacemos la mayonesa”, señaló doña Damaris.

Esta empunchada señora llevaba meses sin vender tacos porque debió pasarse de local y se fue a hacerlos en casa; sin embargo, Jonathan dijo que no, que ella merecía un lugar mejor y fue cuando surgió la idea de rentar este local.

Está jovencito
26 años tiene Jonathan Moya
“Yo lo apoyo grandemente y ahora que me regaló la camisa de la Liga, me la voy a poner con mucho orgullo”, Damaris Aguilar, mamá del delantero manudo Jonathan Moya.

“Él quería un negocio bonito, donde las personas que nos aprecian llegaran con más confort, tuvieran dónde sentarse, ya que en mi casa vendíamos solo tacos para llevar”, indicó doña Damaris.

La chema morada también luce en una pared, tal y como lo muestra doña Damaris y su nieta mayor, Jimena. Cortesía
La chema morada también luce en una pared, tal y como lo muestra doña Damaris y su nieta mayor, Jimena. Cortesía

El horario de Taquería Moya será de martes a domingo, de 10 de la mañana a 10 de la noche, y además de los papás del futbolista, trabajará una hermana del goleador.

El mismo jugador ha ido a trabajar en los días libres al local para que esté listo.

Junto a los ricos y famosos tacos, doña Damaris reveló que venderán bebidas frías, batidos, café, chocolate, repostería y un plato nuevo llamado “Pataburger Moya”, una hamburguesa con patacones en vez de pan.

Las mesas fueron fabricadas por don Juan Luis Moya, papá del manudo. Cortesía
Las mesas fueron fabricadas por don Juan Luis Moya, papá del manudo. Cortesía
Lo suyo son los goles
Moya se iba en las noches de Alajuela a Monteverder para trabajar en el día libre, junto a su papá, en el local comercial y tenerlo listo para la taquería. Rafael Pacheco
Moya se iba en las noches de Alajuela a Monteverder para trabajar en el día libre, junto a su papá, en el local comercial y tenerlo listo para la taquería. Rafael Pacheco

No nos podíamos quedar con las ganas de saber si Moya se apunta a hacer tacos, así que se lo preguntamos y contestó que no, incluso, su papá no le ha querido dar la receta del ceviche que prepara y del que en Monteverde se habla muy bien.

"Pero siempre que voy, cuando mi mamá tenía la taquería, le ayudaba a atender o servir y ahora me va a tocar también. Que mis papás, que son los expertos en eso, se encarguen de cocinar.

“La verdad que para mí, verlos contentos e ilusionados con un negocio propio me llena de orgullo y es devolverles, por lo menos, un poquito de lo mucho que me han dado, esperando en Dios que no sea el primer negocio, sino que me pueda brindar muchos más para ayudarlos a ellos”, finalizó el ojiverde.